Tag Archives: Crisis del petróleo

IMG_5876
22 Feb 2015 Read more

La posibilidad de una cesación de pagos en Venezuela (Francisco J Contreras M)

Extracto      

La posibilidad de una cesación de pagos es una realidad en Venezuela. Hasta ahora el Gobierno ha eludido esa eventualidad por la vía de un fuerte racionamiento de divisas destinadas a importaciones en el país, de esta manera ha podido honrar el servicio de deuda. Ahora bien cuál es la posibilidad de seguir con esta estrategia que irremediablemente supone escasez de bienes y servicios y de materias primas para sostener un sector productivo desgastado y alicaído, la respuesta: Venezuela requiere unos 14.970 millones de dólares americanos, de financiamiento internacional  (o su equivalente en entrada e capitales) para mantenerse en los niveles de escasez actuales, de manera que es inevitable la negociación con los acreedores internacionales, esta vez no basta con una reducción de las importaciones

Importaciones de bienes y servicios racionados.

Utilizaremos el cuadro siguiente con las importaciones venezolanas en dólares americanos ($ USD), bolívares corrientes y bolívares constantes (base: 2007). Fijemos nuestra atención en los años 2012, 2013 y 2014, es una serie donde se observa una gran disminución de las importaciones venezolanas del 51 %, con unos precios del petróleo sin gran variación. Lo cual nos revela que hay una salida de capitales importante. Con un rígido control de cambios esto es una señal de racionamiento de las importaciones de bienes y servicios de consumo final, y también, de materias primas y bienes de capital. Si los pagos de servicio de deuda externa son relativamente iguales, por reducción a lo absurdo debe existir una fuerte filtración de divisas hacia el exterior.

Default 1

Fuente: Banco Central de Venezuela.

El nivel de seguridad de reservas internacionales y su insuficiencia.

En este trabajo asumimos que un nivel adecuado de reservas internacionales es equivalente a cinco meses de importación mas el pago de servicio de deuda externa. “El nivel de seguridad” se muestra a continuación en millones de dólares americanos, en la cuarta columna, si la comparamos con la primera columna “Reservas internacionales netas”, la diferencia constituye un indicador de suficiencia de medios de pagos internacionales o de reservas. Default 2

Fuente: Banco Central de Venezuela y estimaciones propias.

Desde el 2011 comienzan los tiempos de insuficiencia estructural de reservas internacionales, para el año 2014 no es mayor porque las importaciones se redujeron a la mitad, de no ser así hubiésemos estado en una situación de cesación de pagos mejor conocida como “default”. Es decir se sacrifica el bienestar interno para cumplir con las acreencias internacionales.

El drama del año 2015: ¿Se podrá racionar mas el valor de las importaciones?

Hasta ahora el Gobierno Nacional ha sorteado una cesación de pagos con una gran reducción de las importaciones. Vamos ahora a considerar unas premisas sobre las variables determinantes en este caso, para la evaluación del nivel de seguridad de reservas internacionales.

Supongamos las premisas mostradas en la siguiente tabla (mill de $ USD para Importaciones, Exportaciones, Reservas internacionales netas y servicio de deuda, en $ USD por barril para el precio del petróleo):Default 3

Fuente: estimaciones propias.

Para los precios del petróleo hemos asumido un valor de 48 $ USD por barril (nivel de precios actual), para las importaciones una reducción del 7%, fijemos un nivel meta de 17.000 millones de $ USD para las reservas internacionales netas, recalculamos las exportaciones manteniendo el volumen de exportaciones petroleras, ajustando el valor según los precios del petróleo, por último tomemos el servicio de deuda externa corresponde al nivel de pagos programados. Con esas premisas hay un déficit de caja de 14.970 millones de dólares, equivalentes al 88 % de las reservas meta establecidas (17.000 mill $USD).Defaul 5

Fuente: estimaciones propias.

Una situación de este tipo es insostenible porque dejaría a las reservas internacionales netas en unos 2.000 millones de dólares americanos. Con una pérdida de bienestar del 93%, medido con respecto a las importaciones del 2012.Default 4

Fuente estimaciones propias.

En conclusión, Venezuela requiere unos 14.970 millones de dólares americanos de financiamiento internacional o por entrada de capitales privados, en la eventualidad de restablecimiento de la confianza en el país, de esta manera es inevitable la negociación con los acreedores internacionales, esta vez no basta con una reducción de las importaciones.

La situación necesita de un ajuste económico fundado en el restablecimiento de los equilibrios macroeconómicos (déficit fiscal, inflación y tasa de cambio), la acción de políticas públicas a través del mercado y no por la vía de controles de variables resultado (costos, salarios, tasa de cambio y precios) y la restitución de contrapoderes públicos autónomos e independientes. Ajuste económico que permitiría acuerdos con el resto del mundo para el logro del ingreso de capitales al país.

, , , , , , ,

image
08 Feb 2015 Read more

El Petróleo y sus falacias: ¿Venezuela qué haremos? (Francisco J Contreras M)

Extracto.

Venezuela es un país de mucha retórica mediática y poca rigurosidad en el análisis de sus problemas, en el caso de la caída de los precios del petróleo, son comunes las falacias sobre el tema, la lista que vamos a referir está compuesta por:

Primera falacia: Los intereses de Arabia Saudita y EEUU son divergentes

Segunda falacia: La caída es transitoria y es consecuencia de intereses geopolíticos promovidos por EEUU

Tercera falacia: Todos los productores de petróleo son perdedores

Cuarta falacia: Existe reciprocidad política e ideológica del ALBA y otros socios del Gobierno Venezolano hacia el país

La economía de la energía en el mundo depende de variables económicas de mercado, no significa que la situación no sea una oportunidad geopolítica para los ganadores con la crisis. Los factores críticos con impacto futuro sobre la demanda y la oferta energética son: el cambio climático (promoviendo el uso limpio de la energía) y el progreso técnico (provocando eficiencias de uso y de producción).

La verdad es que el gran ganador histórico es China y los grandes y únicos perdedores son Rusia, Irán, Nigeria, Argelia y el mayor de todos: Venezuela. En nuestro país nunca hubo interés por el uso de la riqueza petrolera como palanca del desarrollo, siempre prevaleció su uso para la recreación del populismo.

Primera falacia: los intereses de Arabia Saudita y de EEUU son divergentes[1].

Existe una historia con las características de un matrimonio por conveniencia, entre EEUU y Arabia Saudita: el “Acuerdo de Quincy”, llevado a cabo el 14 de febrero de 1945, a bordo del crucero Quincy donde se reunieron Franklin Delano Roosevelt y el Rey Abd Al Aziz, en líneas generales el arreglo consideró:

  • La no cesión de cualquier parte del territorio de Arabia Saudita a potencia, ni empresa extranjera, las empresas petroleras solo serían arrendatarios.
  • El período de concesión está previsto para 60 años. A la expiración del contrato (en 2005) pozos, instalaciones y equipo serían propiedad, en su totalidad, de la monarquía.
  • La estabilidad de la Península Arábiga forma parte de los intereses vitales de EE.UU.
  • El acuerdo no solo se refiere a la condición de proveedor de petróleo a precios moderados para EEUU y países occidentales, sino también al reconocimiento de EEUU como potencia hegemónica en la Península Arábiga.
  • Los EE.UU. garantizan a Arabia Saudita la estabilidad de la península y el más amplio apoyo en toda región del Golfo, sea legal, militar, en litigios, ofreciéndole apoyo incondicional a los Saud (por extensión a toda familia real) y a los otros emiratos de la Península, contra cualquier amenaza exterior eventual.

Este acuerdo se mantiene vigente en lo esencial, como toda relación tiene altos y bajos. El acuerdo es mas fuerte que cualquier tratado firmado entre naciones, pues ambos actores están condenados por los hechos a su acatamiento.

El entorno de desenvolvimiento de EEUU y de Arabia Saudita tiene como amenaza a los mismos actores: Rusia e Irán. Por supuesto a Arabia Saudita no le agrada mucho el acercamiento de EEUU e Irán, como en EEUU no le agrada mucho la relación con de Arabia Saudita y con los suníes radicales. Pero son mas fuertes los lazos que les unen.

En términos de racionalidad de negocios EEUU seguirá ampliando la capacidad de producción mientras sea rentable, y el límite de retiro actual está probablemente a nivel de 40 dólares por barril. Para Arabia Saudita, el interés es el de mantener su posicionamiento en el mercado, por lo tanto no reducirá su producción, además posee reservas soberanas que le permiten hasta 15 años de financiamiento del presupuesto fiscal a los precios actuales.

Segunda falacia: La caída es transitoria y es consecuencia de intereses geopolíticos promovidos por EEUU.

La caida del precio del petróleo no es transitoria y obedece a las condiciones de demanda y oferta del mercado, no es resultado de una conspiración de naturaleza geopolítica de alguna nación en el mundo, ni siquiera de EEUU o de Arabia Saudita. Evidentemente, el comportamiento de los precios en el mercado constituye una oportunidad o una amenaza que dependiendo de la condición productora o demandante de los productos derivados del petróleo, evento que si es susceptible de ser aprovechado geopolíticamente.

Los acontecimientos actuales tienen su origen en factores relacionados con las condiciones del mercado, que en el pasado (altos precios y beneficios extraordinarios), hicieron posible la investigación y desarrollo en el sector energético. Los impactos sobre la demanda se derivan del mejor aprovechamiento de la energía fósil en todas las actividades económicas y los impactos sobre la oferta se relacionan con el abaratamiento de la exploración, la extracción y el procesamiento de las fuentes de energía fósil, que tienen como resultado la sobreoferta y la consecuente caída del precio del petróleo. Todo este contexto se refuerza por las decisiones de las grandes potencias incluida China, de mejorar la eficiencia energética y las condiciones climáticas.

Ha finalizado un ciclo de altos precios y comienza otro que tendrá una mayor duración, donde el mercado es quien marca la pauta de los precios y la geopolítica pasa a tener un papel reactivo o acomodaticio frente al mercado, es decir, se han invertido los roles.

Tercera falacia: Todos los productores de petróleo son perdedores.

Según la generalidad de los expertos en economía de la energía, los países realmente perdedores con la caída del precio del petróleo son: Rusia, Argelia, Nigeria, Irán y Venezuela, la mayoría de los países petroleros poseen suficientes reservas internacionales netas para afrontar la crisis sin comprometer sustancialmente su gasto fiscal. La fortaleza a nivel de reservas internacionales, de Arabia Saudita es tan grande, que puede soportar durante quince años, el nivel de gasto presupuestario a los precios actuales del petróleo.

Un país es sensible a la caída de precios del petróleo cuando posee un bajo nivel de reservas internacionales netas, está en déficit fiscal y depende a nivel de su balanza comercial de las exportaciones de petróleo.

Venezuela en el conjunto de los países perdedores es el que se encuentra en la peor situación: primero, tiene un bajo nivel de reservas internacionales, depende de manera absoluta del petróleo y se encuentra en situación de déficit fiscal, segundo, es un país con una gran debilidad institucional, no existe autonomía, ni independencia entre sus poderes públicos, y tercero, no posee capacidad para aumentar ni la producción de petróleo, ni para asegurar un adecuado nivel de mantenimiento, necesarios para mejorar la participación en el mercado petrolero.

País Reservas internacionales Millones USD $ Situación fiscal Dependencia petrolera Institucionalidad democrática
Canada 71.937 Superávit Baja Democrático
Algeria 201.437 Déficit Alta Democracia débil
Iraq 77.747 Déficit Alta Democracia débil
Kuwait 32.410 Superávit Alta Autocracia
Norway 58.283 Superávit Baja Democracia
Russian Federation 509.692 Déficit Media Democracia débil
Saudi Arabia 737.797 Superavit Alta Autocracia
United States 448.509 Defícit Baja Democracia
Venezuela, RB 20.275 Defícit Alta Democracia débil

Cuarta falacia: Existe reciprocidad política e ideológica del ALBA y otros socios del Gobierno Venezolano hacia el país.

En este trabajo asumimos como premisa que el negocio petrolero genera una renta, ya que su precio mantiene un enorme diferencial en relación con los costos, como resultado de una localización desigual de yacimientos en el mundo, y no, porque haya sido producto de un esfuerzo creador en el sitio de localización. Esa diferencia inmensa entre los costos y el valor transado se distribuye entre los países productores y los países consumidores, dependiendo de las condiciones del mercado.

Cuando el precio es alto la distribución de esa renta favorece a los productores, cuando el precio es bajo favorece a los consumidores. En esta perspectiva, el socialismo del siglo XXI en Venezuela, se inclinó por tomar esa considerable riqueza y repartirla en asistencialismo social y en ayuda a países del ALBA. Eso le permitió dividendos políticos al gobierno venezolano ya que lograba el apoyo de esos países en los diferentes foros económicos, ideológicos y políticos.

Uno esperaría que ahora que los precios del petróleo caen, esa renta que Venezuela cedió a esos países de alguna forma se revirtiera, en solidaridad, hacia el país, la realidad es otra ya en el Caribe, y mas concretamente en Cuba, se están avizorando cambios donde ahora la extracción de renta no está en Venezuela (anteriormente estuvo en URSS), sino en EEUU. Definitivamente de la misma manera que el capital no tiene patria, la solidaridad socialista no conoce otra cosa que el aprovechamiento, como buscadores de rentas de las oportunidades que ofrezcan ideologías anacrónicas como el socialismo.

La otra sorpresa que el destino le deparará a Venezuela será el cumplimiento de los acuerdos alegres que firmó con China y que han comprometido el futuro del país, veremos hasta donde llega la solidaridad esperada del socialismo.

¿Qué hacer?

Cuatro cosas deben hacer nuestros gobernantes:

Primero: Todo aquello que genera renta es porque comprende un acervo o acumulación de capital, cuya formación requiere un ciclo de reproducción superior al tiempo que transcurre entre una jornada y un mes. Los proventos derivados del negocio petrolero en Venezuela no resultan de un esfuerzo local creador del mismo, proceden del hecho fortuito de yacimientos localizados en nuestro país, yacimientos cuya formación geológica supera ampliamente el horizonte temporal de la vida humana. Cada vez que extrae un barril de petróleo, el valor de reponerlo es indeterminado. Esta consideración económica significa que no se debería repartir, ni distribuir la renta petrolera como si se tratase de un bien de consumo final.

Segundo: Si el petróleo no es un bien de consumo final en todo rigor, una parte del excedente debe servir para sostener y aumentar la capacidad de una industria petrolera eficiente y multiplicadora de riqueza para el país. De esta forma se dispone de la flexibilidad para sostener la producción y la participación en el mercado cuando los precios son bajos, asi lo que se deja de ganar por un margen menor por barril de petroleo, se compensa con un mayor volumen de ventas. Y simplemente ajustar el volumen de producción, según las circunstancias, cuando se hace escasa la oferta de petróleo y los precios son altos.

Tercero: El excedente restante debe utilizarse como aval para emprender en el país opciones para el desarrollo de ventajas competitivas que reduzcan la vulnerabilidad creada por el negocio petrolero. Es crucial evitar que el excedente económico se traduzca en gasto de consumo final, cuando esto ocurre, el flujo de divisas es tan grande que al aumentar la oferta de divisas, el tipo de cambio se abarata de tal manera, que cualquier producto, que no sea petroleo, se hace menos costoso importarlo que producirlo. De este modo evitamos la “enfermedad holandesa”[2] y protegemos el patrimonio petrolero en forma de acervo de capital y no en consumo de bienes finales. Con esta estrategia aumentamos la acumulación de capital, el empleo y la capacidad de producción nacional de bienes y servicios.

Cuarto: Se debe conservar en forma de medios líquidos de pago una proporción que sirva para estabilizar la economía en función de la volatilidad del precio del petroleo.

[1] http://www.lesclesdumoyenorient.com/Etats-Unis-et-Arabie-saoudite-les.html

[2] En estos tres trabajos que he publicado con anterioridad trato con amplitud el tema de la “Enfermedad Holandesa”

http://prosprev.com/2009/06/01/el-mal-holandes-y-el-efecto-venezuela/

http://prosprev.com/2009/06/22/la-enfermedad-holandesa-y-el-efecto-venezuela-parte-ii/

http://prosprev.com/2014/06/26/petroleo-venezolano-una-renta-que-jamas-se-sembro/

, , , ,

Rómulo_Betancourt
06 Dec 2014 Read more

La caída del precio del petróleo mas allá de la coyuntura (Francisco J Contreras M)

EXTACTO.

La caída del precio del petróleo ha sido analizada en los medios venezolanos en su perspectiva coyuntural. En el mundo de las transacciones petroleras domina ese tipo de análisis, los precios responden a condiciones del momento, lo que va mas allá de una semana es ya el largo plazo, es como el mercado bursátil, los juicios que allí se formulan pueden explicar de manera fácil y clara lo que acontece en el momento, pero no son la mejor referencia para realizar una evaluación prospectiva cuyo horizonte temporal cercano es un año, su corto plazo cinco y el largo lo que va mas allá de quinquenio. Si se trata de una negociación – hoy – la opinión experta coyuntural es la correcta, si se trata de formular estrategias, gubernamentales o privadas, la opinión experta prospectiva es la correcta.

La perspectiva coyuntural.

El petróleo como “Commoditie”.

Desde este punto de vista el petróleo se asume comercialmente como una mercancía de uso genérico, básico y sin mayor diferenciación, es lo que se denomina “Commodities”. El petróleo es la base para la fabricación de productos de mayor valor agregado, pero no solo eso, al ser susceptible de almacenamiento, constituye además un bien sujeto a especulación. Como las reservas de petróleo están concentradas en ciertos lugares del mundo y no igualmente distribuidas, hay espacio para el ejercicio de poder de monopolio a través de la conformación de carteles como la OPEP, de la misma forma a lo largo de la cadena de valor hay poder de monopolio en el saber hacer (know How), por último para completar la complejidad del negocio petrolero también hay ejercicio de poder geopolítico. En este mundo de la coyuntura el corto plazo es el final de la jornada y el largo plazo el fin de la semana.

El dominio mediático de lo coyuntural.

En Venezuela existe una inclinación mediática en la presentación de los problemas económicos, es mas fácil explicar y comprender lo aparentemente razonable en los hechos tal cual como se presentan, que adentrarse en la explicación causal mas profunda y esencial de los mismos. La escena es colmada de juicios de expertos petroleros, venezolanos y extranjeros, cuyos servicios son utilizados esencialmente por banca mayorista “Corporate & Investment Banking”, para la administración de fondos de inversión. Las competencias de un experto del tipo “trader”, están marcadas por la ingeniería, la economía y las finanzas del tema de mercados especulativos o bursátiles. Un conocimiento muy especializado donde las habilidades y la intuición tienen un rol importante, no es el campo sosegado del análisis con formulación de hipótesis refutables, en la coyuntura no hay tiempo para la investigación es un mundo de acción cuya escala temporal es el momento y el alcance una semana.

En esas condiciones, es realmente imposible hacer predicciones confiables. El análisis con base en esas circunstancias, no es precisamente lo que mejor sirve para la evaluación prospectiva, donde los factores y eventos mencionados constituyen, en sentido figurado, a penas la punta del iceberg, donde hay un mar de fondo con mayor peso sobre los acontecimientos en el corto, mediano y largo plazo.

En noviembre pasado 2014, en un programa radial de opinión, durante una entrevista a un experto venezolano de la banca internacional, éste afirmó: “que al mes de julio 2014 ya en Wall Street un experto había previsto la caída de los precios del petróleo”, en el mundo de la especulación es algo extraordinario emitir opiniones acertadas sobre el futuro, como dijimos, en este ambiente lo relevante es el aquí y ahora lo demás no existe. Por el contrario, cuando uno se remite al mundo del conocimiento académico, encuentra que desde hace mas de dos años Samuele Furfari lo había predicho con mayor profundidad de análisis y no como una simple corazonada de un trader de WallStreet, para julio de 2014 en un artículo cuyo titulo es “¿Será el fin de los precios altos del petróleo y de otras energías fósiles?”, hicimos referencia sobre el caso[1].

Haciendo un paralelo con otros eventos no económicos pero mas frecuentes en Venezuela: los accidentes de tránsito, lo que impacta es el reportaje gráfico y el instante, la gente curiosa observando fallecidos, vehículos destrozados, el detalle del como resultaron heridos o fallecidos, la cola que se formó en la carretera, con toda suerte de explicación sobre el cómo sucedió y cómo no hubiera pasado, es la coyuntura con un alto retorno en la prensa escrita, la radio y la tv, un revuelo en las redes sociales. Los accidentes de tránsito son una importante causa de muerte en Venezuela, de seguro hay estudios profundos, con hipótesis de causa refutables, con recomendaciones, pero requiere la lectura profunda, a conciencia y comprensión y eso no da retorno en nuestro país, los venezolanos dados a la acción, al efectismo y a lo inmediato no quieren perder tiempo en ello, de esta manera se deja de lado, la otra cara de la realidad, tanto o mas importante que la coyuntural.

La perspectiva estructural.

Marco conceptual.

En la perspectiva estratégica cuyo horizonte de corto plazo, comienza en el largo plazo de la coyuntura, el análisis es esencialmente económico y requiere de la definición conceptual de algunas categorías que vamos a utilizar en este escrito, ellas son energía fósil referida a la energía derivada del petróleo del gas y del carbón, reservas energéticas y recursos en energía fósil. Vamos a asumir como reservas en energía fósil, a la cantidad que es posible extraer en condiciones de rentabilidad económica dada la tecnología del momento, como recursos en energía fósil se define a la noción geológica de la cantidad de petróleo que posee el planeta en el subsuelo.

El problema no es el del agotamiento de la energía fósil sino el del recalentamiento global.

Los recursos en energía fósil son finitos y agotables, pero se desconoce el volumen de esos recursos geológicos. Lo que si tiene importancia saber es que lo conocido hoy es la capacidad de absorción de CO2 , generado por la quema de energía fósil (gas, petróleo y carbón) [2], esa capacidad se estima en 800 millardos de TON, con un nivel de recursos geológicos fósiles de 3.000 millardos TON, se concluye que el mundo posee recursos de mas de tres veces lo que puede consumir. El problema energético no es el del agotamiento de la energía fósil sino del recalentamiento mundial.

Esta primera semana de diciembre, se firmó un importante acuerdo entre China y EEUU sobre la disminución de emisión de CO2 , ya este mismo año China hizo un cambio importante en su visión económica, quiere ser una potencia al estilo occidental y no ser la fabrica mundial de bienes y servicios, si los otros países mas desarrollados comparten la misma visión podemos esperar una desaceleración mundial de la demanda de energía fósil. Otro signo importante, es que la energía fósil seguirá siendo la opción mas barata para los países pobres, reiteramos, el petróleo, el gas y el carbón serán la energía de los países pobres, para quienes el crecimiento en armonía con el medio ambiente es un costoso lujo fuera de su alcance.

El problema de la explotación de la energía fósil se reduce cada vez mas a su rentabilidad económica.

Mas allá de la coyuntura, la dimensión de las reservas en energía fósil guarda relación directa con las condiciones económicas y con el estado del arte (tecnología existente). El verdadero nivel de reservas es aquel que resulta económicamente rentable extraer, a los precios existentes dado el conocimiento tecnológico del momento. La capacidad de producción es función de las inversiones pasadas y la futura de lo que se esté dispuesto a invertir hoy. El valor de las empresas directa e indirectamente vinculadas con el petróleo depende del valor actual de los retornos potenciales futuros de sus reservas. Es por ello que los países petroleros con mayor capacidad de administrar la crisis actual, son aquellos que modernizaron e invirtieron para el sostenimiento y crecimiento de la capacidad de producción, Noruega, EEUU, Arabia Saudita, Emiratos Árabes, son los poderosos que marcan la pauta y las decisiones sobre el mercado petrolero, no es el caso de Argelia, Venezuela, Irán, Nigeria y Rusia esclavos de la renta petrolera. Los grandes y únicos perdedores en este momento son: Rusia, Argelia, Venezuela, Irán y Nigeria, los ganadores el resto del mundo. La regla de oro de los países petroleros exitosos es la desconexión del presupuesto fiscal de la renta petrolera.

La hipótesis de las guerras del petróleo ya no dominan hoy, el aprovisionamiento de energía del mundo es actualmente global, no depende de un país en particular. Esa ilusión ideológica y geopolítica de “arrodillar al imperio”, no es mas que una fatal arrogancia y un suicidio político para quienes han pretendido hacerlo. EEUU posee una enorme abundancia de energía fósil, con unos precios fluctuando entre 60 $ y 120 $, la industria energética en EEUU sigue siendo un negocio rentable, como dice un proverbio de los campos venezolanos “en pelea de tigres no hay burro asomado y menos con reumatismo”

El dilema venezolano.

Todos los países petroleros han aumentado su capacidad de producción salvo Venezuela, desde los años sesenta nuestro país apenas ha podido mantener su capacidad de producción, mientras sus reservas crecen y crecen y mas durante los últimos quince años, mas que en cualquier otro sitio del planeta. Es el modelo por excelencia del extractor de rentas, una suerte de tragedia donde se explota un recurso hasta su agotamiento, sin ni siquiera invertir en el propio negocio y menos en la utilización de sus excedentes para el crecimiento y desarrollo del país.

Nuestro país es quizás el mas golpeado del mundo por esta disminución del precio del petróleo, en esta ocasión la diferencia en comparación al pasado es que ahora hasta los mismos derivados del petróleo se importan. Tampoco se trata de un derrumbe pasajero, todos los signos de esta nueva era apuntan a un abaratamiento del petróleo de largo alcance. No presentamos la información que sustenta nuestros argumentos, pues ya lo mostramos en un artículo escrito el pasado 26 de julio “El petróleo una renta que jamás se sembró” [3]

La imagen destacada

La imagen destacada merece un comentario de parte del autor, Don Rómulo Betancourt expresidente de Venezuela fue participe  en uno de los mas grandes errores políticos de los democrátas en Venezuela, el golpe de estado del 18 de octubre del año 1945, también un líder que supo rectificar, fue un estadista que nunca tuvo intenciones de perpetuarse en el poder o de ejercerlo en su partido, es junto con Luis Herrera Campins, ejemplo de dedicación al servicio público y auténtico defensor de las libertades en nuestro país.

 Notas:

[1] http://prosprev.com/2014/07/31/sera-el-fin-de-los-precios-altos-del-petroleo-y-de-otras-energias-fosiles/

[2] http://radiofrance-podcast.net/podcast09/rss_10081.xml

[3] http://prosprev.com/2014/06/26/petroleo-venezolano-una-renta-que-jamas-se-sembro/

, , , , , , ,