Tag Archives: Caos económico

PalacioAcademias
17 May 2016 Read more

Academia Nacional de Ciencias Económicas: Carta Abierta a la Nación Venezolana

PalacioAcademiasLa Academia Nacional de Ciencias Económicas (ANCE), en cumplimiento del mandato que le confiere la ley que la rige, se dirige a la Nación preocupada por el agravamiento de la situación económica que hoy padecen los venezolanos. El país se enfrenta al empobrecimiento creciente de su población a causa del aceleramiento de la inflación, el desabastecimiento extendido de alimentos, medicamentos y otros bienes, el deterioro de los servicios públicos y la caída sostenida de la actividad productiva. Ello ha generado un profundo deterioro de la calidad de vida de los ciudadanos, que soportan enormes colas, aguantando horas a la intemperie frente a establecimientos comerciales con la esperanza de poder comprar los productos que necesitan, y sufren secuelas graves cuando no consiguen los remedios requeridos o no pueden operarse por falta de material quirúrgico, sin mencionar los efectos del hambre y de la malnutrición en los sectores más vulnerables de la población: niños, ancianos y madres solteras de escasos recursos.

La ANCE, en uso de sus atribuciones, se siente en el deber de transmitirle a la Nación, incluyendo al Gobierno Nacional, que la situación descrita no se debe a ninguna fatalidad y que puede superarse en un plazo relativamente corto, si se toman las medidas apropiadas.

  • Debe abatirse cuanto antes el alza desmedida de los precios. En tal contexto,no hay forma de sostener el poder adquisitivo de los trabajadores decretando recurrentes alzas salariales. Ello, más bien, alimenta una senda hiperinflacionariaque terminará de arruinar al país. La inflación se derrota reduciendo radicalmente el déficit público, que arroja a la circulación ingentes sumas de dinero sin contrapartida alguna en bienes y servicios. Es necesario desprenderse de aquellas empresas ineficientes que constituyen un lamentable desaguadero de dineros para no comprometer el gasto social en salud, educación y asistencia social y poder dedicarle recursos también a la mejora de otros servicios públicos. Adicionalmente, la inflación no se puede derrotar si el Banco Central de Venezuela continúa financiando el gasto público con emisión de dinero sin respaldo, contrariando el artículo 320 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Esta práctica debe cesar perentoriamente.
  • Es menester unificar el tipo de cambio y lograr su estabilización en torno a valores que equilibren el poder de compra interno y externo del bolívar, en un régimen de libre concurrencia. Sólo así podrá superarse la severa restricción externa que tiene maniatada a la economía. El racionamiento actual de la divisa a la tasa de cambio protegido (DiPro), sobrevaluada y muy inferior a la demanda que de ella se tiene, ha desatado su alza en el llamado mercado paralelo, superando cien veces esa tasa oficial. Gran parte de las compras externas no tienen más opción que recurrir al dólar “paralelo”, encareciéndolas en forma desmedida.
  • La disminución del precio internacional del petróleo hace que los ingresos por exportación no alcancen para cubrir el pago de las importaciones, el servicio de la deuda financiera y lo adeudado a los proveedores extranjeros. Debido a esta estrechez de divisas, muchas empresas no han podido importar los insumos y/o equipos y repuestos que requieren sus actividades productivas. Por tanto, es necesario iniciar negociaciones cuanto antes con organismos financieros internacionales para concertar un importante financiamiento externo que permita cubrir, junto con los ingresos por exportación, los compromisos externos de la nación antes descritos. Sin ello no podrá estabilizarse el precio de la divisa en un nivel que exprese su poder de compra comparativo. Un generoso crédito externo permitirá, a su vez, refinanciar la deuda externa, con lo que podrá aliviarse el pago por este concepto durante los próximos años y evitar que los costos los asuma la población menos favorecida económicamente.
  • Es necesario liberar la iniciativa empresarial para que pueda responder a las oportunidades que ofrecerán las medidas antes mencionadas, levantando los excesivos controles que actualmente asfixian las actividades económicas de la nación. La derogación de la Ley Orgánica de Precios Justos y de otras normas punitivas, y la promoción de la competencia, en un escenario de precios estables y de garantías jurídicas, redundará en la reactivación inmediata del aparato productivo, dada la enorme capacidad ociosa con que hoy opera. Esto permitirá proveer muchos de los bienes y servicios hoy desabastecidos, abaratar costos, sustituir importaciones para ahorrar divisas y generar empleos productivos. Un ambiente en el que se restablezcan las garantías y libertades económicas será un gran atractivo para las inversiones extranjeras y nacionales. Constituirá, además, una plataforma favorable para incrementar la producción y para promover exportaciones, dadas las potencialidades del país en numerosos campos. En particular, permitirá fortalecer la competitividad de la Industria Petrolera Nacional.

La posibilidad de reactivar la economía venezolana depende del restablecimiento de la confianza de parte de empresarios, trabajadores, consumidores e inversionistas. El clima de confianza requerido para aprovechar las potencialidades del desarrollo nacional requiere de la observación absoluta del Estado de Derecho que establece nuestra Constitución, con sus derechos económicos, civiles y humanos, y sus garantías jurídicas. Debe entenderse que la economía funciona a base de incentivos. Los responsables de la política económica no deben continuar invocando supuestas guerras para endilgarle la culpa a otros de las carencias que hoy agobian a millones de venezolanos. Es necesario salir al encuentro de soluciones, como las aquí presentadas, que permitan superar las penurias que angustian hoy a la población, y rescatar las perspectivas de creciente prosperidad y bienestar futuro. En procura de que ello pueda fructificar, es vital que el Ejecutivo y el Tribunal Supremo de Justicia cesen su enfrentamiento con la Asamblea Nacional en aras de una mayor cooperación entre los poderes públicos, y de éstos con la economía privada y con la sociedad civil.

La Academia Nacional de Ciencias Económicas reitera, una vez más, su disposición a aportar sus conocimientos para la prosecución de estos propósitos.

Humberto García Larralde, Presidente  y Sary Levy-Carcient.  Secretaria

Apoyan plenamente este documento, la Academia Nacional de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales y la Academia de Ciencias Políticas y Sociales, presididas por los Académicos Gioconda-San Blas y Eugenio Hernández-Bretón, respectivamente.

Palacio de las Academias, mayo 2016

, , ,

25 Mar 2016 Read more

La distorsión mayor de la debilidad institucional de Venezuela: el mercado de divisas

Los factores críticos del caos económico.

Tres factores económicos constituyen lo esencial del núcleo explicativo del caos económico venezolano, ellos son:

  • La debilidad institucional del país;
  • Un modelo anacrónico fundado en las regulaciones extremas, la asfixia regulatoria, los incentivos perversos y el ejercicio arbitrario del poder discrecional;
  • Un sistema de pagos internacionales con un control de cambios diferenciales.

La debilidad institucional

Hemos señalado una causalidad desde lo institucional, porque es la condición necesaria para poder abordar cualquier propuesta económica. La ejecución de la política económica solo puede ser efectiva en un ambiente libre de la actuación interesada de los funcionarios públicos, de las organizaciones y de los individuos. La regulaciones cualquiera que sean, si son en su formulación o en su ejecución, influenciadas, manipuladas y utilizadas con fines diferentes a sus propósitos, ellas no darán lugar a los resultados que predice la teoría económica o a los que espera la voluntad de quienes formulan, ejecutan y controlan, en nombre de la nación.

Hay que restituir la independencia, autonomía y legitimidad de todos los poderes públicos.

SistCambPerv

Las regulaciones extremas.

Ya desde antes del experimento del socialismo del siglo XXI, nuestro país mostraba los signos del desenfreno regulatorio en dos niveles, en un primero, por la cantidad de decretos, providencias, reglamentos, leyes cuya administración e interpretación promueve el aprovechamiento interesado de las partes involucradas, en segundo, por el descuido en el análisis de impacto regulatorio, que hace de las normas un recurso incitador de toda clase de perversiones. Las regulaciones suman al enorme gasto burocrático, la oportunidad para el comportamiento al margen de la ley.

Hay que simplificar y optimizar las regulaciones en función de garantizar un funcionamiento eficiente y libre de fallos del mercado.

La distorsión del mercado del tipo de cambio y del sistema de ajustes de pagos internacionales.

En Venezuela, el sistema de control de cambios diferenciales y el sistema de pagos internacionales, obstaculizan la efectividad de cualquier otra política económica de ajuste de los desequilibrios microeconómicos y macroeconómicos  (fiscales y monetarios). Con un control de cambios diferenciales no hay posibilidad de generación de reservas internacionales, podríamos exportar porque la subvención, de los costos del componente importado, da lugar a la competitividad necesaria para exportar de todo, a costa de un agotamiento de las pocas reservas disponibles; comprar a 10 Bs por dólar y vender fuera del país, a cualquier a una tasa superior, es un negocio redondo. No solo eso, los bienes escasos y costosos en el mercado interno se hacen baratos fuera de la frontera por lo que es difícil impedir el contrabando. En consecuencia, ni los precios dejan de subir, ni las colas desaparecen, cunde la escasez y se propagan todo tipo de mercados negros.

El sistema de pagos internacionales y el mercado de divisas hay que hacerlo transparente, funcional y unificado.

En conclusión:

Para acometer cualquier propuesta hace falta el concurso de recursos de financiación por la vía de captación de ahorro externo (inversiones extranjeras) y auxilio financiero, en otras palabras un Plan de Reformas Económicas e Institucionales, creíble y aceptable por las instituciones internacionales.


 

Enlace para descargar o escuchar audio sobre el tema:

Ir a descargar

, , ,

09 Mar 2016 Read more

La historia numérica de la inflación en Venezuela (actualización)

Inflación acumulada por períodos presidenciales

Desde diciembre 2014 hasta febrero de 2016, no se publicaba información sobre el índice Nacional de Precios al Consumidor. En nuestro trabajo original publicado en septiembre de 2015, tomamos como referencia para proyectar la inflación la canasta básica estimada por un organismo no oficial, el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (CENDA) [1]. Esta organización hace estimaciones mensuales de la canasta básica de los sectores populares, esa información la hemos evaluado estadísticamente, comparando su comportamiento con el del Índice Nacional de Precios Nacional de Precios al Consumidor (INPC), con el resultado de que correlacionan entre si con 99,3% de coeficiente de determinación (R2), es razonable que sea así porque  el origen de con el cual se elaboran ambas estimaciones es prácticamente el mismo. De este modo en nuestro trabajo, a partir de enero 2016, hemos tomado como una aproximación del INPC, la variación de la canasta básica del CENDA, es decir empalmamos las variaciones del índice nacional de precios al consumidor con las variaciones del valor de la canasta básica.HistinfMar2016

Fuente: La elaboración de esta tabla se hizo a partir de información registrada en el libro de Asdrúbal Baptista, Bases Cuantitativas de la Economía Venezolana [2] y en la información estadística del Banco Central de Venezuela [3] . A partir de esa información se hicieron los cálculos entre las fechas 1830 y 2015 (diciembre). A partir de enero de 2016, se utilizó como referencia la variación de la canasta básica del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (CENDA).

Inflación acumulada en ciclos de 17 años en retrospectiva desde 1830 hasta el 2015

Si la inflación durante el 2016 sigue la trayectoria de los valores esperados obtenidos del estudio de series temporales desde 1830 hasta 2016, la inflación anticipada sería de 335 %, sin considerar que este valor estaría subestimado ya que existe un control de precios con una importante escasez de bienes. La historia de la inflación sería la que se muestra a continuación. En los medios circula información donde se señala que el año 2016 podría cerrar con más de 700% (fuente FMI).

HistinfMar2016_2

La historia de la inflación de Venezuela revela:

Los aumentos de precios en Venezuela se inician en  1913 con unos niveles bajos hasta 1964, a partir de 1964 ya la inflación aparece como una amenaza, convirtiéndose en inflación galopante entre 1981 y 2016, con la posibilidad de romper cualquier récord histórico, adentrándose en un estallido hiperinflacionario desde el año 2014. Venezuela ha sido incapaz de aprovechar la inmensa renta petrolera desde comienzos del siglo XX hasta estos comienzos del siglo XXI, más de cien años perdidos con un país al borde de un colapso económico.

Si consideráramos que existe en Venezuela desde mediados de 2014 un abastecimiento precario y se publicara la información sobre la escasez (no se ofrece información desde marzo 2014), muy probablemente la inflación estimada podría reflejar más de tres años consecutivos con inflación superior a tres dígitos, lo cual es signo de un estado hiperinflacionario. De manera ininterrumpida desde 1981, los venezolanos sufrimos una penitencia obligada de más de 30 años con inflación superior a dos dígitos, que convencionalmente corresponde a un estado de inflación galopante.


Notas bibliográficas.

[1] http://cenda.org.ve/metodologiacatcbt.asp

[2] Asdrúbal Baptista. Bases Cuantitativas de la Economía Venezolana: 1830-1995, Fundación Polar, 1997.

[3] Banco Central de Venezuela. http://www.bcv.org.ve/

, , ,

20151012_DeatonA_reception_DJA_341_1150_homepage
15 Oct 2015 Read more

Nobel de economía 2015: por segunda vez un reconocimiento a la economía aplicada microeconómica y a la evidencia empírica frente a la macroeconomía

deatonPara el 2014 el nobel de economía fue otorgado a Jean Tirole un especialista de la economía industrial, también conocida como organización industrial, es decir un reconocimiento a la economía aplicada y a la microeconomía. Esta vez en premio es para Angus Deaton [1], investigador cuya fundamentación es esencialmente microeconómica con base en el comportamiento individual. Estas herramientas guardan una relación con el análisis de impacto de las regulatorio, como aspecto mas relevante de la política económica de hoy en día. En la economía aplicada toda proposición tiene que  estar sujeta a la contrastación, lo mas rigurosamente posible y consistente con su marco erístico.

Leer a Deaton y compartir sus ideas es como decir:

Desconfíe de los grandes números generados por la contabilidad nacional: inflación, política fiscal, creación de dinero, manejo de tasa de cambio, como aspectos dominantes del debate económico, pues hay una gran diferencia entre la realidad y los grandes números de la economía, es pensar que se puede influir sobre los movimientos de las masas profundas del mar controlando las olas observadas en la superficie.

La política económica debe partir del análisis del comportamiento del individuo y de las conjeturas acerca de la repuesta del mercado frente a las normas y las regulaciones.

El uso del conocimiento microeconómico no es usual en Venezuela, un país bajo asfixia regulatoria [2], donde prevalece en los medios académicos una aproximación esencialmente macroeconómica,

Para ilustrar más el debate, en estos días se ha hablado de un posible estallido del sistema cambiario, por lo que se sugiere la conveniencia de posicionarse en bolívares, ya que estamos en una condición de hiperinflación no tradicional  por hipermafia.

Asi se concibe en la perspectiva macroeconómica, con una lógica impecable que es: si se establece un tipo de cambio acorde con el mercado, nunca será en los niveles actuales del dólar paralelo (unos 800 bolívares por dólar), por lo que quienes tengan posesiones en dólares tendrán una pérdida anticipada de capital a un tipo de cambio, digamos 130 bolívares por dólar.

La solución a lo problemas de Venezuela se resuelven con la liberación de precios, de tasa de cambio y equilibrio fiscal, el discurso se reduce al cómo administrar el problema de ajuste: se dolariza la economía o se le restituye la autonomía al Banco Central, de modo que desaparezca la emisión inorgánica de dinero.

En la perspectiva microeconómica, todos esos eventos son consecuencias más que causas del problema, es necesario considerar dos factores:

La existencia de una debilidad institucional donde los poderes públicos y el Banco Central de Venezuela no gozan de autonomía e independencia entre si, de forma que no operan contrabalances de poder, que impidan el déficit fiscal, la emisión inorgánica de dinero y la apropiación discrecional del otorgamiento de divisas.

La asfixia regulatoria extrema que promueve todo tipo de comportamiento perverso que caracteriza a los mercados negros, es decir la proliferación de regulaciones sin analisis de impacto previo sobre el cómo reaccionan los individuos y sobre el cómo responden los mercados a los controles.

En esta visión la respuesta a un individuo sobre qué hacer bajo una situación de extrema incertudumbre es diferente. No va a ser llénese de dinero, la sugerencia es otra, considere tres motivaciones para mantener dinero, una para hacer frente a los pagos básicos del hogar (alimentos, bebidas, salud, vivienda, educación, prendas de vestir, servicios públicos y recreación), una segunda, para hacer frente a imprevistos y tercera, como reserva temporal de valor para disponer de un dinero a utilizar según las circunstancias.

En este momento un grupo familiar debería ajustar su presupuesto para reducir el gasto en un 20% por mes si hace compras en mercal, pedval o en mercados populares, si hace compras suplementarias fuera de esos expendios el monto podría alcanzar 30%. El otro escenario, es el de mantener su presupuesto y generar ingresos adicionales, en un monto equivalente a la reducción sugerida anteriormente, en modo alguno tenga dinero en exceso porque tendrá una pérdida anticipada de 20% mínimo por mes. Estos porcentajes debe fijarlos en función de su percepción sobre la inflación (entre 10% y 20% mensual si la economía se mantiene en las condiciones actuales).

Con el dinero para precaución revise su historia de riesgos, eventos inesperados y mantenga un nivel de recursos en dinero con un 20% adicional sobre el monto mensual anterior, si puede aumente la cobertura de sus seguros, cuide la salud y los medios de transporte de manera rigurosa.

Por último, si todavía le queda un excedente, no puede tampoco mantener fondos en bolívares, debe aplicarlos a inversiones que multipliquen su dinero en el futuro.

En conclusión, no se llene de recursos líquidos arbitrariamente, analice y planifique.


[1] http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/economic-sciences/laureates/2015/announcement.html

[2] http://prosprev.com/2015/10/05/venezuela-un-pais-con-asfixia-regulatoria-extrema/

, , , , , ,

13 Aug 2015 Read more

Bitácora con artículos, entrevistas y presentaciones sobre el dilema entre hiperinflación o hiperestanflación

food-line-in-venezuela-san-cristobal-2Extracto

2015 un año sombrío para Venezuela, poca información oficial sobre las variables macroeconómicas  resultado: inflación, escasez, caída del PIB, y otras carencias. Pero los hechos superan cualquier argumento, son son simples síntomas de un proceso con estallido inflacionario, caída de la producción nacional y reducción drástica de importaciones, son los signos de una verdadera hiperestanflación. Esta es la cronología de nuestro relato.

Los signos del proceso hiperinflacionario en Venezuela y el qué hacer frente al caos económico

30/05/2015

¿Qué hacer ante un escenario hiperinflacionario? (I)

01/06/2015

¿Que hacer ante un escenario hiperinflacionario? (II)

06/06/2015

¿Qué hacer ante un escenario hiperinflacionario? (III)

Sobre el cómo perdemos todos con la hiperinflación

07/06/2015

Con la hiperinflación perdemos todos

10/06/2015

¿Hiperinflación en Venezuela?

¿Hiperinflación o hiperestanflación?

20/06/2015

¿Hiperinflación o hiperestanflación?

02/07/2015

Emprendedores y familias frente al caos económico

29/07/2015

Foro en FEDECÁMARAS Carabobo: ¿Qué hacer ante la hiperestanflación?

01/08/2015

Entrevista radial: ¿Qué hacer ante la hiperestanflación?

13/08/2015

La hiperestanflación en Venezuela como tema institucional

, , ,

frag
18 Jul 2015 Read more

La fragmentación de las cadenas de valor industrial y el caos económico: la importancia de la asociatividad

La fragmentación de las actividades productivas bajo el caos económico.

frag

El caos económico de Venezuela, debido a la escasez, a los costos de búsqueda y espera en colas de:

  • Insumos,
  • Partes,
  • Piezas de recambio y 
  • Equipos y maquinarias,

Ha generado una fragmentación de la actividad productiva del país, con una caída brutal de la producción de bienes y servicios. La ruptura de las cadenas de valor tiene un efecto multiplicador recesivo por caída simultánea de la producción de sectores industriales interrelacionados y por la reducción de la eficiencia. El sistema se hace ineficiente por las pérdidas de las economías de escala, al distribuir una mayoría de costos y gastos fijos de hacer y vender entre una producción disminuida.

Las empresas en Venezuela no tienen opción, no pueden permitirse paradas no planificadas, pues tienen un enorme riesgo operacional, ya que el único costo variable lo constituyen las materias primas y algunos que otros servicios, la inamovilidad laboral y el conjunto de gastos laborales conexos tienen que ser asumidos, así la planta esté en una situación de paro.

Igualmente, es difícil realizar actividades comerciales, sin apalancamiento financiero de corto plazo, es decir sin deuda. Alcanzar un retorno que pueda compensar el costo de recursos propios (aportes propios) solo es posible con deuda bancaria a tasa negativa de interés. Pero, esta situación en el caso de paradas de planta, tiene un riesgo idéntico al costo laboral: debe honrarse el servicio de deuda así no se produzca nada.

La escasez de divisas, en un país de elevado componente importado, en todas sus líneas de producción y con una represión de capital de trabajo en moneda nacional, somete a las empresas a una erosión monetaria de su disponible por inflación.

Las empresas no pueden permitirse paradas de planta o fallos en la prestación de servicios, mientras dura el estallido “hiperestanflacionario”, el estado financiero mas importante, es el flujo de efectivo. Hay que planificar para asegurar las operaciones corrientes de las organizaciones.

¿Qué hacer frente a la fragmentación de las cadenas de valor?.

Cuando las cadenas de valor quedan hechas pedazos, puede ocurrir que se superpongan cadenas fragmentadas que podrían activarse parcialmente, si las roturas de unas se compensan con puntos activos en otras cadenas de valor, donde el faltante es otro, de manera que puede haber intercambios o fusiones a nivel de operaciones que aseguren la continuidad. También es posible que los equipos y maquinarias de empresas que están en situación de parada no planificada, puedan con arreglos de ingeniería servir a la producción o prestación de bienes y servicios alternos.

Son las oportunidades que existen para líneas de producción que compiten entre si y que ahora con arreglos estratégicos pueden generar importantes externalidades con reducción de costo y disminución de riesgos de apalancamiento operativo y financiero. Se requiere pasar de la rivalidad competitiva, a la creación de competitividad por generación de externalidades.

Con respecto a los fondos monetarios de capital se puede transformar esos fondos ociosos en activos tangibles, en inversión en organización de nuevos proyectos, esta solución es una alternativa al resguardo del dinero en forma de capital en proceso, en proyectos de éxito futuro toda vez que la crisis hiperestanflacionaria pase.

La fragmentación de las cadenas logísticas y de manufactura en el país ha dado lugar a diversas situaciones donde:

  • Hay quienes poseen mercados cautivos pero disponen de recursos de capital para aumentar su capacidad de producción y suministro.
  • Hay quienes poseen capital de trabajo financiero, pero no identifican una colocación suficientemente atractiva para esos recursos.
  • Hay quienes disponen de activos tangibles susceptibles de ser transformados para otros usos, pero sus clientes están disminuidos o cerrados y no poseen recursos financieros para alinear la producción de bienes y servicios.
  • Hay quienes tan solo tienen una idea brillante pero ningún otro recurso.

Estas situaciones necesitan de una estrategia que sirva de plataforma para que esas condiciones de insuficiencias selectivas se encuentren y se pueda superar las contingencias de los estallidos hiperestanflacionarios. En nuestro artículo “Emprendedores y Familias frente al Caos Socioeconómico [1], sugerimos como aproximación estratégica los postulados de la innovación frugal:

  • Buscar oportunidades en la adversidad.
  • Hacer mas con menos.
  • Actuar con agilidad y pensar con flexibilidad.

Estas líneas están referidas a iniciativas individuales, hace falta también una estrategia social con base en la generación de externalidades y de creación de capital social.

La estrategia de generación de externalidades y de capital social frente a la fragmentación.

La clave de éxito se encuentra en la generación de espacios donde los costos de transacción [2] , las asimetrías de información y el riesgo moral [3], la extracción de rentas [4], la tragedia de los comunes [5] se reducen por la vía de generación acordada de externalidades y de capital social empresarial.

Los gremios empresariales, la asociaciones profesionales, las universidades deben aunar esfuerzos para:

  • Reducir los gastos de búsqueda de información sobre los mercados, precios, rendimientos.
  • Restablecer los niveles de confianza necesarios que disminuyan los costos de los acuerdos, su seguimiento y ejecución.
  • Compartir información crucial que bajo la rivalidad competitiva no es posible, pero si bajo un enfoque de competitividad a través del intercambio de información crítica.
  • Reforzar los lazos que privilegien la correcta actuación cívica frente a la extracción de rentas, que surge cuando las regulaciones gubernamentales se han formulado sin la evaluación previa de impacto y florecen “gestores” que distraen recursos productivos y los esterilizan, al ser apropiados de manera indebida por ellos mismos y por los funcionarios públicos.
  • Crear una conciencia cívica que permita superar situaciones en las cuales varios individuos, motivados únicamente por el interés propio, actuando independiente, y racionalmente terminan destruyendo recurso compartido limitado, aunque ninguno de ellos, ya sea individualmente o como conjunto, se haya propuesto o le convenga la destrucción del recurso.
  • Promover la sinergia de actividades comunes para cada sector que pueden simplificar gastos y mejorar la eficiencia social.

 Notas bibliográficas.

[1] http://prosprev.com/2015/07/02/los-emprendedores-y-las-familias-frente-al-caos-economico/

[2] Williamson, Oliver E. (1989). las instituciones económicas del capitalismo. Fondo de Cultura Económica.

[3] http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/economic-sciences/laureates/2001/akerlof-lecture.pdf

Son aquellas situaciones en las que quienes tienen información crucial e intereses que difieren de los de otras partes pueden elegir lo que va a beneficiar a expensas de los demás. El riesgo moral es a menudo vinculado a fenómenos asimetría de la información o también puede estar vinculado con una asimetría temporal de riesgo.

[4] Krueger, Anne O. The Political Economy of the Rent-Seeking Society The American Economic Review. Vol. 64, No. 3 (Jun., 1974), pp. 291-303

[5] http://www.sciencemag.org/content/162/3859/1243.full.pdf

, , , ,