Tag Archives: mercados negros

Siege_of_Constantinople
20 Jun 2015 Read more

¿Estallido inflacionario, hiperinflación o hiperestanflación?

La hiperinflación, la hiperestanflación y los teólogos de Bizancio

Mientras los teólogos de Bizancio debatían sobre el sexo de los ángeles, los turcos otomanos cruzaron el estrecho del Bósforo, toman la casi totalidad de los Balcanes y se establecen en Constantinopla. Mientras nos ponemos de acuerdo sobre la existencia de la hiperinflación, hay un estallido de precios, cae la producción industrial, se difumina la capacidad para conocer el precio de los bienes y servicios, se entroniza el trueque, muchos bienes y servicios no se expresan en moneda nacional sino en dólares, se anticipan compras sin necesidad de uso o de consumo, los bienes muestran precios diferentes a lo largo de la geografía del país, pululan las colas y campea la escasez.

Hiperinflación.

En economía siempre hace falta alguna validación empírica de lo que sostiene como teoría, es una regla olvidada que quien enuncia una hipótesis debe presentar por una parte, los criterios de demarcación que permiten validar o refutar el enunciado y por otra, la evidencia que documente, en tanto no existan pruebas refutatorias, la tesis presentada.

En Venezuela, la información oficial existente hace difícil el trabajo del investigador, pero no imposible. El criterio que la mayoría de los economistas asume para calificar un estallido inflacionario con características de hiperinflación es el de un contexto con tres años seguidos con mas de 100% de inflación o de 12 meses continuos con mas de 50% de inflación.

Desde octubre de 2014 los organismos oficiales no suministran información sobre el índice de escasez y desde diciembre 2014 tampoco de publica información sobre el índice de precios. Sin embargo, un organismo no oficial el Centro de Documentación y Análisis para los trabajadores (CENDA) hace estimaciones mensuales sobre la canasta básica de los sectores populares, esas estimaciones las hemos evaluado estadísticamente, comparando su comportamiento con el del Índice Nacional de Precios Nacional de Precios al Consumidor (INPC) y resulta que correlacionan entre si con 99,3% de coeficiente de determinación (R2), es decir que el origen de ambas estimaciones es prácticamente el mismo, de modo que reconstruimos el INPC a partir de diciembre de 2014, hasta mayo 2015, y también estimamos la canasta básica para lo que resta del año. Los resultados son los siguientes:INF_SUBY2

Fuente: Estimaciones propias efectuadas a partir de información del BCV y del CENDA

CB: Canasta Basica (CENDA). 2006-20014

INPC: Índice Nacional de Precios al Consumidor (BCV). 2006-2014

VAR CB: Variación del valor de la canasta básica

VAR INPC: Variación del INPC.

INF_SUB: Ínflación subyacente, es la inflación ajustada confoeme al índice de escasez.

Venezuela se encuentra inmersa en un sistema de control de precios, por lo que la inflación real debe ser ajustada por la escasez, si realizamos el ajuste encontramos que desde el 2013 tenemos un promedio anual superior a 100% de inflación, de modo que en nuestro caso ya nos podemos ocupar de los turcos pues hemos determinado el sexo de los ángeles.INF_SUBY1

Hiperestanflación

Si hablar en Venezuela de hiperinflación genera polémica, mas aun debe provocar la palabra hiperestanflación. Este término se utiliza cuando una explosión inflacionaria se acompaña con un ciclo recesivo. El marcador de un proceso con estancamiento es de difícil documentación en Venezuela, no existen cifras sobre la coyuntura económica referida al crecimiento económico y tampoco sobre la desocupación actualizada para el año 2015.

Si asumimos que existe una recesión cuando un país presenta dos trimestres consecutivos con decrecimiento del PIB, entonces nos encontramos en una situación recesiva, los datos mas recientes ofrecidos por el Banco Central de Venezuela son los siguientes:INF_SUBY3

Es una verdad de Perogrullo, porque un país de economía dependiente con un elevado componente importado, en sus procesos de manufactura, hace inevitable la caída de la actividad económica, en un ambiente de insuficiencia estructural de reservas internacionales.

El racionamiento en Venezuela puede ser observado con la evidencia que ofrece la presencia de colas y escasez en la mayoría de los centros de aprovisionamiento de bienes y servicios.

De modo que si aceptamos la existencia de hiperinflación, tendremos que aceptar la de la hiperestanflación: estancamiento con estallido inflacionario.

“We now have the worst of both worlds —not just inflation on the one side or stagnation on the other, but both of them together. We have a sort of stagflation situation”. 17 de noviembre de 1965.

(Iain Norman Macleod, 1913-1970)

, , , , , , ,

Naya,_Carlo_(1816-1882)_-_n._553a_-_Carpaccio_V._1506_-_Dettaglio_del_sogno_di_Santa_Orsola_(La_testa_della_Santa)_-_Academia,_Venezia
23 May 2015 Read more

Un país descompensado: las posibilidades de la autogeneración de divisas, de la optimización logística y del análisis de impacto

Extracto

Un país descompensado, con una fuerte reducción de inventarios, en la encrucijada. Es necesaria una rápida intervención para restituir los mecanismos auto reguladores del mercado, hay que estabilizar la economía y extender en materia de política económica la optimización y simplificación del marco regulatorio del país a través del mercado y no sobre la base del control de variables resultado.

La descompensación

Este paciente llamado Venezuela está descompensado, requiere una estabilización de su cuadro clínico, antes de entrar en una fase de restitución de su homeostasis, tratando las causas últimas de la quiebra de su sistema auto regulador económico, político y social. La única vía es dar señales de confianza limpiando los mercados negros “desregulando” la economía. Hay alternativas ya se está trabajando en ello (por ejemplo en sectores como el automotriz, de partes y piezas, procesadoras de alimentos…), todo ello con la mayor prudencia porque en nuestro medio “mediático” apenas se hace un anuncio, sin conocimiento del planteamiento, inmediatamente se le descalifica. No hay otra opción que el fortalecimiento institucional y la evaluación previa y posterior de los impactos de las regulaciones sobre y desde el mercado.

Estamos en una condición cercana de “cero absoluto” a nivel de inventarios, hay presión en todos los mercados, por ejemplo. La pérdida de  confianza es tan grande que se ha venido presentando, en los depósitos de botellas de vidrio, faltantes y mermas fuera de control, que se estima obedece al pillaje ante el surgimiento de mercados negros. Los almacenes están en situación de “cross docking”, lo que entra se re clasifica y sale de inmediato, la amortiguación se ha reducido a siete días en promedio, cuando se debe tener unos 60 días de inventario. Hay un olvido fatal de la micro economía, por parte de nuestros analistas económicos, que siempre tienen a mano las respuestas fáciles de la macro economía.

En algún momento los chinos harán con el país, lo que en la época de Cipriano Castro, hicieron las potencias con Venezuela. Cuando el valor financiero de las empresas venezolanas se aproxime a cero, podrán comprar todo por “tres lochas”, sin colocar una sola fragata, en la rada de Puerto Cabello.

Opciones para la generación de medios de pagos internacionales.

Venezuela siempre ha tenido a la mano opciones para superar sus crisis, incluso en este momento cuando la insuficiencia estructural de divisas es crítica. Definitivamente hay que desregular la economía, simplificar las reglas de política económica de manera que los propios sectores industriales puedan generar por si mismo las divisas necesarias para tener acceso a las compras de su componente importado. El propósito sería el de limpiar la economía del país desmantelando los mercados negros.

Hemos conocido al momento dos formas una, referida al sector procesador de alimentos, y otra, referida al sector automotriz.

Esquema para la industria procesadora de alimentos

Mult_1

Esquema para el sector automotriz

Mult_2

Optimización de las cadenas logísticas de aprovisionamiento

Consiste en el ofrecimiento de bienes y servicios en exceso o subutilizados, entre empresas que usualmente compiten o guardan algún tipo de rivalidad, de manera que los excedentes de materias de unos estén a disponibilidad de las que tienen insuficiencia de las mismas. Las reglas básicas suponen confianza mutua y reglas auditables de administración del sistema.

En momentos de crisis, el esquema de competencia, con base en la rivalidad, puede ser relevado por formas de colaboración entre pequeñas y medianas empresas, para alcanzar volúmenes de producción que puedan facilitar el logro de exportación consolidada y conjunta. Los incentivos de la colaboración en situaciones de crisis aumenta frente a la rivalidad.

Ventajas de la limpieza de los mercados negros y la optimización de las cadenas logísticas.

  • Protección del empleo
  • Generación de medios de pagos internacionales
  • Reducción de la escasez
  • Reactivación de la industria
  • Aumento de los ingresos fiscales
  • Efecto de contagio positivo de limpieza de mercados negros
  • Reducción de costos por capacidad (baja de costos fijos unitarios) y por eficiencia (por aseguramiento de la producción continua)
  • Mantenimiento de la continuidad de procesos sin paradas de planta.

, , , , , ,