Tag Archives: Ajuste

santorini-766677_640
06 Jul 2015 Read more

La tragedia griega, la ortodoxia macroeconómica y la demagogia populista.

Extracto.

santorini-766677_640Grecia y muchos países en crisis solo tienen en común lo que ha sido su calvario: la debilidad institucional y la creencia de que la economía es una suerte de ingeniería social, donde la simplificación macroeconómica, es la panacea que con el aseguramiento del equilibrio fiscal, monetario y de los pagos internacionales, se resuelve todo. Sin un marco regulatorio que garantice el funcionamiento del mercado sin incentivos perversos, ninguna estrategia desde la adopción de medio de pago extranjero (dólar, euro, yuan, yen,…), hasta las reglas de la ortodoxia económica, sacará a esos países de las catacumbas. Si se adoptan esas medidas de impacto inmediato y luego el desastre continúa, no habrá más esperanza y nadie creerá en nada.

I. Los fallos de la ortodoxia macroeconómica en contextos de debilidad institucional.

Grecia al borde del abismo con una colosal deuda externa que no puede honrar. El debate sobre las medidas de ajuste en el caso griego se centran esencialmente en la exigencia o no de austeridad económica, durante más de cinco años Grecia se encuentra en va y viene pendular, sin encontrar una verdadera solución. Nuestra tesis es que ni dentro de la zona del Euro, ni fuera de ella, ni con un masivo flujo de recursos de la Comunidad, habrá salida pues el problema no se está atacando en su origen: las instituciones. Los países de la Comunidad Europea parecieran creer que Grecia es un país con una verdadera democracia en términos de fortaleza institucional, como la mayoría de los pertenecientes a la comunidad, no es así y mientras no se acometa un reforma institucional del Estado, no habrá solución.

El problema de las medidas inspiradas en las prescripciones de la macroeconomía, es que suponen la presencia de una economía sin fallos de mercado, de una política económica libre de males públicos y de una fortaleza institucional fundada en poderes públicos autónomos e independientes. Esa realidad descrita corresponde a países del llamado primer mundo y a países emergentes exitosos, no es la realidad de Grecia, que guarda más similitud con Rusia y con algunos países latinoamericanos que con países de economía avanzada y democracia consolidada.

La ortodoxia macroeconómica no ofrece resultados, en un medio plagado de regulaciones que dan lugar a incentivos perversos, donde no le es posible distinguir entre los procesos eficientes e ineficientes.

Grecia ha sido un buen libreto sobre el cómo las políticas de ajuste al margen de las reformas institucionales, sean las que sean, fallan. Donde no hay fortaleza institucional, los fondos de rescate utilizados en países en situación de “default” van a parar al barril sin fondo de la “cleptocracia”, la restitución del equilibrio fiscal termina burlada o con el sacrificio de la producción de bienes y servicios públicos sin tocar la burocracia y el mal gasto público, los esfuerzos por eliminar la emisión inorgánica de dinero deviene en destrucción del dinero orgánico, los intentos por ajustar los pagos internacionales se transforman en fuga de capitales, en fin aumenta la injusticia hacia los pueblos, sin resolver los problemas de fondo. La evasión fiscal griega siempre ha sido endémica, sus políticos corruptos, las pensiones de jubilación –y otras supuestas conquistas sociales- son fuente de estafa del erario público, su sector público una hipertrofia de burócratas extractores de renta, no son simples problemas que puede resolver la ingeniería social de la macroeconomía. Estos argumentos no significan la negación de otros factores importantes como lo han sido la manipulación financiera para asegurar el ingreso de Grecia en la Comunidad, ni los gastos militares derivados de los acuerdos con la OTAN, ambos casos mas bien refuerzan la tesis de la debilidad institucional frente a las tesis financieras explicativas.

Esta falta de cuidado con los aspectos institucionales y con el impacto regulatorio ha sido el error de la Comunidad Europea en el caso griego.

II. Los grandes perdedores con la ortodoxia macroeconómica y el populismo.

Los grandes perdedores de las crisis, en países institucionalmente débiles como Grecia, son los más pobres, para la mayoría de ellos su condición no les garantiza una mejor vida fuera de su país. Sobre quienes no se pueden ir, se descarga el peso de los ajustes: la gente sin calificación, los jubilados, los niños y los ancianos quienes sufren sin contrapartida alguna. Los países en esas condiciones involucionan, la calidad de vida desmejora, los bienes y servicios públicos no solo son escasos, son de mala calidad, es una suerte de involución histórica como la sufrida por Haití. Es un circulo vicioso de difícil salida, la pérdida de capacidad de los pobres para valerse por si mismos les hace creer que solo la benevolencia de los gobernantes que reparten dádivas les pueden hacer más llevadera su condición. Es el factor clave del populismo y la demagogia: la recreación de la cultura de la pobreza.

Un patrón en los países con debilidad institucional es la fuga de sus recursos productivos materiales, intangibles y financieros. El talento humano y el capital son recursos móviles, son preciados y buscados en todas partes y pueden emigrar hacia destinos donde pueden reproducir valor y llevar una mejor existencia. Los expertos de las teorías de la dependencia económica y del intercambio desigual, siempre han pensado que la expoliación de los recursos naturales de la periferia por el mundo desarrollado, es la fuente más grande de la injusticia, pero no, es la huida del capital social la pérdida mayor de los países con debilidad institucional, es la extinción de la clase media emprendedora. Ironías, los fondos supuestos productos de la expoliación muchas veces terminan en cuentas cifradas de quienes alguna relación tuvieron con la administración de los recursos de los ajustes macroeconómicos.

Solo un círculo pequeño de extractores de renta disfrutan y hasta mejoran su posición con los ajustes, ya que acumulan poder político y poder discrecional para administrar ayudas sin necesidad de rendición efectiva de cuentas.

Es la fortaleza institucional del Estado –poderes autónomos e independientes-, las regulaciones a través del análisis de impacto sobre el mercado y la adopción de una cultura cívica, diferente por parte del pueblo, esas son las fuentes de un futuro diferente y mejor. Hace falta un pueblo más dispuesto en reivindicar sus derechos y su empoderamiento para valerse por si mismo y no uno cuya  vida transcurre en los mercados de la mendicidad social a la espera de las dádivas gubernamentales.

, , , , , , ,

Dolarización
11 Nov 2014 Read more

Presentación: Venezuela, perspectivas económicas para 2015, desafíos y políticas públicas (Francisco J Contreras M)

DolarizaciónEXTRACTO

Luego de tres entregas sobre los aspectos cualitativos de las perspectivas económicas para el 2015, presentamos la percepción coyuntural de la economía en el mundo y en Venezuela en términos de variables resultado: Crecimiento del PIB, Déficit en cuenta corriente como % del PIB, Inflación, Déficit fiscal como % del PIB y Riesgo país. El panorama es comprometedor para Venezuela, por un lado en lo macroeconómico requiere un ajuste de la tasa de cambio y un retorno al equilibrio fiscal, por el lado microeconómico, someter las políticas económicas a normas de impacto regulatorio, y por último, en lo institucional, devolver la autonomía al Banco Central de Venezuela y restablecer la independencia de los poderes públicos. En síntesis iniciar una era de formulación de políticas públicas a través del mercado y no en su contra. Ni el control por decreto de variables resultado: inflación, costos, salarios, tasa de cambio, desempleo, como tampoco, de manera aislada, los constructos de la caja de herramientas del economista: equilibrio fiscal, eliminación de la emisión inorgánica de dinero, dolarización constituyen por si mismos una verdadera propuesta de país. Hace falta una aproximación integral de actuación a través del mercado en tres planos: el macroeconómico, el microeconómico y el institucional

, , , , , , , , , , , , , , , ,

prop2
09 Nov 2014 Read more

Lineamientos económicos para una propuesta de país

EXTRACTO

Ni el control por decreto de variables resultado: inflación, costos, salarios, tasa de cambio, desempleo, como tampoco, de manera aislada, los constructos de la caja de herramientas del economista: equilibrio fiscal, eliminación de la emisión inorgánica de dinero, dolarización constituyen por si mismos una verdadera propuesta de país. Hace falta una aproximación integral de actuación a través del mercado en tres planos: el macroeconómico, el microeconómico y el institucional

Variables resultado y caja de herramientas económicas

En las calles y en los medios se ha asimilado como economía al comportamiento de la inflación, de las tasas de interés, del tipo de cambio, del desempleo, del Producto Interno Bruto (PIB), peor aun existe la creencia de que esas variables son la causa de los problemas que tiene el país. En economía esas son variables macroeconómicas denominadas “resultado” porque son el reflejo de una buena o mala gestión pública no el problema en si, es como el sobrepeso en el individuo, el exceso de peso es el resultado de una mala alimentación o de un problema genético, no es el problema en sí, es un resultado.

Otra falacia llena de popularidad es la creencia que existen pócimas mágicas en economía, no es así, hay herramientas como son las estrategias de contención fiscal, el sometimiento de la emisión inorgánica de dinero, el mercado libre de divisas, la dolarización, pero todas ellas solo dan resultados positivos en el marco de su consistencia, coherencia y evaluación de efectos colaterales microeconómicos cónsonos con una actuación a través del mercado, por último tiene que haber una infraestructura institucional con contrapesos de poder, que evite los males públicos del ejercicio de gobierno.

Ni el control de variables resultados, ni las medidas económicas aisladas constituyen verdaderas propuestas económicas para la solución de los problemas del país.

No hay piedras filosofales en economía

En Venezuela, la intensidad retórica, ideológica y política en el discurso sobre los temas económicos ha dado resultados poco claros en las propuestas de política económica. Vivimos en un estado de permanente emergencia donde a cada instante surge un evento o contrariedad, tanto o mas grave que los precedentes, donde se pierde la perspectiva de los criterios que deben guiar el análisis, dando lugar a prescripciones aisladas, muchas veces contradictorias entre sí, con efectos colaterales perversos. Cada grupo político, cada experto o aficionado a la economía, cada quien, cree tener en sus manos el “opus magnun”, su piedra filosofal que de una vez resuelve los graves problemas de Venezuela.

Para hacer la explicación mas simple, haciendo analogía con las ciencias de la salud, cuando se evalúa a un paciente, como mínimo se hace una evaluación clínica, se solicita un perfil de laboratorio, se realizan exámenes complementarios y al final se valida una hipótesis y se prescriben medicamentos, su posología, con la debida advertencia de los efectos colaterales indeseables y contraindicaciones. Como colofón se le indica al paciente que debe cambiar de modo de vida, que esto es la clave del éxito de su curación o de la mejora de su calidad de vida.

Ese trato exquisito que se tiene con la medicina no existe ni remotamente para la economía, se confunden los síntomas con la enfermedad, hay inflación entonces controlemos los precios, hay déficit fiscal propongamos su equilibrio, hay emisión inorgánica de dinero pongamos en práctica la dolarización, y así sucesivamente. La práctica de la formulación y ejecución de políticas económicas sujetas a criterios ideológicos y políticos, ensayando estar bien con todos, da lugar en nuestro país a mas problemas de los que se pretenden solucionar. En el campo de la salud a nadie se le ocurre, y tampoco el paciente cuerdo lo hará, administrarse indiscriminadamente toda suerte de fármacos, infusiones y terapias, todos contradictorios unos con otros.

Por supuesto, como todo en la vida, hay alternativas, hay alópatas, hay homeópatas, en ocasiones un enfoque conviene, a veces el otro, nadie mezcla una cosa con otra. Ambos enfoques coinciden en algo: el paciente debe aprender a vivir de otra manera, si no lo hace habrá recaídas cada vez mas graves.

Los desafíos prospectivos para Venezuela 2015

En nuestros escritos (1) hemos planteado que se requieren tres condiciones para el reencuentro del país con la prosperidad:

Nivel macroeconómico: el ajuste de la tasa de cambio para reducir la sobrevaloración del bolívar y el retorno al equilibrio fiscal. Es necesario establecer un mecanismo de estabilización económica y de crecimiento económico, no discrecional fundado en reglas que aseguren el sostenimiento de los equilibrios monetarios, fiscales y de pagos internacionales.

Nivel microeconómico: sometimiento de la política pública a la evaluación de impacto regulatorio, para evitar asimetrías de información creadas por el propio gobierno, a fin de reducir el riesgo moral y eliminar los incentivos perversos, por ejemplo, los que favorecen la pereza social y laboral. Es un modelo de actuación a través del mercado que nunca ha existido en el país.

Nivel institucional: devolver al Banco Central de Venezuela su autonomía e igualmente al resto de los poderes públicos. Un contexto de complejidad como el del desarrollo económico, social y político del país  requiere contrapesos de poder que eviten distorsiones económicas.

Conclusión

Ni la interdicción de emisión inorgánica de dinero, ni el equilibrio fiscal por si mismos, ni la dolarización constituyen soluciones a los problemas económicos, son simples instrumentos de la caja de herramientas utilizada por los economistas para la solución de las dificultades económicas. Las propuestas deben enfrentar los males en su origen, libres de atajos, de manera consistente, coherente y no contradictoria, en términos de los tres componentes estructurales de la infraestructura económica: el macroeconómico, el microeconómico y el institucional.

(1) http://prosprev.com/2014/11/01/aspectos-cuantitativos-de-las-perspectivas-economicas-para-el-2015-francisco-j-contreras-m/

, , , , , , , , , , , , , ,

prop2
09 Nov 2014 Read more

Lineamientos económicos para una propuesta de país (Francisco J Contreras M)

EXTRACTO

Ni el control por decreto de variables resultado: inflación, costos, salarios, tasa de cambio, desempleo, como tampoco, de manera aislada, los constructos de la caja de herramientas del economista: equilibrio fiscal, eliminación de la emisión inorgánica de dinero, dolarización constituyen por si mismos una verdadera propuesta de país. Hace falta una aproximación integral de actuación a través del mercado en tres planos: el macroeconómico, el microeconómico y el institucional

Variables resultado y caja de herramientas económicas

En las calles y en los medios se ha asimilado como economía al comportamiento de la inflación, de las tasas de interés, del tipo de cambio, del desempleo, del Producto Interno Bruto (PIB), peor aun existe la creencia de que esas variables son la causa de los problemas que tiene el país. En economía esas son variables macroeconómicas denominadas “resultado” porque son el reflejo de una buena o mala gestión pública no el problema en si, es como el sobrepeso en el individuo, el exceso de peso es el resultado de una mala alimentación o de un problema genético, no es el problema en sí, es un resultado.

Otra falacia llena de popularidad es la creencia que existen pócimas mágicas en economía, no es así, hay herramientas como son las estrategias de contención fiscal, el sometimiento de la emisión inorgánica de dinero, el mercado libre de divisas, la dolarización, pero todas ellas solo dan resultados positivos en el marco de su consistencia, coherencia y evaluación de efectos colaterales microeconómicos cónsonos con una actuación a través del mercado, por último tiene que haber una infraestructura institucional con contrapesos de poder, que evite los males públicos del ejercicio de gobierno.

Ni el control de variables resultados, ni las medidas económicas aisladas constituyen verdaderas propuestas económicas para la solución de los problemas del país.

No hay piedras filosofales en economía

En Venezuela, la intensidad retórica, ideológica y política en el discurso sobre los temas económicos ha dado resultados poco claros en las propuestas de política económica. Vivimos en un estado de permanente emergencia donde a cada instante surge un evento o contrariedad, tanto o mas grave que los precedentes, donde se pierde la perspectiva de los criterios que deben guiar el análisis, dando lugar a prescripciones aisladas, muchas veces contradictorias entre sí, con efectos colaterales perversos. Cada grupo político, cada experto o aficionado a la economía, cada quien, cree tener en sus manos el “opus magnun”, su piedra filosofal que de una vez resuelve los graves problemas de Venezuela.

Para hacer la explicación mas simple, haciendo analogía con las ciencias de la salud, cuando se evalúa a un paciente, como mínimo se hace una evaluación clínica, se solicita un perfil de laboratorio, se realizan exámenes complementarios y al final se valida una hipótesis y se prescriben medicamentos, su posología, con la debida advertencia de los efectos colaterales indeseables y contraindicaciones. Como colofón se le indica al paciente que debe cambiar de modo de vida, que esto es la clave del éxito de su curación o de la mejora de su calidad de vida.

Ese trato exquisito que se tiene con la medicina no existe ni remotamente para la economía, se confunden los síntomas con la enfermedad, hay inflación entonces controlemos los precios, hay déficit fiscal propongamos su equilibrio, hay emisión inorgánica de dinero pongamos en práctica la dolarización, y así sucesivamente. La práctica de la formulación y ejecución de políticas económicas sujetas a criterios ideológicos y políticos, ensayando estar bien con todos, da lugar en nuestro país a mas problemas de los que se pretenden solucionar. En el campo de la salud a nadie se le ocurre, y tampoco el paciente cuerdo lo hará, administrarse indiscriminadamente toda suerte de fármacos, infusiones y terapias, todos contradictorios unos con otros.

Por supuesto, como todo en la vida, hay alternativas, hay alópatas, hay homeópatas, en ocasiones un enfoque conviene, a veces el otro, nadie mezcla una cosa con otra. Ambos enfoques coinciden en algo: el paciente debe aprender a vivir de otra manera, si no lo hace habrá recaídas cada vez mas graves.

Los desafíos prospectivos para Venezuela 2015

En nuestros escritos (1) hemos planteado que se requieren tres condiciones para el reencuentro del país con la prosperidad:

Nivel macroeconómico: el ajuste de la tasa de cambio para reducir la sobrevaloración del bolívar y el retorno al equilibrio fiscal. Es necesario establecer un mecanismo de estabilización económica y de crecimiento económico, no discrecional fundado en reglas que aseguren el sostenimiento de los equilibrios monetarios, fiscales y de pagos internacionales.

Nivel microeconómico: sometimiento de la política pública a la evaluación de impacto regulatorio, para evitar asimetrías de información creadas por el propio gobierno, a fin de reducir el riesgo moral y eliminar los incentivos perversos, por ejemplo, los que favorecen la pereza social y laboral. Es un modelo de actuación a través del mercado que nunca ha existido en el país.

Nivel institucional: devolver al Banco Central de Venezuela su autonomía e igualmente al resto de los poderes públicos. Un contexto de complejidad como el del desarrollo económico, social y político del país  requiere contrapesos de poder que eviten distorsiones económicas.

Conclusión

Ni la interdicción de emisión inorgánica de dinero, ni el equilibrio fiscal por si mismos, ni la dolarización constituyen soluciones a los problemas económicos, son simples instrumentos de la caja de herramientas utilizada por los economistas para la solución de las dificultades económicas. Las propuestas deben enfrentar los males en su origen, libres de atajos, de manera consistente, coherente y no contradictoria, en términos de los tres componentes estructurales de la infraestructura económica: el macroeconómico, el microeconómico y el institucional.

(1) http://prosprev.com/2014/11/01/aspectos-cuantitativos-de-las-perspectivas-economicas-para-el-2015-francisco-j-contreras-m/

, , , , , , , , , , , , ,

DarwinAlvaradoRuedadePrensa2
01 Nov 2014 Read more

Aspectos cuantitativos de las perspectivas económicas para el 2015 (Francisco J Contreras M)

EXTRACTO.

Luego de tres entregas sobre los aspectos cualitativos de las perspectivas económicas para el 2015, presentamos la percepción coyuntural de la economía en el mundo y en Venezuela en términos de variables resultado: Crecimiento del PIB, Déficit en cuenta corriente como % del PIB, Inflación, Déficit fiscal como % del PIB y Riesgo país. El panorama es comprometedor para Venezuela, por un lado en lo macroeconómico requiere un ajuste de la tasa de cambio y un retorno al equilibrio fiscal, por el lado microeconómico, someter las políticas económicas a normas de impacto regulatorio, y por último, en lo institucional, devolver la autonomía al Banco Central de Venezuela y restablecer la independencia de los poderes públicos. En síntesis iniciar una era de formulación de políticas públicas a través del mercado y no en su contra.

Factores claves en las perspectivas económicas para el 2015

El mundo

Los países con poder e influencia sobre la coyuntura económica de 2015, están cada vez mas ocupados de sus propios intereses que del avenir del mundo, hay un esfuerzo por asegurar un modesto crecimiento estable de largo plazo y los indicadores muestran una tendencia al manejo del presupuesto fiscal a favor del crecimiento. Hay un consenso implícito de que la estrategia económica a nivel de políticas públicas se asienten sobre una rigurosa evaluación de las respuestas posibles de los agentes económicos en el mercado, es una modalidad de actuar a través del mercado y no sobre el mismo. El propósito no solo apunta al crecimiento equilibrado sino a la innovación, cuya fuente radica en el talento humano y en la productividad del capital. Estamos en presencia de un modo de actuación de los gobiernos cada vez menos ideológico y cada vez mas cercano de la Ciencia Económica.

  • Leve recuperación generalizada en el mundo con tendencia al estancamiento secular impulsada por EEUU y China.
  • Fragilidad económica en la Comunidad Europea (lowflation), en los BRICS (excepción China), en los BENIVMs, en el nuevo club llamado “los cinco frágiles”.
  • Esfuerzo en las economías con influencia mundial (OECD, BRICS, BENIVMs,) por mejorar simultáneamente el rendimiento del capital y la productividad del trabajo, para crear condiciones de mejoramiento cualitativo del talento humano, y de impulso de la innovación.
  • Discusión abierta sobre la ética del capitalismo y del emprendimiento, de la reducción de las desigualdades a través del mercado y de la innovación frugal.

Venezuela

Nuestro país enfrenta una decisión importante para su futuro, o continúa a espaldas de la historia hipotecando su avenir, donde restan tal vez Cuba y Corea del Norte, o cambia de modelo conforme a lo que está sucediendo en el mundo.

  • El estancamiento y deterioro de la dotación de infraestructura física y de los servicios públicos del país desde larga data: hace imposible el crecimiento económico en el mediano plazo, ya que no se posee una cadena de apoyo para la creación de valor, cualquier intento de fuerte crecimiento colapsaría la vialidad, las comunicaciones, la generación y distribución de electricidad.
  • La insuficiencia estructural de divisas: hace insostenible difundir el crecimiento económico por la vía del gasto público y de la emisión inorgánica de dinero. Agravada por la caída de los precios del petróleo y por el advenimiento probable de un ciclo largo de bajos precios para las energías fósiles.
  • La desindustrialización: el freno de la desindustrialización solo es posible con arreglos institucionales, que sometan al análisis de impacto regulatorio, cualquier medida o política económica, de manera que aumente la productividad laboral y el rendimiento del capital.
  • El predominio de la inmediatez de la política y menosprecio del conocimiento económico en la formulación y ejecución de la gestión pública y en el discurso mediático: hace necesaria la participación de las academias de ciencias y del sistema de educación superior en el estudio del impacto regulatorio de las políticas públicas.

Aspectos cuantitativos de las perspectivas económicas para 2015

Países inductores de la coyuntura económica 2015Pers_Cuant_01

Pers_Cuant_02

Pers_Cuant_03  Venezuela

Pers_Cuant_04Pers_Cuant_02

Pers_Cuant_03

Escenario de ajuste por baja del precio del petróleo

Aplicando modelos de estimación con base en redes neurales, la predicción con un precio del barril de petróleo en 60 $ USD, da los resultados siguientes:

Pers_Cuant_05Debemos recordar que las predicciones no constituyen en modo alguno augurios o profecías, simplemente nos permiten establecer parámetros con supuestos restrictivos que asumen un comportamiento similar en el resto de todos los eventos que influyen sobre la economía, sean políticos, ideológicos o sociales.

Como comentario adicional en términos retrospectivos, los modelos que hemos aplicado tienen una estabilidad de 100%, una efectividad de 92% y un poder de predicción del 99%. La aplicación “Insights” del Profesor Frank Lemke, es una técnica de modelado y minería del conocimiento paralelo, auto-organizable y de grandes dimensiones para sistemas y procesos complejos.

Los desafíos prospectivos para Venezuela 2015

Tres condiciones se requieren para el reencuentro del país con la prosperidad:

Nivel macroeconómico: ajuste de la tasa de cambio para reducir la sobrevaloración del bolívar y el retorno al equilibrio fiscal.

Nivel microeconómico: sometimiento de la política pública a la evaluación de impacto regulatorio, para evitar asimetrías de información creadas por el propio gobierno, para reducir el riesgo moral y para eliminar los incentivos perversos, por ejemplo, los que favorecen la pereza social y laboral. Es un modelo de actuación a través del mercado que nunca ha existido en el país.

Nivel institucional: devolver al Banco Central de Venezuela su autonomía e igualmente al resto de los poderes públicos.

 

, , , , , , , , , , , , , , , ,