Tag Archives: Previsión

Una palabra tabú en Venezuela “especulación”

SOBRE EL TEMA DE LA ESPECULACIÓN

Introducción

En estas breves líneas se intentará explicar la palabra “especulación” desde la perspectiva de la Ciencia Económica, sobre su significado, sobre su forma perversa y sobre cómo solucionarla.

El significado

Se entiende que hay diferentes teorías sobre el tema, por la sencillez de explicación vamos a analizar el tema en una perspectiva Keynesiana. Para Keynes los sujetos económicos tienen tres razones para mantener saldos líquidos (dinero):

  1. Motivo transacción: Las personas necesitan mantener saldos de dinero para cubrir las compras de bienes y servicios para el sostenimiento del hogar: alimentos y bebidas, salud, vivienda, educación, transporte, recreación. Estas actividades deben ser cubiertas con un presupuesto de efectivo que genera lo que se denomina demanda de transacción.  abarca la liquidez necesaria para poder hacer frente a las transacciones cotidianas. No es un dinero sensible al interés sino al ingreso del individuo o familia.
  2. Motivo precaución: Es un dinero para enfrenar eventos imprevistos, tanto del lado del mercado como del propio sujeto económico, se estima en términos de ocurrencia de eventos sujetos a riesgo.
  3. Motivo especulación: Es el dinero que se preserva para invertir y depende de la tasa de interés, del estado de negocios, del entorno económico y sociopolítico. Es el excedente a la demanda con motivo transacción y precaución. La acción especulativa depende de la percepción y del sentido de anticipación de la persona.

Los efectos perversos

En Venezuela se tiene una aproximación errada de lo que se denomina economía de mercado. Se asume en lo ideológico que toda aspiración al enriquecimiento es “mala” y que se origina en la propiedad del capital. Sin embargo la acción humana demuestra que mas allá de la ideología, el ser humano posee inclinaciones perversas de poder que transcienden a su condición de clase social.

La humanidad a lo largo de la historia ha creado instituciones y reglas universalmente aceptadas para mejorar la condición moral del hombre. Es en el terreno de las reglas, mas específicamente de la moral donde está la clave, no en la economía de mercado, ni del capital, ni de los emprendedores.

La exposición a situaciones de incertidumbre creciente da lugar a acciones humanas de naturaleza especulativa. Cuando una persona hace frente a la incertidumbre, actuará guiada por su percepción y previsión de la realidad, toda vez que toma su decisión podrá errar si prevé incorrectamente la tendencia de los precios y tiene que vender barato algo que adquirió a un alto precio, así se premiará a los buenos previsores y se castigará a los malos. Todo acontece cuando de compra barato algo que se espera se venderá mas caro.

Cuando se está en presencia de mercados con control de importaciones, de administración de divisas, quien posee el poder de discernir sobre los controles se convierte en un actor importante en la trama de los efectos perversos especulativos, pues confiere a quien recibe la aprobación de importar o de administrar divisas un poder de monopolio, y todo poder de monopolio es extractor de renta. Quien posee poder de monopolio fija precios y condiciones que les son favorables frente a los compradores.

La extracción de renta o de excedente del consumidor se reparte entre quien tiene el poder discrecional y quien lo recibe, no tiene que ver con el mercado o con el capital, es un asunto de poder político e ideológico.

Los efectos perversos de la especulación se multiplican cuando del lado de la demanda prevalecen tasas de interés por debajo de la inflación y se emite dinero inorgánico.

La solución

El primer paso en la lucha contra la especulación es una autoridad monetaria que elimina la creación inorgánica de dinero.

El segundo paso. Si bien, la eliminación de la emisión inorgánica es la condición necesaria, sólo será suficiente cuando se fomenta la competencia, se reduce la información privilegiada entre los actores sociales y elimina el poder discrecional del funcionario público.

 

, , , ,

Gerencia bajo inflación y estancamiento (caso Venezuela)

Gerencia bajo Inflación y estancamiento (Caso Venezuela)

Los componentes del análisis

Dinámica: la secuencia macroeconómica del proceso inflacionario, se refiere al entorno o ambiente que precede la inestabilidad y la consolida.

Efectos: los impactos sobre las personas y las empresas.

Políticas gerenciales: las posibles respuestas para sobrevivir a la inflación e inestabilidad cambiaria.

 

La dinámica de la inflación

Dinámica interna

Inestabilidad sociopolítica: en todo proceso inflacionario se hace presente un conjunto de situaciones como protestas, violencia, pérdida de valores, reducción de la responsabilidad cívica y anarquía.

Caída de la eficiencia económica: como los precios suben todos de manera generalizada, el mercado pierde su capacidad auto reguladora para producir mas y mejor aquellos bienes y servicios que requiere la sociedad.

Expectativas deprimidas: Se propaga un clima social y empresarial de postración, donde la búsqueda de un rendimiento inmediato impide el funcionamiento correcto de la economía.

Disminución de la inversión: no hay alternativa solo se invierte de manera defensiva, es decir para mantener las condiciones mínimas de funcionamiento cuando cerrar no es una opción válida.

Desempleo: si las inversiones son defensivas y las expectativas se deprimen, no se aumenta el empleo y si hay inamovilidad laboral, cualquier renuncia no se remplaza.

Dinámica externa

Pérdida de competitividad externa: con una situación inflacionaria y una sobrevaluación del tipo de cambio (o de un rígido control de cambios), no hay posibilidades de exportar, mas bien se incentiva la compra de productos importados, mas baratos en términos relativos que cualquier producto nacional.

Fuga de capitales: todo control genera costos de transacción que no agregan valor, otorga un poder discrecional al funcionario público, con toda una estructuración de un cuadro de incentivos para la fuga de capitales como mecanismo de protección del capital.

Déficit de comercio externo: de esta manera con un sesgo a favor de las importaciones y una fuga de capitales, se crea además una crisis de pagos externos. De este modo es inevitable una devaluación a futuro.

Los efectos de la inflación

Intervención gubernamental: bajo la presión social centrada en soluciones efectistas del drama, la economía del voto y una sociedad sensible a los medios y a mensajes centrados en lo que quiere escuchar mas allá de la realidad, la política pública responde de manera igualmente efectista, por una parte con  controles de precios, del tipo de cambio y fijación arbitraria de salarios, y por otra parte, con gasto público y creación inorgánica de dinero. Resultado la demanda aumenta y la producción retrocede o se estanca: la inflación se alimenta a si misma, y si no la escasez.

Inflación inercial: al influjo de los medios y de una retórica política exacerbada, la respuesta de las masas es inevitable: anticipan compras de bienes y servicios que sin uso inmediato y con pérdida de eficiencia en el consumo. Del lado de la oferta, la idea de cuánto producir y cómo hacerlo en el futuro se distorsiona. Este impacto inercial acelera mas aun la inflación.

Deformación de la información económica y contable: la información contable se deforma, pues aún ajustando por inflación, tanto las estructuras de costo y la planificación financiera, los riesgos de predicción y de una mala administración aumentan. Sin una ganancia real, los impuestos sobre la base de ingresos nominales es mayor. Se desconocen los valores de reposición y se agudiza la pérdida por erosión monetaria por los saldos en disponible y cuentas por cobrar.

Descapitalización: al perder la confianza en el futuro se acentúa el atesoramiento: bienes y servicios, divisas, .., fondos que se retiran del disponible para invertir, sin uso para el consumo o para producir. A la larga desaparece el crédito o aumenta el costo financiero.

Los más afectados: Quienes tienen una posición acreedora neta (tienen mas gente que les debe que deudas con terceros). Quienes poseen una gran  proporción de activos viejos. Las empresa con sistema contable FIFO. Las empresas con períodos largos de producción. Quienes tienen renta fija

Las políticas gerenciales bajo inflación

El capital

  • El mantenimiento productivo total
  • La rotación mayor de inventarios
  • La reducción de equipos ociosos, personal y cualquier recurso que no agregue valor
  • Aptitudes y actitudes: hay que ser cuidadosos al extremo con el recurso humano, hay que sustituir a los buscadores de renta (gente que cree que el salario real es un derecho independiente de la productividad) por emprendedores (gente que prefiere un ingreso variable según desempeño).
  • La productividad y los salarios: una organización debe innovar y ser mas productiva, o a lo largo, los extractores de renta acaban con la misma.
  • La motivación y los incentivos al conocimiento: la clave de éxito (difícil pero no imposible) disponer de un talento humano orientado al desempeño.
  • La limitación del disponible.
  • La reducción del período de cobro.
  • La optimización del crédito en la tesorería.

Los recursos humanos

Los recursos financieros:

La información: una dirección estratégica inmune a la ilusión monetaria y a las emociones sin base objetiva.

  • El análisis coyuntural: precios , salarios, intereses y tipo de cambio.
  • El análisis conjetural: rivales, sustitutos, proveedores y clientes.
  • Si es una empresa familiar hay que mantener una aproximación de desempeño no destruya su productividad.

Mientras pasa la crisis:

  • Utilizar deuda si se tiene un alto poder de negociación o condición de indispensabilidad real frente a clientes y proveedores (condición necesaria).
  • Utilizar deuda si se tiene certeza de ventas reales (condición necesaria).
  • Utilizar deuda y recursos propios cuando en rendimiento ponderado supera la tasa de inflación anticipada más el riesgo país (condición necesaria y suficiente).
  • Acumulación estratégica de inventarios.
  • Reducción del crédito.
  • Redefinición de cartera de productos y servicios.
  • Control de costos y sobre todo de los gastos superfluos.
  • Eliminar productos, servicios, equipos, maquinarias y recursos para reasignarlos en la producción de bienes y servicios de alto rendimiento.
  • Aumentar las ventas por cliente, la frecuencia y el desarrollo de nuevos mercados y canales.

 

 

 

 

, , , ,

Desbordamiento inflacionario en Venezuela (Francisco J Contreras M)

Si para el primer trimestre la aplicación de modelos de análisis de series temporales a los datos proporcionados por el Banco Central de Venezuela, forzaron una corrección del reloj inflacionario en 5 puntos hacia abajo, la variación del mes de abril en 5,2% adelanta el minutero de la inflación en 11,63 puntos, anticipando que de no haber cambios en la política económica podríamos alcanzar un nivel de 41,63% de inflación al cierre de año.

El mes pasado comentamos que el futuro próximo de la inflación iba a estar atado a los siguientes eventos:

  1. Mayor liquidez monetaria;
  2. Estabilización de precios del petróleo;
  3. Racionamientos;
  4. Insuficiente aprovisionamiento de divisas;
  5. Momento electoral;

A ellos debemos añadir la radicalización del proceso político por parte del Gobierno, donde se está pasando de una fase de expropiaciones a otra donde la retórica gubernamental plantea la “recuperación de tierras y espacios” para el “pueblo”. El gobierno venezolano, desde su arribo al poder hace casi once años, siempre ha tenido una relación tirante con el sector privado y con la oposición, la diferencia en esta ocasión es que está afectando a industrias, a sectores del agro de comprobada eficiencia productiva, por lo cual la incidencia sobre la oferta interna es claramente negativa.

Todo iniciado en economía conoce que los procesos de devaluación dan lugar a creación inorgánica de dinero: el Gobierno ve crecer sus ingresos tributarios pero no como resultado de una mayor productividad y crecimiento económico, sino como producto de un malabarismo que multiplica sus ingresos porque por cada dólar que le ingresa ahora posee más bolívares para gastar, con lo cual aumenta la demanda pero no la oferta, el resultado más inflación.

La espiral inflacionaria se retro alimenta, al intentar compensar la pérdida de poder adquisitivo de los venezolanos, con aumentos de salarios que tampoco son producto de mejora de productividad o crecimiento económico, más combustible para el fuego, la gente posee más dinero en su bolsillo pero no por ello la producción es mayor, de nuevo más alzas de precios.

Pero para completar “el poquito que falta para el kilo de yuca”, el racionamiento de energía eléctrica y de agua, ya no es asunto meteorológico pues llegaron las lluvias y no hay señales creíbles de que ambos racionamientos toquen su fin, las consecuencias negativas sobre la productividad y la producción son prácticamente razonamientos tautológicos. La única manera de frenar la escalada es producir más de 100% con lo mismo y gastar menos del 100%, cuestión de aritmética simple.

La coyuntura económica muestra un paciente en “fibrilación”: inflación, aceleración en la cotización de los bonos soberanos, movimientos erráticos el índice de la bolsa de valores de Caracas, intensificación del debate político alrededor del tema. Evidentemente el cardiópata será sometido a “cardioversión eléctrica” medidas efectistas para apaciguar el momento, pero toda prescripción supone que el paciente admita el necesario adelgazamiento (gasto público productivo), reducción de estimulantes (dinero inorgánico) y sobre todo paz (los familiares, sobre todo el Jefe de la misma deben crear un ambiente de sosiego).

Mejorar la calidad de vida de este país llamado Venezuela pasa por asegurar un entorno favorable para el desarrollo equilibrado y equitativo, sin sobresaltos, sin falsas promesas. Es necesario un gran esfuerzo de todos en la lucha contra la pobreza y la postración social, hay que devolverle a este país la confianza de que por sí mismo puede transformarse en una gran nación que no le dará ningún tutelaje ideológico.

Hemos pensado que el impacto mayor de las medidas de ajuste cambiario (devaluación del cambio oficial desde 2,15 Bs/$ a 2,60 Bs/$ y 4,3 Bs/$) tendrá lugar durante el mes de mayo. La aplicación de modelos de evaluación econométrica ofrece los siguientes resultados:

Mes

INP

ACUM

ene-10

1,70%

1,70%

feb-10

1,60%

3,33%

mar-10

2,40%

5,81%

abr-10

5,20%

11,31%

may-10

5,87%

17,84%

jun-10

4,16%

22,74%

jul-10

3,11%

26,56%

ago-10

2,68%

29,96%

sep-10

2,18%

32,79%

oct-10

2,18%

35,69%

nov-10

2,14%

38,60%

dic-10

2,19%

41,63%

Los modelos no constituyen un oráculo o destino fatal, simplemente si las cosas siguen así es probable que terminemos con una inflación del orden del 42%.

, , , , , ,

El problema institucional venezolano (Econ. Domingo Sifontes)

 Profesor: Domingo Sifontes
dsifontes@uc.edu.ve
@dsifontes

Para nadie es un secreto que el país vive días difíciles, de mucha incertidumbre y posiblemente de desesperación. La actualidad política y económica del país genera un ambiente pesado, difícil de asimilar, que por más que se entienda, siempre producirá indignación.

La lista de problemas que los venezolanos enfrentan en la actualidad no es pequeña y si se intentan jerarquizar, se podría generar un problema adicional, sin embargo, hay uno de ellos que es de vital importancia para entender de mejor manera la situación actual del país y este es: el cumplimiento de la norma (enforcement).Si se asume la concepción de North sobre las instituciones, aquella que reza (palabras más, palabras menos): “son las reglas de juego que constriñen la conducta de los individuos”, la pregunta clave aquí es: si existen reglas de juego(porque en el país existen), por qué no se respetan?.

Responder esta sencilla pregunta puede llevar años de estudio y reflexión, sin embargo, se intentará dar una breve aproximación para lograr entender cómo y por qué en un país rico en recursos naturales y donde la gente cree que es cheverísima, las normas formales, es decir, las leyes NO SE CUMPLEN.

Cualquier análisis al respecto, pasa por entender la noción de los incentivos en la generación de políticas públicas de cualquier tipo. En economía se afirma, sin ninguna duda y sin ningún pudor, que los agentes responden a incentivos. Esto quiere decir que la gente no es ni buena ni mala per se, con lo cual, para que las normas se cumplan hay que generar INCENTIVOS. En Venezuela los conductores no respetan los semáforos porque es muy barato no hacerlo, existen actos de corrupción porque sencillamente NO HACERLO es mal negocio, se incrementan los robos y el homicidio porque realmente la impunidad abarata los costos de este tipo de delitos.

Hacer cumplir las normas establecidas es el gran reto que todo gobierno a cualquier nivel: municipal, regional y nacional tiene en este país. Esta visión reconoce entonces que en efecto el problema no son las leyes, sino, la gente y los incentivos que se generan para el no cumplimiento de la misma. Sin embargo, hay que tener claro lo siguiente: la ley puede ser perfecta pero si no se cumple, no sirve de nada, entonces aquí el problema es la gente. Por otra parte, puede ser que la norma genere incentivos perversos y que el mismo cumplimiento de la norma permita comportamientos socialmente criticables, en este caso, el problema no es la gente sino la norma.

Si se parte de la idea que las leyes son las adecuadas para el objetivo que se establecieron, entonces, queda la gran pregunta ¿cómo hacer que se cumpla? ¿Por qué en Venezuela, generalmente la ley es letra muerta? Desde la óptica de los incentivos, la respuesta es: elevar los costos de transgredir la norma es la vía para que esta se cumpla. La forma de hacerlo, es una discusión de política pública como tal, es decir, de diagnóstico del problema y diseño-aplicación de soluciones. En este sentido, es IMPORTANTÍSIMO, entender bien el problema que se intenta resolver, lamentablemente Venezuela ha sido un experimento en el campo de políticas públicas y generalmente se intenta RESOLVER UN PROBLEMA SIN ENTENDERLO.

El no cumplimiento de la norma es uno de los tantos problemas institucionales que afectan al país, comenzar por estudiar seriamente ese aspecto sería un gran comienzo para poder pensar que las cosas en este país pueden cambiar, de lo contrario la indignación aumentará cada día más.


, , , ,

Con motivo de aumento salarial

El aumento salarial no puede ser visto de manera aislada, tiene que serlo en un contexto más amplio donde reflexionemos sobre su interrelación con el crecimiento económico, el desempleo y la pobreza. En nuestra perspectiva los aumentos salariales por decreto son tan solo un paliativo que se utilizan mientras se diseña una verdadera política económica de mediano y largo plazo. Igual que la droga para el adicto que disfruta instantes de ilusión mientras se daña física y espiritualmente, el gobernar por decreto crea ilusiones en el pueblo que a la larga destruyen su capacidad de asombro y sufrimiento, y hace a los gobernantes mas adictos al poder discrecional, olvidando que una Gran Nación no se construye con unos pocos sino con todos.

Desde mediados de los setenta hasta el presente hemos tenido inflación y más inflación, aumentos y más aumentos de salarios por decreto, en una carrera sin fin en la cual los salarios jamás alcanzan el ritmo de los precios. Por otra parte, es asombroso como en los últimos tiempos Venezuela resulta ser uno de los pocos países de América Latina donde ha sido imposible alcanzar estabilidad monetaria y cambiaria.

El sentimiento de postración social e individual del venezolano se profundiza más aun con las dificultades para encontrar un empleo estable y permanente en el sector productivo. El empleo se mantiene a duras penas gracias a decretos de inamovilidad laboral, cada más frecuentes, de hecho permanentes. Quien dude de la situación de crisis de los venezolanos puede constatarlo con sus propios ojos en las calles de las ciudades, donde pululan toda clase de indigentes mujeres, niños, ancianos, jóvenes, al acecho bien para cuidar carros, pedir limosnas o para apropiarse de algo que no le es suyo.

Más temprano que tarde la gente percibirá que aun cuando sus ingresos aumentan por decreto, paradójicamente compran menos que cuando ganaban menos, pero agarrando aunque sea fallo y después veremos. Así la inmensa mayoría se proletariza, se hunde económicamente y acelera su tránsito hacia la miseria, de nuevo el protagonista de nuestra conversación: la pobreza. Hay que entender que un aumento salarial no compensado con productividad se convierte en alza de precios, la única forma de aumentar el poder adquisitivo de la gente es produciendo mas, con crecimiento económico, pues no se puede repartir lo que no existe.

El aumento salarial se traslada a los precios de los bienes y servicios, con cada aumento de precios aumenta la presión tributaria, como las empresas son agentes de retención, se generan impuestos adicionales, más ISLR más IVA, la recaudación es mayor. Se genera mayor tributación con menor poder de compra, es por ello que la inflación se transforma en una manera mas de arrebatarle poder de compra del bolsillo al venezolano, hay que convencerse de que la inflación es un impuesto más, pues permite transferir recursos desde nuestros bolsillos hacia el fisco.

Cualquier iniciado en economía sabe que si el gobierno gasta más allá de sus ingresos, es inevitable la inflación y que si además ese gasto no se orienta a la inversión y se asigna discrecional y caprichosamente, tendremos no solo inflación, sino también desempleo. Hay que tomar conciencia de que ningún aumento salarial por decreto compensa el deterioro ocasionado por la inflación acumulada, todo lo contrario la agudiza. Los verdaderos aumentos en el poder adquisitivo se alcanzan cuando en un país aumenta la inversión, el empleo y la productividad, lo demás es pura ilusión, y estos eventos solo ocurren si hay confianza, gasto público productivo e instituciones.

, , , , , , , ,