Tag Archives: Equilibrios económicos

Trip1
10 May 2015 Read more

Las condiciones necesarias para la reconstrucción del país. Segunda parte (Francisco J Contreras M)

Trip2Extracto.

Una economía tiene un adecuado funcionamiento, en la medida que asegura su homeostasis. Es esa condición, la que permite alcanzar la auto-regulación, a través de dispositivos de retro-alimentación y auto-control, necesarios en estados cuya naturaleza es de equilibrio precario, inestable y dinámico. Es el marco institucional, a través del cual fluye información en forma de mensajes, que hacen cambiar la conducta o comportamiento social e individual, al reaccionar frente a la nueva información (control ex ante) o ante las consecuencias derivadas de la misma (control ex post). La economía del sector público es un asunto institucional, no una cuestión de variables que pueden ser manipuladas de manera absoluta y directa, ellas son simples resultados que permiten calificar una gestión de gobierno. Es necesaria la creación de un marco normativo, donde el sistema se auto-regula a si mismo, a través del mercado.

Equilibrios macro-económicos

La gestión fiscal, para la estabilización de las variables resultado como el empleo, la inflación y el crecimiento (PIB), requiere un enfoque anti-cíclico, formulando un presupuesto con superávit cuando la economía se comporta con niveles de inflación de mas de dos dígitos al año, y con déficit cuando el nivel de inflación es cercano al 2% y hay evidencia de desempleo involuntario.

La política a monetaria, requiere para la estabilización de las variables resultado, una emisión orgánica de dinero adecuada con las metas de empleo, crecimiento y en armonía con la política fiscal. El costo del dinero debe fundarse en tasas positivas de interés en ambiente inflacionario y levemente negativas en situación recesiva.

La política de manejo del sistema de cambiario debe asegurar la confianza, el ajuste de los pagos internacionales y un adecuado balance de reservas internacionales. El manejo del mecanismo de pagos, puede ser bajo un esquema de fijación del tipo de cambio a través del mercado, de cambio flexible o por adopción de una moneda extranjera como signo monetario. La única advertencia es que cualquiera de ellas, aisladas por si mismas, no resuelven ningún problema, sin la debida armonía con el plano micro-económico y bajo un contexto de fortaleza institucional.

Son los fundamentos de una política económica que privilegia la estabilización, la confianza y asegura la correcta intermendiación financiera.

Equilibrios micro-económicos

Para la mayoría de los analistas de entorno, los equilibrios micro-económicos son considerados marginalmente en la evaluación de las políticas públicas, lo cual no sería mayor problema, si los actores económicos no pudieran asumir comportamientos estratégicos e interesados y en una economía sin fallos de mercado. Esos comportamientos oportunistas surgen cuando existen incentivos perversos, es decir, regulaciones ante las cuales el sujeto económico evalúa, por una parte, su poder de negociación ante cualquier transacción para sacar provecho de la ventaja que le ofrezca la regulación frente al contrario, y por otra parte, para evaluar de manera situacional si le resulta mejor la violación de la norma, en función de una evaluación costo / beneficio.

Trip3Toda regla de política económica requiere el análisis de impacto de la regulación en función de la respuesta del mercado y de la evaluación conjetural del costo / beneficio de la violación de la norma, anticipado por el sujeto económico.

El otro fallo de las regulaciones lo constituye la delegación del poder discrecional de decisión, en manos del funcionario, el cual puede generar ineficiencia, si no se crean mecanismos que alineen el interés personal con el interés general.

Esos incentivos perversos hacen ineficaz cualquier política macro-económica, si no se incluyen en el modelo de acción de política económica.

Si existe algo que hacer en Venezuela, es la reducción y simplificación drástica de normas, providencias, leyes y reglamentos. Es muy probable que haya hasta contradicciones entre las mismas.

Estamos en un país con unos elevados costos de transacción y con unas elevadas pérdidas de tiempo revisando, interpretando y buscando viabilidad para emprender una actividad en Venezuela.

Equilibrio institucional

Una de las fuentes de mayor arbitrariedad en el país es la aprobación de Leyes Habilitantes, justificándolas con cualquier evento fortuito, leyes que luego se utilizan autoritariamente para legislar con fines distintos a aquellos para los cuales fueron creadas.

La tentación de la acción arbitraria interesada y sus males, productos de la cesión temporal del poder a los gobernantes, se hacen mayores cuando no existe independencia y autonomía de los poderes públicos, de los unos versus los otros y alternabilidad del ejercicio del poder en el tiempo.

El ejercicio de gobierno tiene su justificación, en los beneficios derivados de la cesión temporal de poder, para que una persona o grupo o institución tome decisiones, cuyo consenso social sería imposible y haría insostenible la vida en sociedad. Pero esa cesión tiene efectos secundarios perversos, cuya única forma de paliar de manera parcial, es a través de contra poderes y por la alternabilidad en el poder.

Si las respuestas a las siguientes interrogantes nos parecen capciosas, entonces hay ausencia de análisis de impacto regulatorio: ¿Cuántos miembros del poder judicial ejercen sus cargos con carácter provisorio?, ¿Cuántas veces el poder judicial ha sido blanco de insultos y presiones desde los otros poderes públicos?, ¿Cómo se puede explicar que hasta en cosas simples como obtener un pasaporte, hay quienes lo pueden hacer con facilidad?, ¿Cómo se puede justificar que haya medios escritos sin problemas de suministros de papel y otros con colosales barreras para conseguir papel?, ¿Cómo es eso de que una Alcaldía aumente los tributos a niveles de porcentajes sobre los ingresos brutos?. De la manera como se responda a las cuestiones, el lector podrá comprobar la existencia del poder arbitrario.

Trip1Consideraciones finales.

Esta propuesta no considera ninguna forma devaluaciones, con el propósito de ajustar el presupuesto fiscal, no es posible en este modelo, no es factible en el marco de una aproximación de política pública anti-cíclica. Tampoco nuestra propuesta tiene como soporte un argumento de estilo nacionalista, patriota o soberano. Lo que si es importante señalar, es que existe la responsabilidad cívica de asumir la obligación como país, de cumplir con el deber de sostener la estabilidad económica, la confianza y el crecimiento económico.

La discusión sobre los orígenes del caos económico en Venezuela y sobre las condiciones necesarias para la recuperación económica enfrenta los siguientes obstáculos:

  • La descalificación de los argumentos presentados a partir del ataque a quien presenta una tesis (es Keynesiano, es populista, es comunista, es neoliberal, es Hayeckiano).
  • El Justificar algo en razón de la cantidad de gente que lo cree algo, por ejemplo,  la mayoría está a favor de la liberación del tipo de cambio, con la dolarización, con tal cosa, se asume que al estar “la mayoría” de acuerdo, se validarían por si mismas los enunciados de una hipótesis o conjetura.
  • La pretensión de que algo es cierto porque así lo dice o lo dijo una eminencia en la materia (muy propio en nuestra Escuela de Economía en el culto a las citas, lo dijo Keynes, Lo dijo Hayeck, lo dijo Marx).
  • Cuando una argumentación que puede ser válida en sí misma, pero que no es relevante en cuanto a lo que pretende explicar, se intenta que se dé por cierta la premisa al reconocerse como válida la argumentación (se está hablando del caos económico de Venezuela y se desvía el discurso hacia el tema de la emisión inorgánica de dinero y la conveniencia de la adopción de un medio de pago extranjero), ante Panacea y las pócimas.
  • Argumentar sin la presentación de los criterios de demarcación y sin evidencia.

, , , , ,

EquilImag
03 May 2015 Read more

Las condiciones necesarias para la reconstrucción del país (Francisco J Contreras M)

Sanar un país sin pócimas milagrosas.

Quince años de debilitamiento institucional del país es bastante tiempo como para afectar la cultura e idiosincrasia de un país. El daño no se limita a lo económico y a la base productiva del país. Lo mas grave de la debilidad institucional es que condiciona de tal manera el comportamiento humano que reproduce todo tipo de males públicos y banaliza la legalidad.

¿Puede alguna medida económica aislada modificar ese contexto?, ¿Es posible evitar la existencia de mercados negros, la proliferación de actividades del sector informal cuya definición no existe en los diccionarios como: “raspacupos”, “bachaqueros”, “cuida puestos”, “gestores de la escasez sin una agenda que involucre la micro economía, la macro economía y la institucionalidad”?.

Cualquier medida económica que en otros países, con fortaleza institucional, hubiese tenido éxito, en nuestro país puede aumentar la tragedia, pues el problema no está siendo atacado en sus fuentes. Peor aun, puede crear falsas expectativas en la gente que luego al despertar de su sueño y encontrar con algo peor, prefieran ese ominoso pasado y pierdan toda esperanza de un mundo mejor.

Nuestra propuesta es la de un trípode de recuperación institucional del país, no puede haber éxito y estabilidad si a la mesa le falta una pata, necesita tres, ese es el desafío.

La recuperación del equilibrio institucional.

Equil1

 

La recuperación de los equilibrios micro económicos.

Equil2

 

La recuperación de los equilibrios macro económicos.

 

Equil3

Esta propuesta no considera ninguna forma devaluaciones con el propósito de ajustar el presupuesto fiscal, no es posible en este modelo, no es factible en el marco de una aproximación de política pública anti cíclica.

Recuperación del capital social.

Putnam [1] compara el capital social con un aglutinante social y con un rol decisivo en la habilidad de la gente para cooperar en aras del beneficio común. Él distingue entre dos tipos de capital social: bonding social capital o capital social aglutinante y bridging social capital o capital social vinculante.

Ese pagamento social está destrozado en Venezuela producto de la quiebra de la institucionalidad tenemos extractores de renta, aprovechadores de oficio, energía social dilapidada en actividades que destruyen y no crean valor. La clave está en recuperar esa gran parte de los beneficios derivados de la creación de capital social.  Es  alcanzar para si, la confianza, el control de la vida, de la decisión propia, el poder de decidir sobre las cosas que afectan a la propia persona en su existencia, es una libertad creadora y no una esclavitud destructora, producto de incentivos perversos creados por las malas regulaciones.

[1] Making Democracy Work: Civic Traditions in Modern Italy. Princeton University Press, 1993, ISBN 0-691-07889-0

Bowling Alone: The Collapse and Revival of American Community, New York, Simon & Schuster, 2000.

 

Este tema ya lo he tratado en otro artículo: La Improvisación como norma: “El Plan de ajustes económicos de Venezuela – Enero 2015″

 

, , , , ,