Tag Archives: Economía

Miseria_Ent
29 May 2014 Read more

El índice de miseria de Venezuela

¿Qué es el “Índice de Miseria”?

El tema

Esta semana en las redes sociales ha aparecido una información sobre el índice de miseria en el mundo, el enlace principal en el cual se hace referencia acerca del tema es: http://www.cato.org/publications/commentary/measuring-misery-around-world. Allí se revela al mundo lo que para los venezolanos constituye un drama económico cotidiano: la escasez, la inflación y la parálisis del sector productivo, que sitúa al país en el primer lugar del índice de miseria, un lugar en el cual ninguna nación desearía estar. En Venezuela, la tesis de cambio de Gobierno con alto índice de miseria, es indeterminada por no decir falsa. Read more

, , , , , , , , ,

INF_MAY_2014
03 May 2014 Read more

La inflación en Venezuela alcanza su madurez: 28 años seguidos con índices superiores a dos dígitos

Extracto                                     

La inflación es un mal endémico en Venezuela, desde 1974 al presente el nivel de precios núnca ha sido menor que el 5,6%, desde 1986 nunca ha estado por debajo de los dos dígitos. Durante los últimos quince años de proceso socialista, radical y populista, en el lapso 1999-2014, el alza inflacionaria ha sido de 2.770 %. El contexto económico es de “caos económico”, pues se suma la escasez, la insuficiencia estructural de reservas internacionales y una inconmensurable improductividad social. Durante el mes de marzo del 2014, tal como hemos sostenido, el Gobierno no ha dado ninguna señal de cambio, en lo coyuntural, las reservas continúan su descenso, la inflación aumenta y la liquidez monetaria también, los tres eventos solo tienen lugar cuando hay un desorden extremo en las finanzas públicas. Read more

, , , , , ,

Fact_1
12 Apr 2014 Read more

El rendimiento mínimo sobre el patrimonio ajustado en condiciones extremas: el caso Venezuela.

Extracto

En Venezuela, las empresas no surgieron porque el rendimiento esperado de la inversión superó la expectativa del inversionista y la capacidad de pago de deuda de largo plazo, sino porque sus promotores asumieron que eran un buen negocio. El mismo Gobierno supone que la variable clave es el margen sobre los costos, el cual no debe superar el 30%. Los propietarios erroneamente también imaginan que el valor de su empresa tiene que ver con ese margen. El asombro llega al límite cuando afirman: “las proyecciones, las estimaciones de riesgo, son cuestiones sin aplicación en el país”. Nuestra tesis es que la decisión de invertir debe considerar el costo de oportunidad del capital y el valor presente neto del flujo de caja libre. En este momento es temerario invertir, en promedio se se debe superar una tasa mínima de retorno que está alrrededor de 63,57%, con una corrección de paridad de poder adquisitivo de 38,55% (diferencial de precios entre el bolívar y el dólar USD).

¿Cuál debe ser la tasa mínima de retorno sobre el capital?

Introducción a tema

Las categorías como margen y utilidad sobre ventas o sobre costos, son mediciones de control de gestión de la empresa, corresponden al análisis de precio, costo y volumen. Son variables que además de servir a efecto de control, permiten definir estrategias de precio, portafolio de productos y volumen, pero no son las referencias finales para una decisión financiera.
La decisión de crear una empresa o invertir en ella es una decisión financiera, se debe utilizar como criterio de evaluación el rendimiento mínimo que se debe esperar de los recursos propios y la capacidad de pago de la deuda de largo plazo.
Ahora cómo estimar esa tasa mínima de rendimiento que el inversionista debe establecer como criterio para el inicio, mantenimiento, ampliación o retiro de un negocio. Una forma de fijar esa tasa es a través los riesgos que deben ser compensados al inversionista: los riesgos inherentes al negocio y los riesgos de entorno.
Para ello definiremos de la manera mas sencilla posible las herramientas con las que trabajaremos. Ellas son: la tasa libre de riesgo, prima de riesgo del mercado, el riesgo sistemático, riesgo no sistemático y el riesgo país.

La tasa libre de riesgo y la prima de riesgo del mercado

La tasa libre de riesgo es aquella que no tiene probabilidad de impago al acreedor. Podemos definir la prima de riesgo del mercado como la diferencia entre la tasa libre de riesgo y el rendimiento mínimo esperado por el inversionista. Por lo tanto, los inversionistas, requieren para invertir en una empresa que el retorno esperado sea superior a la suma del rendimiento de una inversión no riesgosa (los bonos del gobierno) mas la prima de riesgo del mercado. La suma de la tasa libre de riesgo y la prima de riesgo del mercado, es la tasa mínima de retorno sobre el capital.

El riesgo del mercado, riesgo sistemático y no sistemático

En el campo de las finanzas, el uso del término “sistemático” en frases como “el riesgo financiero sistemático” o “crisis financiera sistemática” trata de aquel riesgo donde la economía se ve afectada como un todo y no un negocio en particular.
Un riesgo financiero calificado de “sistemático” significa que hay una probabilidad significativa de fracaso bastante importante para todo el sistema financiero, para todos los sectores económicos, en una amplia zona geográfica, o incluso a nivel mundial. El riesgo sistemático se propaga por contagio, efecto dominó y cadenas de la quiebra, eventos que pueden conducir al colapso del sistema financiero mundial.
Riesgo específico o no sistemático depende de la naturaleza de la empresa que se trate: así una empresa puede mostrar una tendencia a la baja, a pesar de que el mercado de valores o las empresas similares estén en alza y de que las condiciones del entorno sean favorables.
Entre los factores de riesgo específicos incluyen los eventos adversos (huelgas, la gestión de las crisis, los resultados anuales malos), también las buenas noticias (de firmar un gran contrato, productos innovadores, buena perspectiva de negocio). Los eventos que ocurren al azar en una sociedad tienen un impacto sobre las fluctuaciones de precios de acciones (volatilidad), pero no pueden ser anticipados.
En definitiva, el riesgo sistemático se refiere a la incertidumbre económica general, al entorno, a lo exógeno, a aquello que no podemos controlar. El riesgo no sistemático, en cambio, es un riesgo específico de la empresa o de nuestro sector económico. Es decir es nuestro propio riesgo.
Es el riesgo sistemático el determinante en la estimación de la prima de riesgo del mercado.

El riesgo país y la inestabilidad económica.

Fact_2Aquel que piensa invertir en un país como el nuestro debe considerar además de la tasa libre de riesgo y de la prima del mercado, el riesgo soberano.
En sentido estricto, el riesgo país o riesgo soberano es la probabilidad de que un país deje de pagar su deuda externa. Algunos países pueden tener vulnerabilidades a la inversión internacional. Riesgo país abarca diversos factores, incluyendo factores políticos, económicos y sociales que pueden causar un riesgo de pérdida en una transacción con un país extranjero. Es independiente de las características específicas del socio comercial (clientes, proveedores), pero vinculada al entorno en el que se efectúe la transacción.

El costo de oportunidad del capital (CAPM: Capital asset pricing model)

La tasa mínima de retorno también, en finanzas corporativas, se le conoce como el costo de oportunidad del capital, en razón de que es una medición de los usos alternativos de los recursos propios de los que dispone un inversionista.
El costo de capital es la tasa de rendimiento requerida de los accionistas de una empresa con respecto a la compensación que podría conseguir una inversión con el mismo perfil de riesgo en el mercado.
Se estima por el modelo de CAPM de valoración de activos, que el rendimiento de una inversión es igual a la suma del rendimiento del activo libre de riesgo mas las primas de riesgo del mercado y de riesgo país.

La fuente de información

Hemos utilizado como datos base para dar valores a los parámetros de tasa libre de riesgo, prima del mercado, y volatilidad del mercado la información que proporciona el Profesor Aswath Damodaran, el su página en internet, el enlace es: http://pages.stern.nyu.edu/~adamodar/.
Para el ajuste del costo de recursos propios tomamos como referencia, el marcador EMBI (Emerging Markets Bonds Index o Indicador de Bonos de Mercados Emergentes), el cual es el principal indicador de riesgo país (riesgo soberano) y es calculado por JP Morgan Chase. Es la diferencia de tasa de interés que pagan los bonos denominados en dólares, emitidos por Venezuela, y los Bonos del Tesoro de Estados Unidos, que se consideran “libres” de riesgo.

La tasa mínima de rendimiento para recursos propios en Venezuela

Debido a la inestabilidad sociopolítica, la tasa libre de riesgo para Venezuela en dólares americanos es de 13,77%. La tasa libre de riesgo de Venezuela se estima a partir del costo de deuda pública de EEUU, ese costo es de 3,04%, al cual se le debe añadir la prima de riesgo soberano de Venezuela, cuyo promedio durante los últimos doce meses es de 10,73%, ambos conceptos suman 13,77%.CAMP1

La volatilidad promedio del mercado (beta) es de 0,8571 para países emergentes, esto significa que cualquier evento de entorno impacta a la prima de riesgo del mercado en 85,71%.
La prima de riesgo accionario de referencia de Estados Unidos es de 5%, como ella se ve afectada con un 85,71%, el inversionista en promedio esperará 4,29% adicional sobre la tasa libre de riesgo.
Sin considerar la inflación anticipada en Venezuela y en EEUU, el rendimiento mínimo en dólares para el inversionista por su patrimonio será 18,06% (13,77% + 4,29%).
En bolívares, esa tasa mínima de rendimiento debe ajustarse por el efecto combinado de la inflación en Venezuela y EEUU. El factor de corrección es de 38,55%, por lo que considerando las expectativas inflacionarias, en promedio un inversionista en Venezuela deberá fijar como meta mínima de rendimiento por su patrimonio 63,57%. Si la inflación esperada en Venezuela fuera 0%, ese rendimiento mínimo sería de 15,40%.
En resumen, un inversionista en Venezuela al final del año 2014, deberá al menos tener un rendimiento del 63,57% sobre su capital real si no quiere reducir su patrimonio. Con ese rendimiento compensa el riesgo soberano, la inflación y los riesgos propios de la actividad empresarial.

Conclusiones

Este análisis nos lleva a concluir que en Venezuela hay pocos alicientes para invertir, dos factores son importantes: el riesgo país y la inestabilidad económica.
Con estabilidad económica, la situación sería otra, pero ello significaría un país sin inflación y sin problemas de ajuste en la balanza de pagos, de ser así bastaría con un rendimiento superior a 15,40%. Con un riesgo país inferior esa tasa podría estar entre 7% y 10%. Es realmente una proeza sostener el patrimonio.
Se mantiene por razones defensivas, hay barreras a la salida para el capital, como el riesgo de confiscación.
La única manera de reducir la destrucción patrimonial es a través de la deuda, cuya tasa real de interés en Venezuela es negativa, si la tasa nominal es de 19% con una inflación anticipada de 40%, la tasa de interés es negativa en 21%.
Si desea efectuar una estimación con sus propias premisas puede hacerlo a través del enlace siguiente:

Calculadora de Costo de recursos propios

Autor: Francisco J Contreras M

http://ve.linkedin.com/in/fjcontre35/
http://franciscojcontrerasm.blogspot.com/
http://franciscojcontrerasm.com/prospectiva/
http://www.franciscojcontrerasm.wordpress.com/

, , , , , , , ,

Sicad 23
05 Apr 2014 Read more

Sistema complementario de administración de divisas (SICAD II): Medida obligada e insuficiente

Extracto

Nueva iniciativa del Gobierno venezolano obligada pero insuficiente. Es forzada porque la brecha entre la demanda de divisas y la oferta es insostenible sin un ajuste de la tasa de cambio, es forzada porque se agotó la posibilidad de endeudamiento externo y de generación de reservas para cubrir las necesidades de importación del país, es insuficiente porque al menos debe ser una medida complementaria de la disciplina fiscal, de la productividad del gasto público y de modificación del marco regulatorio laboral. Son tres orientaciones de política pública para el inicio de una liberación de la economía y normalización del mercado

Sicad 2 1

¿Por qué es obligada?

La brecha entre la demanda y la oferta

Desde el año 2007 se estancan las importaciones. Existe un desbalance de demanda causado por la emisión inorgánica de dinero, hay mas bolívares pero no tantos dólares en reservas para sostener esa liquidez monetaria. Actualmente se dispone de unos 22.000 Mills de USD y se requiere unos 43.662,00 Mills para igualar el nivel de importaciones del 2013

SICAD II 1

La sobrevaloración del tipo de cambio

Un factor estructural en Venezuela, es la sobrevaloración de la tasa de cambio. Los precios en nuestro país aumentan mas que el promedio de los precios del resto del mundo. Desde Enero de 1999 hasta el presente ese diferencial de precios a febrero del 2014, es de 2.102%.

Desde enero del 2013 a Febrero del 2014, esa diferencia de precios fue de 140%. En esas condiciones al tipo de cambio de 6,3 Bs por USD todo los bienes transables, excepto el petróleo, son mas baratos en el exterior que en Venezuela.

La imposibilidad de extracción de renta petrolera

La fuente de reservas internacionales netas es exclusivamente producto de las exportaciones petroleras, y tiene un límite no han podido crecer al ritmo en que aumentan las importaciones.

SICAD II 2

Nuestro país tiene las reservas de petróleo mas grandes del mundo 17,8 % (2012), pero su producción (3,39%) y capacidad de refinación (1,41%) tienen una baja contribución en el contexto mundial. Se posee reservas pero no se ha efectuado la acumulación de capital necesaria para aumentar las exportaciones, la renta ha derivado hacia el gasto social, pero no hacia la inversión necesaria para el crecimiento de su capacidad de producción.

El problema de la emisión inorgánica de dinero

En esta ocasión aun cuando la liquidez monetaria no crezca, la escasez de todos los bienes y servicios sobrepasa la caída natural de la demanda en coyunturas como la actual. En otras palabras se transa menos pero a un nivel de mayor reducción de la oferta que de la demanda.

Al momento de la última corrección de la tasa de cambio su cobertura en reservas internacionales era del 25%, al 14 de marzo de 2014, apenas es de 11%, hay en promedio 59,96 Bs por dólar en reservas internacionales.

El agotamiento del endeudamiento externo

Los resultados, de una política económica heterodoxa y jamás vista en los anales de la economía, ineluctablemente se traducen en una insuficiencia de reservas internacionales necesarias para honrar los pagos de servicio de deuda y asegurar un aprovisionamiento continuo de importaciones. Al cierre del año 2013, sin contar el último trimestre la insuficiencia alcanza un 42,39%, el nivel mínimo de reservas debería ser de 30.588 millones de dólares americanos y solo se posee unos 21.480 Millones de dólares americanos.

El costo de deuda externa para Venezuela con un riesgo país de 1300 puntos aproximadamente hace imposible tomar mas deuda.

¿Por qué es insuficiente?

Porque el mercado que atiende el SICAD II, es pequeño en relación con el resto de las operaciones que se realizan a través de los otros mecanismos de asignación de divisas. Porque es necesario formalizar una estrategia que al menos contribuya a:

La eliminación del déficit fiscal

El aumento la productividad del gasto público

La flexibilización del mercado laboral

Conclusiones

Los incentivos perversos

No es fácil en el corto plazo desmontar el dispositivo extremo de regulaciones económicas de Venezuela. El problema no consiste en la elección de opciones excluyentes entre el intervencionismo regulador y una economía desregulada, el problema real ha sido la aplicación de un modelo regulador diseñado bajo el supuesto de que el mercado es una entidad susceptible de control y sin capacidad de respuesta. Ha sido un error no evaluar en política económica la influencia de los incentivos perversos generados. Existe un incentivo perverso, cuando se crea un dispositivo de regulación que promueve efectos secundarios nocivos. Una forma de regulación con incentivos perversos es el control de precios, cuando se controlan los precios no se resuelve el problema de la inflación, pues el mercado reacciona creando tres problemas mayores: los mercados llamados “negros”, el racionamiento y la escasez. Afirmamos, que existe la necesidad de una transición económica que reduzca los incentivos perversos y la inflación, no se debe crear regulaciones sin considerar sus efectos colaterales.

Una orientación de política pública hacia el crecimiento y no hacia el gasto corriente

El gasto corriente debe ser considerado un mal necesario, pues hay que poseer un sistema de control de gestión de la política pública. El gasto corriente no es una variable estratégica, la verdadera variable estratégica son las erogaciones necesarias para sostener el crecimiento equilibrado de la economía y la formulación de reglas que a través del mercado que eviten condiciones indeseables de desigualdad en la distribución de ingresos.

La transformación del sistema educativo hacia la innovación.

Las fuentes mas importantes de impulso del desarrollo económico de países pequeños son la innovación y la capacidad emprendedora de la clase media, es allí donde se generan empleos y los mayores impactos sobre la economía. Un modelo de innovación fundado en la ampliación de esa clase media requiere unos poderes públicos, autónomos e independientes, es decir un fuerte estado de derecho, es la justificación económica mas importante sobre la necesidad de mas y mejor democracia. El totalitarismo y cualquier variante autoritaria son los obstáculos mayores para un modelo de emprendimiento e innovación.

Autor: Francisco J Contreras M

http://ve.linkedin.com/in/fjcontre35/

http://franciscojcontrerasm.blogspot.com/

http://franciscojcontrerasm.com/prospectiva/

http://www.franciscojcontrerasm.wordpress.com/

, , , , , , , , ,

Así quedó después de la cola
03 Apr 2014 Read more

La clase media venezolana: entre la postración y la extinción

Extracto

Una de las consecuencias del modelo económico fundado en el gasto público deficitario, es que asegura el éxito electoral por la vía de una demagogia y de una retórica donde solo se ofrece, no se cumple y tampoco se recrea la responsabilidad cívica del individuo. A la larga todo el mundo espera que el gobierno le solucione la vida y ese camino conduce a la destrucción de la clase media, que es la fuerza vital del desarrollo en los países con éxito económico.

La igualación en la pobreza

Así quedó el postrado luego de una cola

Así quedó el postrado luego de una cola

Más allá del debate político que domina la vida nacional el problema económico esencial de Venezuela es el de la igualación en la miseria de la población, lo mas insólito es que nuestro país inmensamente rico y bien dotado en recursos naturales importantes, esté inmerso en un estado de escasez, comparable al de naciones escasamente dotadas. Otro rasgo distintivo es que los ministros de economía en este país parecieran vivir en un permanente estado de emergencia en el cual no se dispone del sosiego, ni del tiempo necesario para emprender una visión de país que logre la adhesión social necesaria para la estabilización y el desarrollo en un sentido amplio. Ahora con el argumento de que la información económica tienen interés político se retrasa no se ofrece.

En términos de lucha contra la pobreza y de formulación de una visión de país, la gestión de los ministros de economía han dejado mucho que decir, ha sido peor de lo mismo, pues desde sus inicios, con los que venían precedidos de credenciales académicas y de una percepción mas avanzada de la economía, como Felipe Pérez, hasta los recientes con menos credenciales ha sido pura retórica.

¡¿Cuáles planes, cuales principios?! Nada más puras ocurrencias, largos escritos, declaraciones, todas incoherentes que no califican siquiera como un buen epistolario de buenas intenciones.

El juicio de la gente

El juicio sobre la gestión de estos ministros podríamos dejárselo al público, pidiéndole que se forme sus conclusiones a partir de los hechos siguientes: Si hasta los jóvenes profesionales bien formados se siguen convirtiendo en buhoneros, que andan por doquier vendiendo baratijas, en taxis subarrendados, en tarantines de venta de loterías y otros oficios, propios de sociedades perdidas en la decadencia. Si las empresas continúan cerradas, y a pesar de la inamovilidad laboral durante esa gestión, sigue reinando el trabajo informal. Si a pesar del alto del precio del petróleo, el tipo de cambio se deteriora. Si la escasez de bienes y servicios y la inflación forman parte de la cotidianidad ¿Qué juicio pueden merecer los señores ministros?

Quien dude de la situación de crisis y de postración de los venezolanos puede constatarlo con sus propios ojos en las calles de las ciudades, donde la gente vive en colas para adquirir bien caro lo que a penas consigue, donde pululan toda clase de indigentes, mujeres, niños, ancianos, jóvenes, cuidadores de puestos en colas, gestores de requisitos burocráticos gubernamentales, cuida carros, o peor al acecho para apropiarse de algo que no le es suyo.

Lo mas salvaje de la acción de Gobierno, como también lo hicieron los que le antecedieron, es recurrir a ajustes de política económica, que de una sola vez y sin consulta disminuye la riqueza y los ingresos de los venezolanos en mas de 66 % con una fuerte depreciación cambiaria.

La historia se repite

En definitiva la historia se repite, la política económica en Venezuela se ha limitado históricamente a dos opciones: o se mantiene fijo el tipo de cambio, cuando el negocio petrolero va bien, o se devalúa o deprecia el bolívar, cuando el negocio petrolero va mal. Ahora incluso hasta con buenos precios para el petróleo y buena renta, todo va mal. Esto es a nuestro juicio una muestra de la irresponsabilidad de quienes gobiernan. Hemos sido gobernados por gente cuyo interés por el país no supera los límites de una retórica demagógica y populista.

Cualquier iniciado en economía sabe que si el gobierno gasta más allá de sus ingresos, es inevitable la inflación y que si además ese gasto no se orienta a la inversión y se asigna discrecional y caprichosamente, según los designios del Presidente, tendremos no solo inflación, sino también desocupación. El grado en que sea dominante la inflación o la desocupación dependerá del grado de autoritarismo y poder que tenga el gobernante.

No tenemos un estadista que ofrezca una visión de futuro, posible y deseable para el país y que genere la sinergia social necesaria para el desarrollo, como siempre caudillos, con muchas ocurrencias que califican como “planes de desarrollo”. Ocurrencias cuya efectividad se mide por el éxito del demagogo en cada contienda electoral, primero sobre la base del antagonismo y la desunión de los venezolanos y segundo, a través del despilfarro del gasto público, en dádivas y asignaciones a los seguidores del régimen, ocultas bajo el falso manto de programas de ayuda a supuestas redes sociales en el combate a la pobreza. Resulta fácil ser presa de la tentación y pensar: ¿Será acaso que éxito electoral de nuestros partidos, consiste en la manipulación y el engaño de la creciente masa de pobres del país, de asegurar y perpetuar su pobreza, sin resolverla?

La diferencias entre ajustes económicos inevitables y estrategias económicas

Hay que entender que las políticas macroeconómicas de ajuste son respuestas coyunturales que tan solo permiten un respiro mientras se afinan las verdaderas estrategias económicas, políticas y sociales que den frente a los problemas de fondo del país. Que si no se logra el consenso, el apoyo, para utilizar una palabra acorde con estos tiempos, la sinergia y la movilización de la mayoría de los venezolanos en pro de un proyecto de país, las políticas de ajuste no resuelven, más bien agudizan el problema. Uno se pregunta dónde están los planes de estos ministros, más allá de ajustes macroeconómicos.

Es usual creer que al depreciar o devaluar el signo monetario se encarezcan las importaciones y se abaraten las exportaciones, es corriente escuchar en nuestro país que no es posible exportar productos no tradicionales porque la moneda está sobrevaluada, así de fácil se concluye que al aumentar lo exportado y disminuir lo importado se revierte la salida de divisas y se relanza el desarrollo económico. Sin embargo, este argumento tropieza con varios obstáculos, primero los productos de exportación, en un mundo globalizado, tienen un componente importado, muchas veces nada despreciable y segundo los precios de los componentes nacionales a la larga se ajustan en alguna proporción de la depreciación. Peor aun, muchos productos con ventajas comparativas de costos, se ajustan de forma instantánea con el tipo de cambio, tal es el caso de los productos siderúrgicos en Venezuela. A la larga la devaluación o depreciación requiere, luego de ajustes sucesivos de precios, nuevas depreciaciones o devaluaciones.

En países grandes, estas medidas son mas eficaces ya que su gran volumen de comercio afecta los precios internacionales, cuando dejan de importar, los precios en el mercado mundial caen, con lo cual el costo de producir una unidad de poder adquisitivo, a través del comercio internacional es menor que en un país pequeño como Venezuela.

Nuestra tesis es que este tipo de política tiene menos efectividad en países como el nuestro, y que aun cuando inevitables solo ofrecen un segundo aire, que tiene que ser sabiamente aprovechado para lanzar un verdadero proyecto de país por medio del concurso de todos los venezolanos y no como esta ocurriendo con una lucha fraticida, donde unos pocos quieren imponer a los otros, un proyecto político cargado de una ideología fracasada, de revanchismo, resentimiento y odios. ¿Dónde está ese proyecto de los señores ministros?

Quién gana con el caos económico

El único ganador con políticas de ajustes fundadas en el tipo de cambio resulta ser el gobierno, que gracias a las mal llamadas ganancias cambiarias, pueden compensar monetariamente las insuficiencias fiscales, esta política permite aumentar el gasto público sin medidas impopulares como el aumento de los tributos. Sin embargo, a la larga el efecto inflacionario resulta mayor y más perjudicial para los que tan solo derivan sus ingresos del trabajo. Mas temprano que tarde la gente percibe que aun cuando sus ingresos aumentan, paradójicamente compran menos que cuando ganaban menos, la presión social no se hace esperar y la inestabilidad política se acrecienta, la confianza se desvanece, los capitales buscan refugio seguro fuera del país.

Se cierra un círculo causal acumulativo del gasto público, que necesita, como la droga para el adicto, más depreciación o devaluación y la vorágine sigue, muy pocos se benefician de ello: los funcionarios públicos que poseen información que el resto no tiene y actúan estratégicamente a favor de sus propios intereses sean pecuniarios, políticos o electorales. Otros tal vez puedan compensar el proceso y hasta ganar, las grandes empresas con las que el Gobierno conviene tratos para mantener alguna fachada de éxito, las empresas que han vivido bajo la sombra protectora del estado, mientras la inmensa mayoría se hunde económicamente y acelera su tránsito hacia la miseria, de nuevo el protagonista de nuestra conversación: la pobreza.

Atrapados en la inmediatez y su apego al poder, al lucro, a la materialidad, a su propia seguridad, los voceros del Gobierno, no se les ocurre otra alternativa diferente a la de recurrir al gasto público deficitario, y desvían los pocos recursos, de quienes sobreviven y producen. Es así que transformamos la escasa capacidad de generar riqueza en consumo, como el psiquiatra que vende el diván, se vive al momento con el producto de la venta, pero pierde el medio de trabajo. El problema no termina, pues la misma o más cantidad de dinero circula, mientras menos bienes y servicios se producen, el resultado: más inflación con desempleo. Gira de nuevo la rueda y se acumulan presiones y males que en cualquier momento pueden hacer explosión y definitivamente dar al traste con lo que queda de democracia. ¿En qué difieren los Señores Ministros de este retrato?

La tragedia de la clase media

Proletarización de la clase media ha sido otro efecto de las medidas económicas. El encarecimiento del dinero excluye una gran proporción de venezolanos del mercado de viviendas y del automotriz, consumos representativos de la clase media venezolana. La erosión del poder adquisitivo y el desempleo con inflación, disminuyen en tamaño a la clase media y la condenan a la postración y a la extinción. Este grupo social es el que mas contribuye con el desarrollo de un país, profesionales, pequeños empresarios de vital importancia para la prosperidad en vías de desaparición.

Creemos que el momento no admite este tipo de ajuste aplicado. En una crisis de múltiples connotaciones, no únicamente económica, sino también, moral, ética y política, además con una necesidad, que no admite retraso, de crecimiento económico, de acumulación de capital, no se puede pensar en otra alternativa que recurrir al ahorro externo, en forma de inversiones extranjeras y abaratando el crédito internacional. Ahora, no olvidemos que el capital no tiene patria y que fluye hacia donde existe seguridad, confianza, éstas solo se restituyen y mejoran cuando existen instituciones públicas autónomas, independientes y bien sustentadas democráticamente.

Definitivamente, reiteramos los funcionarios públicos, comenzando por el Presidente, tienen que ser servidores públicos, con el mínimo poder necesario para ejercer sus funciones, sin menosprecio al servicio de ornato, cuido y mantenimiento de los edificios, los gerentes públicos son conserjes que administran transitoriamente los recursos de la Nación y no dueños de hacienda, son simplemente administradores temporales de la Hacienda Pública, no propietarios de un fundo llamado Venezuela.

, , , , , , , , , , ,

La nueva cotidianidad en la vida del venezolano: escasez, inflación y colas
30 Mar 2014 Read more

Tarjeta de abastecimiento seguro: solución o consecuencia de la escasez y la inflación

La nueva cotidianidad en la vida del venezolano: escasez, inflación y colas

La nueva cotidianidad en la vida del venezolano: escasez, inflación y colas

Extracto

La “tarjeta de abastecimiento seguro” como política pública no es una solución al problema de abastecimiento y de inflación que sufre el país. Es una herramienta de racionamiento del consumo final en términos del número de bienes que se puede adquirir por persona en cada período de compra. En países comunistas mas que un instrumento económico de racionamiento es un mecanismo para asegurarse el control y obediencia de la gente. Con el avance informático de hoy en día puede permitir la discriminación entre consumidores por categorías de orden cultural, social, político o económico.

Introducción

El pasado 8 de marzo, día de la mujer, el Presidente Nicolás Maduro M anunció el lanzamiento de la tarjeta de abastecimiento seguro, la cual permitirá comprar productos escasos cada ocho días en los establecimientos oficiales designados por el Gobierno, como PDVAL, Mercal y Abastos Bicentenarios.

Las personas podrán adquirir los productos a precios regulados como el pollo, arroz, azúcar, harina de maíz, aceite, margarina, carne, papel higiénico y jabón, al parecer un producto por persona y cada semana cuando aparezca en los anaqueles de dichos mercados populares.

El significado

Es llamada por el Presidente, “tarjeta de abastecimiento”, mientras que muchos ciudadanos la llaman “de racionamiento”; como la catalogaría usted y porqué?

Mas allá del significado de las palabras, lo importante es el contenido. Con motivo del fardo de regulaciones que caracteriza al socialismo, los regímenes socialistas radicales y comunistas utilizan cualquier estrategia con el propósito de banalizar los problemas que se presentan a nivel social, económico y político de un país. Es así que se utiliza una semántica donde se la cambia el nombre a todo para descontextualizar los problemas haciéndolos aparecer como soluciones. La escasez es la manera como se expresa la inflación cuando existen controles de precios. Colas y racionamiento son fenómenos presentes en situaciones de guerra, desastres naturales y desorden de las finanzas públicas de un país. Se puede llamar como quiera un mal público, sigue siendo lo mismo: una tarjeta indicando cuanto y cuantas veces puede comprar bienes de primera necesidad, es lo mismo así la llame “cartilla de racionamiento”, “tarjeta de consumo racional”, “libreta de abastecimiento socialista” o simplemente lo que es una “tarjeta de racionamiento”.

“Las tarjetas de abastecimiento” no constituyen un medio de pago, no deben asumirse como una “tarjeta de debito”, o como una “tarjeta de débito”. En los países que actualmente disponen de tarjeta de abastecimiento, ella sirve como medio de control de de la cantidad de bienes que una persona puede comprar y cada cuánto tiempo puede hacerlo. El Gobierno no ha dado detalles sobre su uso, se supone que la persona presenta la tarjeta, se introducen los datos en el sistema, y se le indica si todavía tiene cupo para comprar, el pago lo deberá efectuar con efectivo o con tarjeta de débito o crédito. Actualmente, Corea del Norte, Somalia y Cuba utilizan esa herramienta.

Alcance de la “tarjeta de abastecimiento”

Por los momentos sólo se destinará a los “mercados populares”, cree usted que más adelante se tendrá que usar en los supermercados privados?

No hace falta, el racionamiento puede realizarse a través de la cédula de identidad y la tarjeta de débito registrada, tal cual como se hace con la asignación del cupo para compras en internet. No hay problema técnico en extenderla a los supermercados privados.

Política o economía

Ese mecanismo es usado en Cuba. Piensa usted que Maduro está implementando las mismas políticas económicas de ese país?

En economías reguladas y fuertemente intervenidas, los gobiernos deben dotarse de todo tipo de ardides que eviten la asociación de los males públicos con sus políticas. No es una política económica, es un mecanismo de control social que diluye y matiza la represión que es inmanente en el socialismo radical. Una “tarjeta de abastecimiento”, o de “racionamiento”, como se quiera llamar, es un modo sutil contundente de obediencia social. El adelanto tecnológico, de hoy en día, permite con un dispositivo “plástico”, manejar todo tipo de información sobre la vida de un ciudadano. Un Gobierno puede conocer, desde cuánto dinero tiene en el banco, hasta cuántos vasos de agua se toma. En nuestra perspectiva la tarjeta de abastecimiento seguro, tiene un propósito político: controlar la vida de la gente en todos los aspectos de su existencia por la vía de la amenaza de exclusión alimentaria.

La psique del envite y el azar

El presidente igualmente anunció que cada cierto tiempo rifará carros, viviendas y productos especiales para el que haga mayor uso de la tarjeta. De qué forma interpreta esta condición?

Venezuela tiene una insuficiencia de reservas internacionales de mas de 40%, ya no produce vehículos, técnicamente es imposible producir eficientemente algo. Serán unos pocos carros y productos cuyo propósito es jugar con la psique del desesperado, o del jugador, para quien, aún cuando exista una  probabilidad en un millón de que la casualidad le favorezca, esa posibilidad existe y le distrae como al jugador de envite y azar. Es también una estrategia política para diluir las consecuencias de los males públicos. El individuo piensa en sus adentros: “es difícil, quién quita y me toca, imposible no es, fulano de tal me dijo que Pedro de los Palotes se ganó uno”

Racionamiento como modo de vida

Porqué cree usted que la tarjeta sólo será usada en los establecimientos del Gobierno?

Porque es en esos centros donde va el electorado mas sensible hacia ese mecanismo de control social. El racionamiento ya forma parte de la vida del venezolano. En el humano, la resignación es un mecanismo adaptativo de supervivencia psíquica, él piensa que puede ser peor, o simplemente que esos males le permiten alguna satisfacción, he escuchado a gente decir: “la situación está mejorando, hay cola, pero se consigue leche, y uno ni se da cuenta, el tiempo pasa rapidito, ah! y de lo que uno se entera en una cola”. Se puede pensar que los productos ofertados serán aquellos que el estado administra importando o que controla directamente a través de sus redes.

Solución o consecuencia

Esta tarjeta será la solución para el desabastecimiento que vive el país?

No es una solución, es una consecuencia de la escasez. No hay opción, cuando se hace presente el racionamiento es porque hubo un desastre natural, una guerra o un desorden en las finanzas públicas de un Gobierno.

Las razones de la escasez y falta de producción interna

Porqué no se está produciendo como antes en Venezuela y raíz de eso todo es importado? porque suceden esos fenómenos?

Primero, la renta petrolera no está generando suficientes divisas y tampoco hay posibilidad de endeudamiento externo, no se tienen las divisas necesarias para importar lo requerido para producir. Esa insuficiencia es de 40% del total importado en el 2013.

Segundo, en 15 años el costo comparativo de los productos nacionales ha aumentado casi 2000% frente a los importados, a la tasa de 6,30 Bs por $ USD.

Tercero, debido a las regulaciones laborales, las empresas mantienen en promedio el doble de la nómina correspondiente a plena capacidad, y están operando a menos de 30%, no sólo hay costo laboral sino ineficiencias por capacidad ociosa.

Cuarto, el sector privado se ha visto obligado a tomar funciones de gobierno, desde ser recaudador fiscal, pasando por agencia de administración del paro, financiador de la salud pública, de la ciencia y tecnología, del deporte y pare de contar. El estado nacionaliza la manufactura y privatiza la producción de bienes y servicios públicos.

Quinto: la condición absoluta de inamovilidad laboral introduce un incentivo perverso, si un trabajador se dedica al ocio y no tiene la amenaza de pérdida de su puesto de trabajo, se dedicará a cualquier cosa menos a cumplir con su deber, es así que quién lo hace bien debe realizar el trabajo que otros no hacen. Costo e improductividad hacen improductivo a un país.

Perspectivas

Que pasará cuando el precio de los productos regulados también aumente? Los venezolanos querrán seguir haciendo colas kilométricas para adquirir alimentos de primera necesidad por una pequeña diferencia de dinero? Por qué?

Es una cuestión de tiempo, hay bastante posibilidades de que los venezolanos se habitúen a las colas, ha sucedido en otras partes del mundo, por qué no va a ocurrir en nuestro país. Hasta ahora solo la clase media urbana se ha resistido a la adopción de un nuevo modo de vida, para otros venezolanos no es algo nuevo, ni la escasez, ni las colas, ni la inseguridad, los pobres desde hace años conviven con esos males públicos. La protesta social urbana de la clase media evidentemente incomoda al gobierno, pero solo representará una amenaza si ocurre a nivel de los sectores “D” y “E” , si la escasez alcanza niveles extremos para estos grupos sociales, ahí si habrá un verdadero problema de gobernabilidad.

Lo que un buen padre tiene que hacer mientras dura el desastre económico

Una de las consecuencias mas graves del caos socioeconómico es el sentimiento de postración y de pérdida del sentido de vida del individuo. La desesperanza, el hastío y la inmediatez conducen fatalmente a trágicos resultados. Piense que el que tiene algo importante que hacer mañana, siempre encontrará el cómo alcanzarlo. Puede seguir proponerse estos objetivos:

Cuidar y mantener su vivienda, su vehículo, sus bienes.

Aprender economía para que no pueda ser manipulado por el Gobierno.

Hacer ejercicio, alimentarse bien, cuidar su salud: enfermarse es costoso y un riesgo de morir hasta de una infección hospitalaria.

Promover soluciones comunitarias que mejoren la recreación y la seguridad.

Hacer todo lo que pueda usted mismo, reduzca los gastos.

Convertir su talento y habilidades en fuentes alternas de ingresos.

No tomar deuda a menos que tenga capacidad de pago de la misma y de los intereses ocasionados.

Suspender las compras compulsivas: ¿Realmente necesita algo, o es un simple deseo?.

Ser ciudadano: cumpla con la ley, no deje de votar nunca, es su posibilidad suprema de contribuir con un mundo mejor.

Orar por el perdón, la paz y la tolerancia, vaya al culto, a la iglesia, a la mezquita a la sinagoga, crea en algo, por ejemplo en Dios.

Salir de todo aquello que no agrega valor y que puede servir a otro: limpie su sitio y sea generoso.

Compartir sus decisiones con la familia.

Mientras sus padres hacen cola

Mientras sus padres hacen cola

 

 

Autor: Francisco J Contreras M

http://ve.linkedin.com/in/fjcontre35/

http://franciscojcontrerasm.blogspot.com/

http://franciscojcontrerasm.com/prospectiva/

, , , , , , , , , ,