Category Archives: Análisis de Entorno

LumpenII1
14 May 2016 Read more

La economía lumpen II: la inflación por decreto y el estado de excepción

El decreto de estado de excepción y emergencia.

El nuevo decreto de estado de excepción y emergencia económica, sumado al ajuste de precios de bienes de primera necesidad anunciados por el gobierno son complementarios. El gobierno requiere un estado de excepción y emergencia económica por las siguientes razones:

Primero, como recurso para seguir con el financiamiento del gasto púbico adicional mediante emisión de dinero inorgánico, con lo cual dispone de margen de maniobra política frente al descontento, anunciando asignaciones de gastos en favor de los más pobres, así no se tengan buenos resultados;

Segundo, si los anuncios no logran convencer y la inestabilidad se desborda en desórdenes públicos, poder recurrir a todos los medios disponibles de manera libre y sin control para ejercer una fuerte represión. En términos políticos las protestas organizadas afectan más al gobierno que los eventos anárquicos espontáneos.

En países que han sufrido crisis extremas lo que más ha preocupado a los gobiernos son las formas organizadas de protesta y más hoy en día con el poder de difusión de los medios y las redes sociales. Los posibles desbordes callejeros espontáneos pueden incluso servir como válvula de escape para las masas que deambulan por las calles en búsqueda de sustento, no son tenidas propiamente como un evento de protesta contra el gobierno, a las autoridades les es suficiente controlar un poco esos sucesos, incluso permitirlos de manera focal y racionada por momentos como se administra un corte eléctrico.

La inflación como decreto.

LumpenII1En este momento de aguda insuficiencia de capacidad para importar los ajustes de precios no tienen la correa de transmisión que permite compensar costos y producir, porque en toda la base productiva del país se requiere de componente importado para producir, para explicar con un ejemplo, la simple producción de botellas de agua potable, necesita de tapas y env

800px-Edict_on_Maximum_Prices_Diocletian_piece_in_Berlin

Edictum De Pretiis Rerum Venalium. By User:MatthiasKabel (Photographed by myself in Pergamonmuseum Berlin) via Wikimedia Commons

ases de plástico, hay materia prima (agua) pero no insumos (tapas y botellas), teniendo este país una supuesta ventaja comparativa para la producción de resinas plásticas, el problema es que hay un deterioro de la capacidad productiva del país, no solo por escasez de materias primas, sino de insumos, partes y piezas para asegurar la cadena de valor, muchos de ellos importados.

En economía desde antes del feudalismo, se conocen los efectos desastrosos de las regulaciones de precios y de costos, cita común en los salones de clases de las escuelas de economía es el relato histórico del desastre inflacionario provocado por Cayo Aurelio Valerio Diocleciano Augusto, con su famoso “Edictum De Pretiis Rerum Venalium” norma promulgada en el año 301, equivalente a las regulaciones de precios justos del Gobierno del Presidente Nicolás Maduro.

¿Qué hacer?

Pero a estas alturas, el nivel de complejidad y profundidad del caos económico en Venezuela es tan grande que no se resuelve con simples ajustes y liberaciones de costos, precios y salarios, es nuestra insistencia, es necesario un plan de reformas institucionales y económicas porque ya nuestro país por si solo no puede salir de la crisis, necesita recursos financieros de los mercados internacionales, para lo cual hay que ofrecer credibilidad y confianza. Parte de esa confianza y credibilidad está relacionada con el fortalecimiento institucional de la democracia.

Archivo de audio.

Ir a descargar

, , , ,

La economía lumpen I: aumentos de costos laborales en una situación de postración económica

Estamos frente a una política gubernamental de promoción de una economía “lumpen” [1], porque se profundiza la destrucción de la base productiva del país, mientras se decreta un aumento de salario mínimo y de cesta ticket, imposibles de cumplir cuyo efecto se traducirá más inflación y más daños para la productividad del país. “Lumpen” esa categoría del marxismo utilizada para describir una suerte de “desclasados” sociales errantes y sin oficio dedicados a todo tipo de actividad fuera de ley, es lo que ahora pulula: rateros, “malandros”, saltimbanquis de semáforos, gestores de escasez (conocidos como “bachaqueros”), gestores de tramites burocráticos gubernamentales (“bajadores” de mula como se les conoce en el lenguaje popular).

Hay una destrucción de la base productiva, porque se somete al país a racionamiento eléctrico con suministro fuera de especificaciones de calidad, causando daños en equipos del hogar y las empresas, a una asfixia regulatoria que requiere multitud de trámites burocráticos para realizar cualquier simple actividad económica con una reducción de los servicios burocráticos del gobierno, a un máximo de 12 horas semanales, todo un cuadro de postración económica, en medio de insuficiencia estructural de divisas para el suministro de materias primas, partes y piezas de recambio del sector productivo.

Las empresas deben hacer frente a costosas paradas no planificadas, daños colaterales por fallos eléctricos, todo un conjunto de eventos que hacen que con menos unidades para producir y vender, se tenga que cubrir costos cada vez mayores por cada unidad.

Los grandes beneficiarios de todo este caos son quienes de manera organizada y con recursos de toda naturaleza se apropian de una renta cada vez más limitada, estamos definitivamente frente a un desborde de la economía “lumpen”.

Los mas trágico de esta comedia venezolana lo hemos manifestado de manera reiterada: no aparece por ningún lado un Plan de Reformas Institucionales y Económicas, no existe un Plan de Resistencia Pacífica Activa para restituir la fortaleza institucional necesaria para cualquier mejora que se vaya a hacer en la nación.

SalMay2016

Audio:

Ir a descargar

Nota:

[1] “Bajo el pretexto de crear una sociedad de beneficencia, se organizó al lumpemproletariado de París en secciones secretas, cada una de ellas dirigida por agentes bonapartistas y un general bonapartista a la cabeza de todas. Junto a roués arruinados, con equívocos medios de vida y de equívoca procedencia, junto a vástagos degenerados y aventureros de la burguesía, vagabundos, licenciados de tropa, licenciados de presidio, huidos de galeras, timadores, saltimbanquis, lazzaroni, carteristas y rateros, jugadores, alcahuetes, dueños de burdeles, mozos de cuerda, escritorzuelos, organilleros, traperos, afiladores, caldereros, mendigos, en una palabra, toda es masa informe, difusa y errante que los franceses llaman la bohème: con estos elementos, tan afines a él, formó Bonaparte la solera de la Sociedad del 10 de diciembre, «Sociedad de beneficencia» en cuanto que todos sus componentes sentían, al igual que Bonaparte, la necesidad de beneficiarse a costa de la nación trabajadora”

Ver Capítulo V, cuarto párrafo, de “El 18 de brumario de Luis Bonaparte” de Karl Marx, en www.marxists.org

, , , ,

Secinorg
24 Apr 2016 Read more

El dinero inorgánico, la inflación, el estancamiento como problemas institucionales de Venezuela

Detrás de todo está lo institucional.

Trataremos sobre el llamado dinero inorgánico y del cómo algunos expertos teniendo argumentos, en la hipótesis de la incidencia del déficit financiado con emisión monetaria sobre la inflación, no tienen razón en la causa profunda del problema en Venezuela, pues la fuente de todos los males es de orden institucional, incluida la propia emisión inorgánica. La razón del surgimiento está en la capacidad de las autoridades monetarias y fiscales del país, para recurrir a la emisión inorgánica de dinero o su equivalente de destrucción de su naturaleza orgánica, por asfixia del aparato productivo o por desviación de recursos productivos hacia actividades estériles en los mercados negros.

La inflación en Venezuela tiene una correa de transmisión monetaria derivada de la  destrucción del aparato productivo y de los alicientes creados para no producir, ni trabajar. Es esa debilidad causada por la mala política pública la cual da más poder al estado para subyugar a la gente mediante asfixia regulatoria y el poder de distribución de alimentos y medicinas, de esta forma, el poder absoluto se transforma en una suerte de extorsión social: si no estás conmigo no comes, ni tendrás medicinas para sanarte, ni vivienda que te cobije.

El trabajo lo validaré con información estadística (la primera parte) y con hechos reales sometidos a razonamiento lógico (segunda parte).

De manera gráfica se puede observar tanto en el lapso 2008 al 2016, como en el lapso 2013-2016 (gobierno del Presidente Nicolás Maduro M), que hay una fuerte correlación entre la emisión de monedas y billetes como a nivel de liquidez monetaria en relación con el índice nacional de precios a nivel del consumidor (INPC). La emisión de monedas y billetes es el componente primario de los medios de pago de la gente, porque hay un componente secundario en forma de cuentas corrientes, los depósitos de ahorro a corto y largo plazo más las cédulas hipotecarias; por lo tanto, cuando se habla de emisión de dinero lo correcto es referirse a las monedas y billetes puestos en circulación por el Banco Central de Venezuela y cuando se habla de capacidad de pago lo adecuado es referirse a la liquidez.

Hay una evolución interesante en esas relaciones entre el dinero y el INPC, hay una aceleración mayor de la inflación en comparación con las monedas y billetes en circulación y con la liquidez, lo que podríamos interpretar como que el dinero está cambiando de manos a mayor velocidad, con lo cual el impacto de cada emisión de moneda y billetes es mayor. Esa aceleración guarda relación con la parálisis y caída de la producción nacional y por la baja de la capacidad para importar, a lo cual se añade la insuficiencia de generación eléctrica del país. Estos eventos tienen una expresión y secuencia causa efecto monetaria y un origen en la debilidad institucional de Venezuela que facilita esos comportamientos perversos y una mala política pública.

Gráficos sobre el comportamiento de la oferta monetaria y la inflación.

Lapso 2008-2015.GRAF_SL_Total

Lapso 2013-2016.

GRAF_SC_Total

Correlaciones.

2008-2016CORR_SL

2013-2016

CORR_SC

El mecanismo de transmisión institucional – monetario – estanflacionario.

Dos opciones  son las que existen para romper la cadena de transmisión monetaria de la inflación, se puede controlar mediante la supresión de la emisión de monedas y billetes o por la adopción como medio de pago nacional una divisa extranjera, en el caso de Venezuela sería el dólar norteamericano, es EEUU nuestro primer socio comercial, estamos en su zona de influencia y es el medio internacional de pagos por excelencia. Las dos opciones serían inútiles si no se establece una política de equilibrio fiscal o de financiamiento de déficit con deuda externa.

El problema de esas soluciones, sin fortalecimiento institucional, es que la mala política pública tendrá ahora una menor incidencia inflacionaria pero un mayor impacto recesivo, la desviación de los recursos productivos desde las actividades productivas hacia la aplicación en forma de gastos no productivos, se traduce simultáneamente en una caída de la producción con una reducción de la oferta monetaria, a nivel real de la economía se reduce la demanda pero en mayor proporción la oferta de bienes y servicios, ahora la inflación es menor pero con un mayor impacto sobre la desocupación.

Secinorg


Archivo de audio.

Ir a descargar

Notas de apoyo estadístico y documental

La tabla siguiente muestra la serie temporal mensual de las siguientes variables: Monedas y Billetes  en Circulación en Venezuela en miles de millones (M y B), Liquidez Monetaria en miles de millones (LM). Fuente Banco Central de Venezuela.

Índice nacional de precios al consumidor (INPC), estimados a partir del empalme de los índices de precios de diferente base, cuya fuente original es el Banco Central de Venezuela. Los tres últimos meses se ajustaron según la variación del valor de la canasta básica del (CENDA)

Tabla_Inorga

 

, , ,

Uno de los mitos del socialismo del siglo XXI: la defensa del salario y la suprema felicidad

El tema.

La fragilidad en Venezuela se acrecienta dramáticamente, porque hay ausencia de los mecanismos auto-reguladores de los desequilibrios, que se requieren para asegurar el funcionamiento de cualquier ecosistema natural o social. Ese mecanismo auto-regulador “la homeostasis” es el que permite a los organismos mejorar a partir de la superación de sus limitaciones, debilidades y desequilibrios, esa capacidad ha desaparecido en el país, las civilizaciones cuando pierden ese sentido colapsan y desaparecen.

El socialismo del siglo XXI, es una larga cuenta de deterioro económico, político, social y moral del país: El económico por la profunda  crisis cuyo signo se refleja en la destrucción del aparato productivo del país, la escasez y la inflación. El político porque no hay poderes públicos autónomos e independientes y por la asfixia regulatoria que permite, con interpretaciones arbitrarias, declarar fuera de ley hasta cualquier aspecto de la vida cotidiana. El moral porque el sobrevivir ha obligado a la población a la quiebra espiritual, pues no hay otra manera llevar la existencia sino es violando alguna regla, norma o valor moral.  El social, por el deterioro de las condiciones materiales de quienes menos recursos poseen, tomando como base el año 1989, el salario mínimo es 52,49% al día de hoy, en comparación con el de 1989. Es este último elemento sobre el cual vamos a presentar evidencias. El año 1989 fue el de la gran protesta callejera llamada “El Caracazo”, por un aumento marginal en las tarifas de transporte público.

La tabla siguiente utilizada como evidencia contiene la siguiente información:

  1. Índice de precios: la fuente es el Banco Central de Venezuela y se elaboró empalmando series de diferentes bases, a partir del mes de diciembre de 2015 se estimó a partir de los datos de la Canasta Básica del Centro de Análisis y Documentación para los Trabajadores (CENDA) [1].
  2. Salario Mínimo: es la serie elaborada a partir de información de Gaceta Oficial de Venezuela.
  3. Variación nominal del salario mínimo: es la variación porcentual del salario nominal.
  4. Variación real del salario mínimo: resulta de las variaciones del salario mínimo ajustado por inflación.
  5. Variación acumulada del salario real (Var Acum SR): es el cálculo del cómo mejora o se deteriora el salario mínimo real tomando como base el año 1989.

SalarioMinimo1

 

SalarioMinimo2

SalarioMinimo3

SalarioMinimo4

Audio:

Ir a descargar


[1] Enlace:   CENDA

 

, , ,

La_barca_de_Caront,_Josep_Benlliure_Gil,_Museu_de_Belles_Arts_de_València
02 Apr 2016 Read more

Canasta básica e hiperinflación: Venezuela ante las puertas de Hades

En economía hacer predicciones a partir de series históricas es un atrevimiento, no hay manera de conocer de antemano el valor de ninguna variable resultado, pero si es importante hacer ejercicio de reflexión a partir del tratamiento estadístico de los datos del pasado.

La determinación de la inflación real tampoco es posible en nuestro país, pues existe un control de precios y de tasa de cambio, lo que significa que parte del impacto sobre los precios se diluye bajo forma de escasez, colas y aparición de mercados negros.

La canasta básica puede servir para evaluar el deterioro del poder adquisitivo de la gente, el aumento de la canasta básica acumulado durante los últimos doce meses en 424 % desde marzo 2015 hasta febrero 2016, nos muestra el descalabro del poder de compra del venezolano,  imposible que algún trabajo o emprendimiento formal haya podido mejorar en esa proporción, hay que hacer énfasis en la palabra “formal”, pues si quienes están en el sector formal jamás pueden superar ese deterioro del poder adquisitivo, a algún lugar deben ir a parar los que unos pierden, ese lugar es la de la economía paralela, negra e informal donde no se agrega ningún valor a un bien o un servicio. Quienes se benefician de la administración de la escasez, ofreciendo puestos en las colas, productos sin hacer búsqueda, ahorro del desgaste y penurias en tiempo perdido, no agregan ninguna transformación en los bienes y servicios transados, todo lo contrario muchas veces están vencidos, dañados por manipulación indebida e incluso adulterados. Estamos en un sistema perverso de incentivos derivados de la asfixia regulatoria que beneficia a unos pocos cuyos vínculos con los administradores de las regulaciones no puede ser negado.

CBHIST

Sometiendo esos datos al escrutinio econométrico, uno puede anticipar al cierre del 2016,  entre 182 % y 715 % de impacto inflacionario sobre la canasta básica, es conveniente preguntarse hoy:

  • ¿Cuántas familias con un grupo familiar promedio de cinco personas, pudieron alcanzar un ingreso mensual de Bs. 176.975  al mes de febrero, para adquirir sus bienes y servicios, en mercados populares, Mercal o PDVAL?,
  • ¿Cuántas familias resultarán excluidas, si al fin del año esa canasta básica escala entre Bs 392.994 (mínimo), Bs. 667.699 (medio) y un máximo de Bs. 1.134.424?

La indagatoria no debe ser considerada como profecía, consulta ante el oráculo de Delfos, orientaciones de un consejo de sabios, es una realidad inminente, es un casi presente, estamos tocando las puertas de Hades.

La fuerza devastadora de esta poderosa y organizada economía negra tiene sus orígenes en el sometimiento de los poderes públicos a una ideología fundada sobre la desconfianza y la polarización, donde unos pocos poderosos han creado reglas, al mismo tiempo que son los encargados de administrarlas e interpretarlas conforme con sus propios intereses, estamos ante un drama que no admite más retrasos en la consecución de un Plan de Reformas Económicas e Institucionales.

CBVAPROSP

CBVAPROSPPorc


 Enlace para descargar o escuchar audio sobre el tema:
Ir a descargar

, ,

25 Mar 2016 Read more

La distorsión mayor de la debilidad institucional de Venezuela: el mercado de divisas

Los factores críticos del caos económico.

Tres factores económicos constituyen lo esencial del núcleo explicativo del caos económico venezolano, ellos son:

  • La debilidad institucional del país;
  • Un modelo anacrónico fundado en las regulaciones extremas, la asfixia regulatoria, los incentivos perversos y el ejercicio arbitrario del poder discrecional;
  • Un sistema de pagos internacionales con un control de cambios diferenciales.

La debilidad institucional

Hemos señalado una causalidad desde lo institucional, porque es la condición necesaria para poder abordar cualquier propuesta económica. La ejecución de la política económica solo puede ser efectiva en un ambiente libre de la actuación interesada de los funcionarios públicos, de las organizaciones y de los individuos. La regulaciones cualquiera que sean, si son en su formulación o en su ejecución, influenciadas, manipuladas y utilizadas con fines diferentes a sus propósitos, ellas no darán lugar a los resultados que predice la teoría económica o a los que espera la voluntad de quienes formulan, ejecutan y controlan, en nombre de la nación.

Hay que restituir la independencia, autonomía y legitimidad de todos los poderes públicos.

SistCambPerv

Las regulaciones extremas.

Ya desde antes del experimento del socialismo del siglo XXI, nuestro país mostraba los signos del desenfreno regulatorio en dos niveles, en un primero, por la cantidad de decretos, providencias, reglamentos, leyes cuya administración e interpretación promueve el aprovechamiento interesado de las partes involucradas, en segundo, por el descuido en el análisis de impacto regulatorio, que hace de las normas un recurso incitador de toda clase de perversiones. Las regulaciones suman al enorme gasto burocrático, la oportunidad para el comportamiento al margen de la ley.

Hay que simplificar y optimizar las regulaciones en función de garantizar un funcionamiento eficiente y libre de fallos del mercado.

La distorsión del mercado del tipo de cambio y del sistema de ajustes de pagos internacionales.

En Venezuela, el sistema de control de cambios diferenciales y el sistema de pagos internacionales, obstaculizan la efectividad de cualquier otra política económica de ajuste de los desequilibrios microeconómicos y macroeconómicos  (fiscales y monetarios). Con un control de cambios diferenciales no hay posibilidad de generación de reservas internacionales, podríamos exportar porque la subvención, de los costos del componente importado, da lugar a la competitividad necesaria para exportar de todo, a costa de un agotamiento de las pocas reservas disponibles; comprar a 10 Bs por dólar y vender fuera del país, a cualquier a una tasa superior, es un negocio redondo. No solo eso, los bienes escasos y costosos en el mercado interno se hacen baratos fuera de la frontera por lo que es difícil impedir el contrabando. En consecuencia, ni los precios dejan de subir, ni las colas desaparecen, cunde la escasez y se propagan todo tipo de mercados negros.

El sistema de pagos internacionales y el mercado de divisas hay que hacerlo transparente, funcional y unificado.

En conclusión:

Para acometer cualquier propuesta hace falta el concurso de recursos de financiación por la vía de captación de ahorro externo (inversiones extranjeras) y auxilio financiero, en otras palabras un Plan de Reformas Económicas e Institucionales, creíble y aceptable por las instituciones internacionales.


 

Enlace para descargar o escuchar audio sobre el tema:

Ir a descargar

, , ,