Tag Archives: Populismo

Trastos
01 Apr 2016 Read more

La fábrica de trastos viejos nuevos en Venezuela

El modelo anacrónico.

El gobierno de Venezuela hasta el 2008, dispuso de los suficientes recursos para comprar estabilidad política mediante el disfrute de la renta petrolera, derivada de los altos precios que prevalecieron hasta el año 2014. Pudo pudo financiar su éxito en los procesos electorales, sin una exacción directa sobre las personas naturales y las jurídicas, le bastó con echar mano de esos enormes recursos sin aparente costo político de oportunidad. El socialismo como experimento ideológico se fundó en una agresiva estrategia de redistribución de renta hacia los pobres, por la vía de importaciones y en la configuración de un poderoso lobby empresarial privilegiado asociado con los servicios de apoyo logístico a la actividad importadora. Ese modelo se agotó, se acabó la fuente de la renta perpetua y del clientelismo que tanto confort ofreció a este país desde comienzos de los ochenta.

La escasa industrialización del país para los ochenta con del arribo del socialismo del siglo XXI se perdió. El experimento socialista comenzó una etapa de desmantelamiento, no solo por la falta de confianza en los negocios, es que desde el propio gobierno se dispuso de toda una estrategia anti empresarial, de asfixia regulatoria voluntaria, de fomento de la hostilidad laboral en contra del sector privado, hasta llegar al extremo de las confiscaciones arbitrarias. Las empresas en el país fueron vistas como adversarios, ideológicamente se promovió alianzas con países por afinidad política, de manera que se hicieron experimentos para la instalación de plantas de manufactura tecnológicamente menos avanzadas desde esos países. Si existió para los ochenta una incipiente industrialización y una manufactura metalmecánica con ventaja competitiva y capacidad exportadora, todo eso se destruyó en menos de tres lustros.

Hoy en día, el país se encuentra frente a una crisis con tres factores claves:

  • La justicia;
  • La política;
  • La economía.

Primero, la justicia en caso de reconstrucción institucional hay que preguntarse cómo gestionar los procesos jurídicos necesarios en relación con la corrupción, desde la interesada, porque hubo un interés de aprovecharse de las ventajas de la debilidad regulatoria, hasta la comedida por obligación, porque ha sido la única vía para sobrevivir.

Segundo, la política, cómo garantizar la gobernanza en ausencia de instituciones que requieren reconstrucción, cómo pueden los beneficiarios desprenderse de sus prebendas a las cuales se han habituado, así sean repulsivas y conscientemente reconocidas como indebidas. Cómo hacer cuando un sólo poder tiene legitimidad y sus esfuerzos son bloqueados por la falta de autonomía e independencia de los otros poderes.

Tercero, la economía, el modelo rentista no solo abarca estos 17 años de socialismo del siglo XXI, está en el ADN de la actividad empresarial. Hace falta una verdadera revolución cultural que privilegie la innovación frugal, la antifragilidad, la eficiencia, de manera que pueda desarrollarse una actividad productiva no consumidora de renta sino generadora de valor económico y social.

Trastos

La fábrica de trastos viejos nuevos.

En todos estos insólitos acontecimientos está uno que llama la atención: Irán encuentra un reservorio, en países menos desarrollados, para deshacerse de sus plantas automotrices obsoletas convirtiéndolas en un próspero negocio de fabricación de vehículos viejos nuevos. Mientras Irán como China y otros países suscriben acuerdos con las grandes empresas líderes de la industria automotriz mundial, Venezuela en consistencia ideológica con sus argumentos sobre el imperialismo y las transnacionales busca acuerdos con otros países con los cuales tiene afinidades ideológicas para hacer transferencia de tecnología, siempre hay anuncios de una fábrica de tractores iranios o de vehículos chinos. El caso es que mientras esos países si hacen transferencia de tecnología, el nuestro ayuda esos países en el proceso, en tanto que se queda con unas plantas obsoletas, con vehículos contaminantes, derrochadores de energía y menos seguros para el conductor.

El fin del embargo económico que pesaba sobre Irán ha generado enormes expectativas en las empresas automotrices más importantes del mundo [1]. Todas las marcas tienen en sus planes iniciar o incrementar sus operaciones comerciales con ese país. Ya hay acuerdos preliminares con PSA Peugeot Citroën, además de Mercedes Industriales. Por su parte Fiat, Renault y el grupo Volkswagen, además de Iveco y Scania, también se preparan para iniciar negociaciones.

Un vehículo nuevo fabricado con la tecnología de hoy en día posee ventajas reales en comparación de un vehículo nuevo fabricado con tecnología correspondiente al decenio de los ochenta, como son:

  • Motores más eficientes.
  • Accesorios y características de mayor seguridad.
  • Motores más pequeños.
  • Motores que trabajan inteligentemente.
  • Motores híbridos.

Por el lugar donde uno se meta, en este país de paradojas, encuentra fuentes de despilfarro cargadas de todo tipo imaginable de irracionales económicas, no nos imaginamos como sostenerlas en un futuro cuando la renta petrolera aun aumentando requiere de sumas cada vez más inmensas para sostener esa insólita máquina devoradora de recursos económicos y capital social.

Los males públicos no pueden ser endosados a cataclismos naturales, ni al descenso del precio del petróleo, menos a una supuesta guerra económica cuando hemos visto que el desmantelamiento industrial del país tiene otros orígenes.

Enlaces para descarga:


[1] Enlaces con información sobre los acuerdos avanzados en Irán para la renovación y actualización tecnológica de su industria automotriz:

Rouhani sees ‘important’ deals in France

Los fabricantes de coches ‘aceleran’ para posicionarse en el mercado iraní

Iran: PSA Peugeot Citroën met Téhéran au pied du mur, Renault fonce

, , ,

frag
20 Mar 2016 Read more

Petróleo, reservas y reactivación del sector automotriz en Venezuela

Un automóvil es en Venezuela un producto importante por variadas razones, entre ellas las siguientes:

  1. Los servicios de transporte público pueden calificarse de escasos, además los que existen en lugar de ser bienes públicos son mas bien unos males públicos propagadores de inseguridad y de contaminación, desde acústica hasta ambiental propiamente dicha.
  2. El costo de la gasolina sigue siendo prácticamente nulo (por supuesto a precios internacionales). En América Latina para el 2016 en promedio, el litro de gasolina cuesta 1,23 dólares, en Venezuela es de 6,00 bolívares (la de mayor precio), equivalentes a 0,60 dólares al cambio oficial y 0,03 dólares a la tasa de cambio de 200 Bs/$ y a 0,005 a un coeficiente de 1,200 Bs/$.
  3. Al son de la samba va la producción automotriz en Venezuela, del ritmo del precio del petróleo y de la acumulación de reservas internacionales, este periplo objetivamente nos señala que durante 17 años del socialismo de la abundancia, el país en lo absoluto se liberó de la dependencia del petróleo, todo lo contrario se hizo más dependiente.

    Auto032115_Datos

    Producción automotriz (Unidades), precio de petróleo ($/B) y reservas internacionales netas (millones de dólares americanos). Fuente: Cámara Venezolana Nacional de Ensambladoras y Banco Central de Venezuela.

  4. El vehículo particular se ha transformado en el bien refugio de valor patrimonial para el venezolano, ha sustituido a los inmuebles, fuera del alcance del poder adquisitivo y sin posibilidades de generar renta. Es posible que a finales de 2016 ya el vehículo esté fuera de alcance de la mayoría de los venezolanos.
  5. Por último la posesión de un vehículo es también reflejo de estatus social.

Así que un automóvil es algo de imperiosa necesidad para el venezolano a mismo tiempo que es casi su única opción como resguardo de su patrimonio.Auto032115_3


Durante los últimos 17 años en nuestro país, cuya dinámica política, social y económica ha estado bajo el signo del socialismo del siglo XXI, pueden identificarse tres períodos en el comportamiento del mercado automotriz, los precios del petróleo y las reservas internacionales netas: 1997-2003, 2003-2008 y 2008 a nuestros días.Auto032115_2

Desde 1997 hasta el 2003, los precios del petróleo se mantienen con una ligera tendencia a la recuperación, en tanto que la venta de vehículos es inestable con tendencia a la baja, por su parte a nivel de reservas internacionales observamos un claro comportamiento de deterioro. El inicio del socialismo del siglo XXI nace en medio de la incertidumbre y la desconfianza.Auto032115_5

Entre el 2003 y el 2008, todo mejora, la recuperación del precio del petróleo desde su nivel mas bajo -11 dólares por barril- alcanza los 90 dólares por barril en el 2008, nada mas que 718 % de aumento. Estamos en presencia de un verdadero boom económico con un gran impacto distributivo de la renta petrolera a través del gasto público, pero sin efecto de ampliación de la base productiva del país. Venezuela se transforma en un enorme almacén para el tránsito de productos importados. Es un pueblo iluso que ratifica su decadencia cívica, pues confunde la transitoria alegría de un bienestar con pies de barro, ha comenzado la destrucción de la base productiva del país, la tendencia a importar todo y no producir nada. La obnubilación socialista no deja espacio para la sensatez.

Desde el 2008 a diciembre del 2013, los precios del petróleo siguen aumentando, ahora a menor velocidad, pero la caída de las reservas internacionales y de las ventas de vehículos nos señalan el desborde de un modelo populachero esencialmente asistencialista y distribuidor. Se necesitaría un aumento constante y cada vez mayor del precio del petróleo para el sostenimiento del modelo económico del socialismo del siglo XXI, algo realmente inviable.

Desde el 2013 a nuestros días, es el doloroso despertar de quien se gana la lotería, la dilapida en unos días y termina en una mayor miseria que aquella con la cual inicio su ilusión: escasez extrema, horas y horas en cola en búsqueda de las pocas cosas que ya no es posible producir.

El Plan de Reactivación Automotriz.

Esta semana se ha anunciado un “Plan Nacional de Reactivación Automotriz”, para tener esperanza de algún logro futuro debería existir algún esbozo de modelo de transición económica e institucional que permita responder claramente las siguientes interrogantes:

  • De dónde vendrán los recursos en divisas  para la adquisición del componente importado:
    • De ensamblaje de los vehículos.
    • De fabricación del componente nacional de las piezas y partes, donde también se necesitan divisas, allí también aparece el fantasma del componente importado.
  • Dónde están los recursos necesarios para asegurar la puesta a punto de toda la cadena de valor del “cluster” automotriz, desde la extracción de hierro, la industria del acero, la metalurgia y la metalmecánica.
  • Cuáles son las pautas de recuperación de todo el conocimiento, cultura y destrezas laborales perdidas a lo largo de una inducción ideológica de lucha de clases y de incentivos laborales perversos adversos a la productividad.
  • Cómo asegurar flexibilidad y capacidad de respuesta en medio de una maraña de reglas, providencias, reglamentos y leyes que existen en el país.
  • Cómo lograr la confianza requerida para el funcionamiento del mercado con una retórica política de enfrentamientos e insultos sobre la base de la colonización de los poderes públicos.
  • Dónde está ese Plan de Reformas Económicas e Institucionales que vamos a ofrecer a los inversionistas, a los medios financieros y a los organismos internacionales de ayuda para disponer de un flujo de divisas que no poseemos.
  • Cómo va el Gobierno a reorganizar las cuentas presupuestarias para liberar recursos desde la configuración actual hacia una en apoyo a la reactivación, sin un déficit presupuestario abierto.
  • Cuáles serán las pautas de estabilización monetaria para evitar la destrucción de dinero orgánico y la creación de dinero inorgánico.
  • Cuál será el esquema de ajuste de pagos internacionales que evite el mercado negro de divisas y las exportaciones no productivas mediante subvenciones indirectas del componente de costo importado a un tipo de cambio artificioso.
  • Dónde está el plan de subsidios directos transitorios para paliar la crisis alimentaria y sanitaria del país.

Pareciera que el “hombre nuevo de Venezuela no es del abrigo, sino de la incomodidad, donde le maltratan se queda y donde le reconocen se va”

, , , ,

29 Nov 2015 Read more

Venezuela en la encrucijada: lo mejor está por venir

Podríamos encontrarnos ante el inicio de la re-institucionalización del país.

IMG_6731El país está descompensado, es decir se encuentra en una condición crítica en términos de sus signos vitales: primero, una inflación galopante en los límites de un estado hiperinflacionario (nosotros pensamos en que este proceso ya se desencadenó), segundo, una escasez de bienes, de servicios y de insumos necesarios para asegurar la producción y tercero, una pérdida de confianza y paralización económica por asfixia regulatoria.

Estamos a punto de iniciar la estabilización de este país descompensado. Las encuestas, la opinión de expertos en materia política anticipan un cambio en el cuadro de poder de la Asamblea Nacional, el seis de diciembre próximo, al menos uno de los poderes públicos recuperará su autonomía e independencia de manera democrática y legítima.

Una Asamblea Nacional autónoma e independiente no se traduce de modo inmediato en la superación de la crisis, superarla requiere estabilizar al país de manera integral, ser perseverante y tener mucha paciencia, es el rol que debe asumir una Asamblea Nacional diferente: procurar restituir la autonomía e independencia del resto de los poderes públicos, será un camino lento pero firme, si se mantiene la unión y el apoyo de los venezolanos.

Ese periodo de difícil recuperación, legitimación, restitución de la autonomía e independencia de los otros poderes públicos, pasa a ser lo más importante, no será fácil y puede haber recaídas si la propuesta no aparece clara para los venezolanos.  Es un proceso que toma tiempo, el país pasó demasiado tiempo expuesto a condiciones extremas de destrucción de su sistema auto-regulador: las instituciones. La duración de ese proceso será proporcional al intervalo al cual estuvo expuesto a los diversos males públicos.

IMG_5876Se entronizó una cultura, un morbo social fundado en la idea de que el Gobierno lo provee todo y que la libertad individual contraviene el bienestar social, es un morbo fundado en la polarización social y en un permanente estado de enfrentamiento político, sin espacio para la generación de valor social, para la innovación, para la confianza y el empoderamiento.

Los mecanismos auto reguladores de la democracia y de la política económica sujeta a impacto regulatorio, estará totalmente restituida cuando los ciudadanos del país permitan a la nación su total recuperación y restablecimiento de la confianza. Cuando prevalezca una nueva forma de convivencia más dependiente de las capacidades de la gente de crear valor que de la expectativa de dádivas populistas a cambio de la compra de votos que aseguren la perpetuación de malos gobernantes en el poder.

Tener una Venezuela “no frágil” es decisivo, será un país centrado en un venezolano emprendedor, justo, innovador, quien hará más con menos, libre de toda servidumbre hacia otros.

Vendrán los tiempos de la creación de un nuevo país, el que queremos estará fundado en el emprendimiento, en la innovación frugal y en una nueva dimensión moral.

Es emprendedor aquel que difiere su bienestar en el presente a cambio del sueño de uno mayor y mejor en el futuro, es una apuesta difícil pues se renuncia a lo único realmente existente y que se posee: al presente.

Innovación frugal, es la que se fundamenta en la búsqueda de sentido en la adversidad, al hacer más con menos recursos y a la actuación con flexibilidad y agilidad.

Una dimensión moral diferente fundada en la confianza y en un conjunto de reglas que permita a la gente ser libre, ser capaz de vivir de su esfuerzo creador y con unos valores centrados en la humanidad.

Es la liberación de la capacidad para crear espacios de “anti-fragilidad”.

Lo mejor está por venir

Sobre esos temas he escrito en:

http://prosprev.com/2015/09/10/aspectos-criticos-cualitativos-sobre-las-perspectivas-2015-16-de-venezuela/

http://prosprev.com/2015/07/11/el-poder-integrador-como-superacion-del-caos-socioeconomico-en-venezuela/

, , , , , , , ,

2015-10-23 05.08.02
25 Oct 2015 Read more

La demolición de la salud pública en Venezuela

2015-10-23 05.08.02El contenido social preferente de la salud.

La salud tiene un contenido social preferente  y abarca todos los planos del pacto social constitutivo de una sociedad.

La demanda, es una demanda derivada de un estado clínico del paciente en un momento ante la percepción de un malestar. La asistencia es una variable de flujo (durante un período). El análisis de la salud trasciende al de cualquier otra mercancía sujeta exclusivamente al cálculo económico.

Su naturaleza preferente hace que los comportamientos perversos estratégicos se acrecienten a causa de la debilidad institucional y de la ausencia de análisis de impacto regulatorio, de esta manera confluyen asimetrías de información [1]: de selección adversa, de riesgo moral y de incentivos perversos. Es el drama de la ausencia  del análisis de impacto regulatorio, clave en todo proceso de reforma económica y condición necesaria que precede cualquier ajuste de naturaleza macroeconómica. Males públicos que se recrean en medio de una ausencia de poderes públicos independientes y autónomos (muchos de ellos sin la debida legitimidad)

En Venezuela estamos en presencia de una demolición institucional del sistema de salud.

El entorno económico

El mundo para el año 2016 va a continuar en un estado de fragilidad, los dos gigantes de la economía mundial (EEUU y China) marcan una tendencia donde prevalece la  sujeción de la política económica a la evaluación del impacto regulatorio a través del mercado, no es una dinámica inducida desde la demanda sino desde la eficiencia y la competitividad. No es una fase de crecimiento, mas bien hay un gran parecido a un estado de estancamiento secular, de debilidad de las monedas de los países emergentes junto con el regreso de Irán en el mundo de la energía, todo anticipa  bajos precios de las materias primas.Fragilidad_mundial8

Venezuela inmersa en la fragilidad [2] de la economía mundial debe sumar la fragilidad de su propia debilidad institucional. Entre 189 países estudiados, Venezuela se encuentra en un club nada envidiable de los 10 países con mayor asfixia regulatoria en el mundo [3].

MR2

 

Las partes interesadas del sistema de salud [4].

Pacientes: son las personas asistidas por el sistema sanitario porque tienen alguna demanda específica en relación con su estado de salud.

Ciudadanos: conjunto de personas naturales o residentes del país.

Profesionales: es el conjunto de personas que trabajan en el sector sanitario y asumen directamente la responsabilidad en la prestación de los correspondientes servicios.

Instituciones productoras: las distintas organizaciones que producen servicios sanitarios

Agencias compradoras: empresas como las compañías de seguros u otras agrupaciones de profesionales o empresariales que hacen efectivas las políticas de aseguramiento.

Financiador: quien se hace cargo de los gastos que ocasiona la atención sanitaria. Puede coincidir con la agencia compradora.

Los intereses de los pacientes.

  • Quieren curarse.
  • Consideran secundarios los condicionamientos financieros que pudieran impedirlo.
  • Desean el ambiente más cómodo y agradable posible en los hospitales y centros de salud.
  • Esperan gratuidad de la atención sanitaria que requieran (que el pago de cuotas o tributos garantice totalmente los costos que sean necesarios).
  • Esperan solidaridad de los demás contribuyentes.

Los profesionales del sector salud.

  • Esperan de los pacientes conductas apropiadas y cierta disciplina
  • Esperan niveles predeterminados de satisfacción, no sólo vinculados a condiciones de trabajo y a beneficios en especie, sino también a aspectos retributivos de los gestores de las organizaciones sanitarias .
  • Aspiran que no se entorpezca en demasía su libertad clínica y prescriptora, de tal manera que el sistema cuente con la holgura financiera que reduzca el nivel de exigencia.
  • Esperan el apoyo social al sistema en su conjunto y a su propio prestigio en particular por parte de los ciudadanos.
  • A falta de incentivos específicos, para la adecuada prestación sanitaria y sus condiciones laborales, colocan en primer lugar la retribución por encima de las exigencias financieras del sistema .

Los productores del sistema

  • Desean que los pacientes hagan un consumo racional de los servicios puestos a su disposición.
  • Aspiran a convencer a los profesionales de la salud para que pongan su capacitación y aptitud a disposición de la institución, sirviendo los intereses de las organizaciones en las que desarrollan su actividad.
  • Esperan de la entidad financiadora, fondos estables y suficientes que permitan un marco de compensación estable y adecuado.
  • Esperan la transparencia en los mecanismos de financiación de servicios.
  • De los ciudadanos: buscan obtener su lealtad en la utilización de los servicios, de manera coherente con la reputación con la que cuenta la organización y con costo de los equipamientos puestos a disposición de los profesionales.

Las aseguradoras

  • Las aseguradoras pasan en cierta medida a ser demandantes, probablemente disminuya la inversión neta en salud tanto por la reducción del valor de su rendimiento como por posibles comportamientos más descuidados (riesgo moral) y la demanda de asistencia sanitaria es tanto más rígida cuanto menor sea el peso del copago.
  • En la relación médico-paciente existe una información asimétrica bilateral porque cada una de las partes debe confiar en la otra que dispone de una parte importante de la información.

Los compradores del servicio.

  • Desean que los pacientes hagan una utilización adecuada del conjunto del sistema,
  • Desean una actitud de los profesionales favorable a la satisfacción del usuario, más allá de la capacitación que se les supone, y a una mayor consciencia de los costos incurridos.
  • Esperan de las organizaciones productoras de servicios unas tarifas de actividad que revistan carácter mínimo.
  • Esperan del financiador un traspaso de recursos suficientes con el adecuado traslado de riesgo.
  • Aspiran a que los ciudadanos realicen una elección racional entre los distintos servicios disponibles y exterioricen demandas reales.

Autoridad financiadora.

  • Espera de los pacientes, la aplicación de criterios de racionalidad individual, en contra de cualquier noción de despilfarro y abuso moral ante la libre y gratuita disposición aparente de servicios.
  • Esperara una ética de la eficiencia en los profesionales, destinatarios últimos de sus políticas de pagos y responsables directos, de buen número de gastos en los que incurre el sistema.
  • Espera de quien dé cumplimiento a la cobertura del servicio un estricto respeto a las prestaciones reales incluidas como derechos de los usuarios (de manera comprensiva y sin procesos sesgados de selección de riesgos o de servicios).
  • Espera del ciudadano, como contribuyente, que entienda las medidas de disciplina y control que se arbitren ante la necesidad de garantizar la racionalidad financiera. Obsérvese que, a priori, es este agente el único que tiene el problema financiero como el fundamental en sus preocupaciones. Lo cual puede suponer, en sentido opuesto, que coloque la atención sanitaria propiamente dicha en un puesto secundario dentro de sus preferencias.
  • Procurarán poner límites a esa demanda, inducida o no, en su preocupación por reducir costes

Los ciudadanos.

  • Desean que los pacientes gocen de un nivel de aseguramiento apropiado.
  • Esperan eficiencia, economía y código deontológico de los profesionales.
  • Esperan que la eficiencia a corto plazo de los organizaciones no les lleve a un exceso de especialización o a unos coeficientes de utilización que impidan que, en situación de urgencia, no se pueda acceder al servicio.
  • Esperan un esfuerzo de servicio a unos costes razonables.
  • Esperan del financiador que las cargas fiscales o cuotas para cubrir los costes asistenciales derivados sean mínimas.
  • Desearán que el gasto sea mínimo, como potencial usuario no será partidario de restricciones al servicio por causas presupuestarias.

La evaluación conjetural y el análisis de impacto regulatorio.

  • El control de los fallos del mercado y de los males públicos, si quiere ser eficaz, se desplaza mucho más hacia el control de los incentivos y los desincentivos de la acción humana que hacia al control de variables resultado, como el manejo de subvenciones, de subsidios, de la producción directa por parte del Gobierno y de las asignaciones presupuestarias.
  • Es necesario procurar en la formulación de reglas, normas y leyes, donde sea costoso infringir la regulación, fácil acatarla y poco costosa su administración.
  • Hay que determinar:
    • Lo que se quiere que hagan o no las partes que transan en el mercado.
    • La secuencia que relaciona la norma con la conducta deseada por parte de las partes que transan en el mercado.
  • La administración de la norma debe ser eficiente: sujeta a análisis costo / beneficios.

La situación actual.

Venezuela es un mito, debe pensarse que cuando un Gobierno se califica como socialista, sus indicadores de salud deben ser mejores que la de sus vecinos que no lo son y también la situación debe reflejar un mejoramiento en el tiempo.Salud 1

La realidad es otra, a pesar de la enorme cantidad de recursos financieros durante los últimos 16 años, los indicadores del país están por debajo de la media para América Latina y el Caribe. No solo es que esté por debajo es que en casi todos desmejoró.Salud 2

 

Observen con cuidado que el único indicador que refleja mejora se encuentra aún por debajo [5].

Controles de precios.

En materia de Salud existen dos sistemas de control de precios, uno el establecido en la Ley de Precios Justos y el otro el correspondiente a la resolución 294. La Providencia 294, es considerada de carácter temporal por el Gobierno Nacional, en tanto entraba en vigencia la Ley de Costos y Precios Justos, con lo cual se establecerían los precios basados en la estructura de costos de las clínicas, como lo establece la nueva Providencia 003 del año 2014, complemento de esta ley. Hasta ahora, existe una situación confusa, pues dependiendo de las circunstancias el Gobierno aplica una u otra.

 


Referencias.

[1] El riesgo moral es un concepto económico que describe aquellas situaciones en las que un individuo, por ejemplo, al estar asegurado deja de tomar precauciones. Selección adversa, son aquellas situaciones previas a la firma de un contrato, en las que una de las partes contratantes, no es capaz de distinguir la buena o mala calidad de lo ofrecido por la otra parte. Un incentivo perverso, acontece cuando tiene lugar un resultado no intencionado y no deseado que es contrario a los intereses de los propulsores del incentivo, la inamovilidad laboral, como no se puede despedir a un trabajador, éste asume comportamientos contrarios a los intereses de la organización.

[2] Venezuela 2016: esquemas para su evaluación. http://prosprev.com/2015/09/18/venezuela-2016-en-el-mundo-esquemas-para-evaluacion/

[3] Venezuela un país con asfixia regulatoria. http://prosprev.com/2015/10/05/venezuela-un-pais-con-asfixia-regulatoria-extrema/

[4] Manuales de dirección médica. http://www.editdiazdesantos.com/libros/catalogos/manuales-de-direccion-medica-y-gestion-clinica-C273.php

[5] Origen de la información presentada en las tablas.Salud 3

, , , ,

CapSoc2
11 Jul 2015 Read more
Galileo_before_the_Holy_Office
29 Apr 2015 Read more

Las ordenanzas municipales y la anti economía en Venezuela

Extracto.

Venezuela es un país con una severa crisis fiscal que también afecta a las alcaldías, en algunas la respuesta mas fácil ha sido modificar las ordenanzas municipales, subiendo las alícuotas de patente y comercio en niveles confiscatorios, sin darse cuenta se están deglutiendo el futuro, y mas importante, dañando la base económica local. Es usual que las alícuotas se presenten en tantos por mil, ya algunas alcaldías se ha rebasado los niveles de tantos por cien, con aumentos de mas de 700 %. Otra opción es la de la fiscalización intensa de manera de ajustar la alícuota modificando el objeto de la actividad económica hacia aquellas con mayor tributo o de encontrar cualquier evento que de lugar a sanciones y multas.

Adicción fiscal municipal.

El camino de menor resistencia.

La debilidad institucional y una creencia por parte de los gobernantes en Venezuela, al suponer que son dueños de algo y no representantes de una comunidad, son las fuentes de todo tipo de políticas públicas que lejos de procurar el bien público, se transforman en verdaderos males públicos. Es el camino de menor resistencia, para quien detenta poder discrecional, el cual le otorga impunidad y aureola de efectismo cuando formula providencias o actos de gobierno. Es así que sin la evaluación de las consecuencias y efectos secundarios algunas alcaldías en Venezuela han tomado la vía de modificaciones en las ordenanzas fijando alícuotas que tienen características confiscatorias.

El populismo.

Bajo el imperio de lo mediático se busca la justificación de cualquier desafuero bajo el supuesto de que los actos de gobierno por si mismo favorecen al pueblo, los gobernantes se la pasan a la caza de cualquier descontento popular para en responsabilizar a otros sobre sus causas, olvidando su propia responsabilidad. Por ejemplo, asociar el congestionamiento vial y el mal estado de la vialidad con aquellas actividades que precisamente son las que generan valor económico, empleo y crecimiento en una localidad, ni por pura casualidad analizan el problema para efectuar una correcta evaluación y formular políticas públicas. Ni mejoran la vialidad, ni formulan reglas e incentivos para reducir los efectos nocivos de la actividad económica, simplemente deciden aumentar los tributos sin enunciar los proyectos que van a financiar.

La adición al gasto

La adicción al gasto es una de las patologías mas funestas que sufren quienes tienen responsabilidades de gobierno en Venezuela, no existe en la anti economía pública la noción de escasez de los recursos cualesquiera que sean. Actualmente, en medio de una crisis económica, a algunas las alcaldías no se les ocurre utilizar la economía normativa para aupar el crecimiento económico y el empleo en su lar, sino golpear al sector productivo en su peor momento. No tienen el conocimiento, ni la capacidad y tampoco la creatividad para formular regulaciones que le proporcionen una fuente estable y creciente de tributos a la municipalidad en el tiempo, simplemente buscan extraer en el instante el máximo de renta de los contribuyentes, mas allá de su capacidad de pago. Es una suerte de cacería para modificar el objeto de la actividad económica del contribuyente hacia aquellos de mayor tributación, es también la fiscalización arbitraria en búsqueda de cualquier recurso para fijar sanciones, multas y extraer rentas.

Los principios de la formulación de los tributos municipales

El principio de la capacidad económica o de pago.

La formulación de una alícuota de una ordenanza municipal debe establecerse en función de la renta que se percibe de la actividad económica y de la capacidad de pago del contribuyente, de forma que la imposición resulte igualmente onerosa, en términos relativos, para cada contribuyente. En relación con la renta, la incidencia del tributo sobre el contribuyente tiene que ser igual para todos en términos de proporcionalidad (tamaño de la renta) y progresividad (variación en las escalas de renta). Las alcaldías en Venezuela no presentan en la formulación de sus ordenanzas el cumplimiento y justificación con base en los principios de proporcionalidad y progresividad. Las alícuotas son sobre montos fijos y no son variables según la capacidad de pago del contribuyente (no hay progresividad), y son diferentes entre contribuyentes del mismo ramo dependiendo de la localización administrativa de la sede de la empresa (la diferencia entre los tributos pagados por empresas con el mismo objeto social son diferentes dependiendo de su sede legal).

Eficiencia económica.

El sistema tributario no debe distorsionar la asignación eficiente de los recursos. Esto es, no debe inducir decisiones económicas en los agentes distintas a las que adoptarían en una situación de naturaleza competitiva. Ello significa que el sistema tributario no debe afectar negativamente la eficiencia económica y el buen funcionamiento de la competencia que la hace posible. La política fiscal debe evitar cualquier consecuencia involuntaria que perjudique el funcionamiento de unos en favor de otros y debe suprimir o atenuar las imperfecciones del mercado. La política fiscal debe estructurarse, tanto en su totalidad como en sus elementos constitutivos, de forma que no frene el crecimiento y pueda ejercer una influencia positiva sobre el mismo, si no alcanzase el ritmo adecuado.

Flexibilidad.

Hace alusión a la capacidad de adaptación rápida del sistema fiscal a las variaciones cíclicas y estructurales de la economiía. Remite, por tanto, a las respuestas estabilizadoras de la política impositiva con la finalidad de atenuar los ciclos económicos, y a las adaptaciones del sistema fiscal a los cambios económicos estructurales o de fondo (globalización, innovaciones económicas, etc.). La administración fiscal debe limitar su intervención en la esfera privada de los contribuyentes, y en el ejercicio de la libertad económica individual, al mínimo imprescindible, para la observancia de los principios presupuestario-fiscales y de justicia (considerados como de rango superior) y los asociados a las políticas de estabilización y crecimiento.

Justicia o equidad.

El sistema tributario debe responder a los criterios comúnmente aceptados de justicia en el tratamiento de los diferentes individuos. Estos criterios pueden adoptar dos perspectivas, la equidad vertical, que es el principio que dice que se debe tratar fiscalmente de forma distinta a personas que están en circunstancias diferentes. Y el de la equidad horizontal, que nos indica que a igualdad de circunstancias, el trato fiscal debe ser idéntico. La política tributaria debe alterar la distribución primaria de la renta provocada por el mercado, disminuyendo las diferencias de renta mediante la progresividad. La política fiscal debe evitar intervenciones fragmentarias y asistemáticas que favorezcan o perjudiquen injustificadamente a ciertos grupos económicos, sectores productivos o categorías de gasto, o la adopción de ciertas formas jurídicas.

Territorialidad[1]

El sistema fiscal representado en las ordenanzas municipales son tributos de carácter territorial, por lo que sólo puede causarse en el lugar donde se efectúa la actividad, esto es, en la jurisdicción del Municipio recaudador, independientemente del lugar donde esté domiciliado o ubicado el particular que realiza o ejecuta la actividad. Esta característica obedece al principio de territorialidad como límite de la imposición nacional, estadal o municipal, consagrado en el artículo 11 del Código Orgánico Tributario, según el cual: “las normas tributarias tienen vigencia en el ámbito espacial sometido a la potestad del órgano competente para crearlas”. Ahora bien, en la medida que las actividades comerciales, industriales y de servicios que realiza una empresa trasciendan los límites territoriales de un determinado Municipio, el principio de territorialidad se vinculará con los elementos objetivos del hecho imponible, como el lugar de la fuente productiva y la ubicación de la capacidad contributiva, entre otros, como lo ha expresado el Tribunal Supremo de Justicia, en sentencia de la Sala Constitucional del 6-07-2002, caso: Cervecería Polar del Centro, C.A., Vs. Municipio San Carlos del Estado Cojedes:

[…] el impuesto sobre Patente de Industria y Comercio posee carácter territorial, en el sentido de que el poder tributario municipal tiene como límite la jurisdicción a la cual se circunscribe el Municipio acreedor de dicho impuesto. En razón de lo anterior, para que un contribuyente efectivamente se constituya como sujeto pasivo del impuesto en estudio, debe existir una forzosa vinculación entre el territorio del Municipio exactor, y los elementos objetivos que hace nacer el tributo, tales como, el lugar de la fuente productiva y la ubicación de la capacidad contributiva, y no basado en datos personales como el domicilio o la nacionalidad del contribuyente que constituyen datos subjetivos asociados a cualidades personales del contribuyente, típicos de los impuestos personales a la renta o al patrimonio neto [….].

Alcaldía de Guacara variación entre el año 2014 y el año 2015

En un momento de aguda crisis económica en el país, con regulaciones de toda naturaleza para someter precios y costos, los gobiernos municipales no son el mejor ejemplo de cumplimiento de esas intenciones, en un solo año la Alcaldía de Guacara aumento en promedio los tributos en 426%, en algunos caos en 1011%.

Conficc1

El aumento de las alícuotas en las alcaldías tiene un efecto multiplicador, ya que afecta el ingreso bruto de los contribuyentes, si la inflación anticipada para el año es de 80%, el impacto de 426% de aumento en la alícuota impositiva es de 756% a nivel de recaudación. El inconveniente de una recaudación fiscal confiscatoria es que a la larga provoca la quiebra de las empresas y la reducción de la recaudación futura con todos los efectos socioeconómicos sobre la generación de valor económico y sobre el empleo.

Alcaldías de Guacara, San Diego y Valencia.

Tomando como referencia las Alcaldías de Valencia, Guacara y San Diego del Estado Carabobo, y elaborando una tabla de estadística descriptiva, se observa:

  • Una mayor presión tributaria en el caso de la Alcaldía de Guacara (media:1,20 miles por ingresos brutos), seguida por la Alcaldía de San Diego (1,20) y por último la Alcaldía de Valencia (0,69).
  • Un mayor sesgo y asimetría en las alícuotas en el caso de Guacara y Valencia en comparación con San Diego, esto significa que en el caso de Guacara el principio de neutralidad y eficiencia perjudica a unas actividades en relación con otras.Conficc2

La presión tributaria es tan grande en el caso de Guacara que puede alcanzar hasta un 52% del total de la utilidad, mucho mas que el propio impuesto sobre la renta.Conficc3

En Venezuela hay todo tipo de regulaciones económicas, entre ellas la Ley Orgánica de Precios Justos (LOPJ), que deja fuera de las tablas de costos importantes rubros a nivel de gastos (solo se reconoce el 12,5% de los costos de producción), gastos importantes para asegurar la generación de valor en las operaciones. Hay que señalar que las regulaciones son tan extensas y variadas en Venezuela que las empresas deben crear unidades administrativas y burocracia que suman gastos que en nada contribuyen con las operaciones, que a su vez no son reconocidas por la LOPJ.

Los tributos municipales estarían llegando a un nivel que podría considerarse confiscatorio para las actividades empresariales. Esta voracidad tiende a hacerse mayor en virtud de que el gobierno central, con dificultades fiscales, reduce o incumple con las transferencias que debe asegurar a los gobiernos municipales.Conficc4

Si construimos una tabla de resultados financieros de una empresa, ajustando la misma para cumplir con la Ley Orgánica de Precios Justos, para un caso hipotético y aplicamos las regulaciones tributarias mas importantes el resultado es el siguiente:Conficc5

“eppur si muove”

Venezuela un país dominado por la retórica mediática entre la anti política  y la anti economía, domina la escena todo tipo de propuestas económicas de naturaleza macroeconómica: desde la “dolarización”, la liberación del mercado (de bienes y servicios, de pagos externos,…), la disciplina fiscal y monetaria. Sin embargo, se deja fuera el contexto microeconómico y la existencia de todo tipo de regulaciones cuyos incentivos perversos, factores que de no corregirse en su origen como la debilidad institucional del país y la ausencia del análisis de impacto regulatorio,  en lugar de resolver problemas los agrava. El país reclama como mínimo, la autonomía e independencia de los poderes públicos de los unos con respecto de los otros, es condición necesaria, la presencia de contra poderes públicos que permitan el equilibrio y freno de decisiones arbitrarias sin consideración alguna de sus efectos colaterales directos e indirectos a través del mercado.

[1] http://www.eumed.net/libros-gratis/2009b/563/Impuesto%20sobre%20actividades%20economicas%20de%20industria.htm

, , , , ,